1 Liked

Como Jesús Es (7ma Parte)

Hoy continuamos con nuestra nueva serie titulada “¡Dios te ama!“, bajo el tema general de “El Año de la Manifestación Sobrenatural.” Espero que te esté gustando esta serie. Hemos estado estudiando el pasaje de 1 Juan 4:16,17 durante varios días. Hoy vamos a estudiar el pasaje de Gálatas 5:6, haciendo énfasis en la fe; la fe que funciona por medio del amor.

El Apóstol Juan dijo:

 

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.

1 Jn 4:16,17 RV60

 

El Apóstol Pablo dijo:

Pues, una vez que depositamos nuestra fe en Cristo Jesús, de nada sirve estar o no circuncidado. Lo importante es la fe que se expresa por medio del amor.

Gálatas 5:6 NTV

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Cómo funciona la fe (un breve repaso).

a) La fe no se trata de que le digas a Dios lo que debe hacer, porque créeme, no puedes hacerlo. La fe no se trata de tomar una porción de las Escrituras y declararla una y otra vez, ordenando a Dios que la realice en tu vida, como si Dios fuera tu sirviente y estuviera a tu entera disposición. No, la fe se trata de estar de acuerdo y someterse a la voluntad de Dios.

b) Vivir por la fe consiste en morir a diario, someter tu voluntad a la voluntad de Dios, aceptar lo que Él quiere hacer en ti, contigo y a través de ti, por su gracia, y luego procurarlo por medio de la fe. Esto no puede hacerse solo en tu mente. Tú no mueres a ti mismo en tu cabeza. Tú mueres a ti mismo en tu corazón.

c) La fe se trata de recibir la revelación de la voluntad de Dios para tu vida, aceptarla, creerla en tu corazón y luego procurarla por medio de tus acciones, incluso cuando no tenga sentido para los demás. Vivir por fe es elegir vivir según la realidad que Dios te revela en Su Palabra y en tu corazón, incluso cuando la realidad que ves con tus ojos físicos te golpea en la cara. Esto es elegir vivir por fe y no por vista.

 

2.  La conexión entre el amor de Dios y tu fe.

a) Somos llamados y se nos ordena caminar y vivir por fe. La fe obra por amor (Gal 5: 6). Esto no significa que tu fe funcionará cuando perfeccionas tu caminar en amor (que es lo que yo solía pensar). Porque esto haría que el poder de tu fe dependiera de la santidad de tu desempeño. Créeme, eso no te llevaría a ninguna parte. No puedes ganar la bondad de Dios. ¡Lo que Pablo realmente estaba enseñando es que tu fe funcionará cuando estés convencido de que Dios te ama!

b) La fe se reduce a la confianza en Dios y Su Palabra. Vivir por fe significa que estás viviendo tu vida con base a lo que lees en la Biblia y lo que Dios te revela por medio de Su Espíritu. Aquí es donde entra el amor. Cuando estás convencido de que Dios te ama incondicionalmente, puedes confiar en que Él hará lo que dijo que haría en tu vida. Porque en ese punto, tu confianza no está en tu desempeño. Tu confianza está en la dedicación de Dios hacia ti y en los planes que hizo para ti desde antes de que el mundo comenzara.

c) Si realmente quieres vivir una vida de fe, debes abrazar por completo el amor de Dios en tu corazón.

d) La fe funciona por amor. La fe funciona cuando estás convencido de que Dios te ama y que Él quiere usarte basado únicamente en Su gracia y no en tu desempeño.

e) Jesús estaba tan convencido de que el Padre lo amaba, que confió lo suficiente en el Padre como para decir: “No se haga mi voluntad, sino la tuya“. Con esas palabras, Jesús murió en Su corazón hasta el punto en que voluntariamente aceptó la cruz por nosotros, confiando en el plan del Padre, aunque le iba a costar mucho dolor natural. Así es como se supone que debemos vivir.

f) ¿Confías lo suficiente en Dios como para poner Su voluntad por encima de la tuya? ¿Estás tan convencido del amor de Dios por ti que aceptas voluntariamente Su voluntad y la sigues por fe, incluso cuando va en contra de lo que querías hacer? Eso, mi amigo, es estar viviendo por fe.

g) Cuando estás convencido de que Dios te ama con un amor incondicional, y que Él te ve de la misma forma en la que Él ve a Su propio Hijo (Jesús), entonces tienes la fe para creer lo invisible, perseguir lo imposible e intentar lo sobrenatural. No porque te lo merezcas, sino porque Dios te ama.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un año de Gran Victoria para mí. La revelación de Tu amor por mí me está cambiando de adentro hacia afuera. Tú me amas al igual que Tú amas a Jesús. Me amas porque eres muy bueno y no porque yo lo sea. Acepto Tu amor. Yo creo en Tu amor. Yo abrazo Tu amor. Soy cambiado por Tu amor. Vivo mi vida por fe. Mi fe está enraizada y basada en el hecho de que Tú me amas. Tu amor incondicional alimenta mi fe. Porque sé que me amas, soy capaz de creer lo invisible, perseguir lo imposible e intentar lo sobrenatural. ¡Tal como Jesús es, así soy yo en este mundo! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! ¡Ponla por Obra y Mejora!