0 Liked

Aprendiendo De José

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad)”, al comenzar la conclusión de la historia de José. Confío en que la haya disfrutado. Ahora que, prácticamente, hemos terminado nuestro recorrido por esta historia, vamos a detenernos esta mañana para echar un vista atrás y entresacar algunas joyas de la vida de José.

¿Qué es lo que significa esto para usted hoy? Significa que deberíamos aprender de aquellos que se fueron antes que nosotros. Si nos pudiéramos sentar a platicar con José, estas son algunas de las cosas que creo que él nos diría:

1.  El sueño de Dios para su vida siempre sera demasiado grande para que usted lo lleve a cabo sin Él.

a)  Cuando Dios le revela Su sueño para su vida (su destino) casi sonará como demasiado bueno para ser verdad, pero es verdad. Su trabajo es simplemente responder con un “¡Yo lo creo!”, “¡Yo lo recibo!”, y “¡Gracias!

b)  El sueño de Dios siempre requerirá que Dios se involucre. Si es algo rápido que usted puede hacer Sin Él, entonces es más una orden o una instrucción, que un sueño. El sueño de Dios siempre será más grande que su habilidad.

c)  Dios no le dará todas las respuestas de inmediato. Es por eso que usted necesita fe.

2.  Usted nunca cumplirá con su destino divino si no está dispuesto a cambiar.

a)  José tuvo que dejar la casa de su padre para poder experimentar lo que era la casa de Potifar, él tuvo que dejar la casa de Potifar, para poder experimentar lo que era la prisión, y él tuvo que dejar la prisión para experimentar lo que era el palacio al fungir como Primer Ministro de Egipto.

b)  El cambio es necesario para el progreso, el crecimiento y el mejoramiento. Usted no puede crecer sin haber cambiado antes.

c)  El cambio divino está diseñado para prepararlo para su destino divino.

d)  El cambio divino está diseñado para ayudarle a que se identifique con su identidad divina.

3.  Dios lo impulsará a cambiar para despojarse de lo viejo y llevarle a lo nuevo.

a)  Cambiar es incómodo porque requiere que cambie lo familiar por lo desconocido.

b)  Para maximizar su propósito y potencial usted tendrá que familiarizarse con lo desconocido.

c)  Todo en su mente quiere quedarse en lo familiar y todo en la mente de Dios le llevará a lo desconocido.

d)  Usted debe sentirse cómodo con cierto grado de incomodidad.

e)  Dios le llevará a lo desconocido para que toda su confianza esté puesta en Él.

f)  El proceso está diseñado para deshacerse de todo aquello que le impide tener éxito.

g)  Dios le llevará a desconectarse de las actividades y de la gente que no van en su nueva dirección. Él lo hace porque sabe que si se aferra a ellos, lo van a detener.

4.  Usted se enfrentará a oposición en el camino a su destino.

a)  Si Dios va a usarlo de una forma poderosa, usted debe esperar que encuentre oposición. Satanás no se va a sentar a ver cómo Dios le usa a usted para cambiar al mundo.

b)  Dios puede usar la oposición para ayudarle a que se desarrolle y cambia en la persona para la que nació.

c)  A menudo Dios aprovecha los problemas a los que usted se enfrenta para enseñarle a depender de Él.

d)   El nuevo crecimiento requiere cambios e involucra tanto ganancias como pérdidas. Muchas personas no quieren experimentar ganancias porque le tienen miedo a las pérdidas.

e)   Entre más se desarrolle, usted se parecerá más a Dios. ¡El objetivo de Dios es llevarle al punto en el que la gente lo vea a usted y en realidad lo vean y escuchen a Él!

Declaración de Fe: Padre, Te doy gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento a vivir por fe. Tú trazaste planes para mí desde antes que el mundo comenzara. Tus planes son bueno plane; planes para bendecirme y para usarme para Tu gloria. Cuando me revelas Tus planes, honestamente Padre, a veces se ven demasiado buenos para ser verdaderos. Pero yo sé que son verdaderos. Yo soy un creyente y no uno que duda, así que acepto Tus planes por fe. Mi confesión es: “¡Yo creo….yo recibo….y Te agradezco!” Yo acepto Tus planes para mi vida. Yo los acepto porque Tú me has desarrollado por Tu inmerecida gracia. Yo luego los procuro por medio de mi fe. Al hacerlo, yo sé que necesitaré cambiar. Yo sé que necesitaré desarrollarme. Yo sé que necesitaré ser procesado. Estoy listo para ello. Caminar contigo requiere un cambio constante. Tú nunca me dejarás que me sienta muy cómodo. Tú siempre me estás empujando para que llegue al siguiente nivel, porque Tú quieres que me desarrolle a la imagen de Tu Hijo Jesús. Por fe yo declaro que llegaré a ese punto—al obedecer y estar abierto al cambio y al estar dispuesto a renunciar a personas y lugares —para poder ser TAL COMO ES JESÚS. Así como es Jesús, así soy yo en este mundo. ¡Cuando la gente me mire y escuche, ellos Te verán y escucharán a Tí! No por mi bondad, sino gracias a Tu gracia. ¡Yo declaro esto por fe! En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.