0 Liked
  • October 27, 2014
  • Comments are off for this post.

Bendiciones Naturales y Espirituales

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” José estaba en una buena posición, era favorecido por Dios y se puso a trabajar. La Biblia dice, “Todos esos años, José recogió todas las cosechas que crecieron en Egipto y guardó en las ciudades el grano de los campos aledaños” (Gen 41:48 NTV).

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos:

 

  1.  Dios puede darle sabiduría y conocimiento sobrenaturales por Su gracia. Durante los primeros siete años en su puesto de Primer Ministro todo fue tal y como Dios se lo había revelado a José –un tiempo de abundancia. La tierra produjo montones de grano y Dios le dio gracia a José para idear un plan de almacenar una porción del grano en sitios estratégicamente colocados a lo largo del país. En lugar de construir una sola reserva nacional en un lugar, lo cual requeriría un systema elaborado y complejo de distribución, José se centró en ciudades específicas a lo largo del país para poder usarlas como centros regionales de distribución durante los años de hambre por venir. Cada ciudad recolectó una porción de la abundancia y la nación se preparó para la hambruna que se venía. La gracia y sabiduría de Dios sobre José harían de Faraón y de Egipto abundantemente prósperos durante el tiempo en el que otras naciones estuvieran desprevenidos. Lo mismo que Dios hizo por José, lo puede hacer por usted en cualquier tipo de trabajo en el que usted esté.
  2.  La Bendición de Abraham está a su alcance. Algunos creyentes hoy en día piensan que Dios, Su bendición, y Sus favores son para cosas como la iglesia, estudios Bíblicos, proyectos caritativos, y cosas similares. Ellos piensan que la sabiduría de Dios solamente está disponible para los predicadores o maestros que necesitan interpretar las Escrituras Bíblicas para sus sermones o sus clases. O piensan que el favor de Dios está sobre ellos para activididades como ser un ujier, cantar en el coro, o ayudar en la iglesia. Dios es mucho más grande que eso. No limite a Dios a lo que sucede los domingos por la mañana. Usted debería ir a la iglesia para aprender a cómo VIVIR POR FE diariamente. Dios bendijo a Abraham con riqueza material y físicamente con un hijo, al punto de permitirles ser padres aunque su edad fértil había pasado hacía mucho tiempo. Dios bendijo a Isaac para cosechar al ciento por uno de lo que había sembrado en medio de una gran hambre. Dios bendijo a Jacob para que hiciera más dinero en un año, cuando empezó a actuar por fe, que lo que había hecho en los 20 años antes trabajando para Labán. Dios bendijo a José para que prosperara como esclavo y como prisionero. Como esclavo José vivía mejor que la mayoría de los hombres libres. Luego Dios le concedió favor para con el Faraón, y fue ascendido de prisionero a Primer Ministro en un instante. Por la gracia de Dios José hizo al Faraón y Egipto tremendamente ricos. Nada de lo que he mencionado tiene algo que ver con cantar himnos o vestirse con túnicas de corista. Este es un Dios real tratando con gente real, con problemas reales, en el mundo real, y Dios impartió Su bendición real. La Bendición que describí es conocidaa como La Bendición de Abraham. Esta no es una bendición espiritual. Abraham nunca sanó a nadie, ni habló en lenguas nuevas o espirituales de ninguna forma. Dios bendijo a Abraham con bendiciones naturales (bendiciones terrenales). ¿Sabe qué? Cuando está EN CRISTO, no solamente tiene La Bendición de Jesús (la cual es espiritual), sino que también tiene la Bendición de Abraham (la cual es natural). Ambas son puestas a su alcance a través de Jesucristo (Vea Gal 3:29).
  3.  Dios está interesado en bendecir la obra de sus manos. No limite su fe a los domingos por la mañana. Dios puede bendecir la obra de sus manos en cada área de su vida. Si usted es un Ingeniero Dios puede darle la sabiduría para diseñar el más complejo sistema en su campo. Si usted es un Médico, Dios puede darle la sabiduría para diagnosticar algo que el conocimiento de los libros no le enseñó. Si usted es un Comandante del Ejército, Dios puede darle la sabiduría para guiar y la gracia para la protección sobrenatural de aquellos a quienes guía. Si usted trabaja en su hogar, Dios puede darle la sabiduría para nutrir, entrenar y desarrollar a sus hijos en el camino de la justicia. ¡Sea lo que sea que haga, con Dios, lo puede hacer mejor! José aportó el deseo de trabajar con la actitud correcta, y Dios proveyó la gracia para que la obra de sus manos fuera exitosa. Todo lo que hacía José era bendecido, porque Dios lo bendecía. Pero José aun tuvo que aportar el deseo de trabajar y la actitud para hacer lo que hacía con humildad y gracia. Así que mi mensaje para usted en esta mañana es muy simple: Mantenga la actitud correcta, póngase a trabajar, y espere a que Dios bendiga la obra de sus manos.

 

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento a vivir por fe. Tú eres Espíritu y quieres comunicarte conmigo de Espíritu a Espíritu. Es por esto que pusiste Tu Espíritu EN mí cuando Nací de Nuevo. El Espíritu Santo me guía, dirige y ordena. Pero esta dirección no está limitada a los Domingos por la mañana. Lo que hago en la iglesia está muy bien, pero aquello a lo que me llamaste a hacer fuera de la iglesia es aun mejor. Tú quieres que me vuelva un conducto de Tu amor y una luz en el mundo. Tú quieres que la gente VEA A JESÚS cuando me ve, y yo declaro que lo harán. La gente puede ver Tu mano completamente sobre mi vida. Todo lo que hago es bendecido. No solo cuento con la Bendición de Jesús obrando en mi vida, con la que obro con un poder sobrenatural sobre el reino de la obscuridad, sino que también tengo la Brendición de Abraham obrando en mi vida. La Bendición de Abraham es una bendición natural. Yo pongo mis manos a la obra y Tú bendices el fruto de ellas. Yo comienzo cada día con una actitud correcta y Tú me bendices para poder experimentar el éxito divino en todo lo que hago. Tú me das el un conocimiento por revelación que nunca había recibido a través de la educación. Tú me das descargas del cielo —que llenan mi mente con sabiduría, percepción, revelación, conocimiento y entendimiento sobrenaturales – que me dan una ventaja en el trabajo. La gente no sabe de dónde obtengo mis respuestas, pero seguramente pueden ver que hay algo especial acerca de mí. Yo soy Tu hijo, trabajo para Tu gloria, y Tú me bendices para obrar de forma espiritual y natural diariamente. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.