0 Liked

Comprensión Divina

Esta mañana continuamos con nuestra nueva serie titulada “Enfoque Refinado”, con una mini-serie dentro de ella, titulada “Concentrándose en La Palabra“. Estamos recorriendo la primera mitad del Salmo 1. Regresemos a este pasaje. La Biblia dice:

 

(Salmo 1:1-3 RV60) “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.”

 

(Salmo 1:1-3 ERV) “Las grandes bendiciones pertenecen a aquellos que no escuchan los consejos del mal, que no viven como pecadores, y que no se unen a los que se burlan de Dios. En lugar de ello, ellos aman las enseñanzas del Señor y piensan en ellas de día y de noche. Así que ellos crecen fuertes, como un árbol plantado junto a un arroyo, un árbol que produce fruto cuando debe y tiene hojas que nunca se caen. Todo lo que hacen tiene éxito”.

 

Hoy vamos a continuar estudiando la línea: “Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas“, o “ Así que ellos crecen fuertes, como un árbol plantado junto a un arroyo.”

 

¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Salomón fue el hombre más sabio que ha vivido en la tierra (después de Jesús). El dijo: “¡Adquirir sabiduría es lo más sabio que puedes hacer! Y en todo lo demás que hagas, desarrolla buen juicio.” (Prov 4:7 NTV). Otra traducción dice: “La sabiduría es lo principal; adquiere sabiduría; y con toda lo que obtengas obten entendimiento.” Como creyentes nuestro objetivo debe ser para caminar en la sabiduría de Dios todos los días. El primer paso para hacerlo es conseguir la comprensión. Si no podemos entender lo que Dios nos está diciendo nunca podremos aplicar la sabiduría que Él está tratando de impartirnos.

 

2.  Nunca podrás maximizar lo que no entiendes. Busca la comprensión primero. Una comprensión clara te permite aplicar lo que has entendido. Cuando lo hagas, estarás actuando con sabiduría. La sabiduría es la aplicación del conocimiento.

 

3.  El exceso te hace prosperar. Un exceso de la Palabra es el resultado de meditar en ella de día y de noche.

a.  El árbol que se describe en el Primer Salmo es un árbol que está prosperando PORQUE tiene una fuente de agua constante.

b.  Cuando un árbol necesita agua, la primera agua que recibe cubre esa necesidad. El árbol está en una fase de supervivencia, por lo que la primera agua que recibe se utiliza para hacer frente a lo que el árbol necesita para sobrevivir. Sin embargo, una vez que se satisface la necesidad inmediata y el árbol sabe que va a sobrevivir, el agua adicional va a ayudar al árbol a prosperar. Es en este punto que un árbol producirá hojas y frutos en abundancia.

c.  ¡El árbol del Salmo 1 es un árbol que crece, no sólo sobrevive, porque el agua nunca se detiene! Esta es la imagen que el Salmista nos pinta del creyente que medita de día y de noche en la Palabra de Dios.

d.  Cuando tienes la Palabra de Dios en tu mente todos los días y durante todo el día, ¡no sólo sobrevives sino que prosperas!

 

4.  El objetivo del creyente no es sólo recibir comprensión a nivel superficial de la Palabra de Dios, sino aplicar la revelación de la Palabra. No entenderas la revelación detrás de una Palabra de Dios con sólo escucharla o leerla una vez. Pero a medida que meditas en ella – una y otra y otra vez – el Espíritu Santo va a presentar, descubrir y revelar las capas y capas de la Revelación detrás de la Palabra. Es en este punto que realmente puede recibir comprensión divina y caminar en la sabiduría divina.

 

5.  La comprensión es la clave para tu prosperidad en Cristo Jesús.

a.  La primera vez que recibes una Palabra de Dios tú simplemente tratas de obtener la comprensión de lo que Dios dijo. Si lees Marcos 4 verás que Jesús compara la Palabra a las semillas y el corazón al suelo. La primera vez que recibes la Palabra tienes la Palabra sembrada en tu corazón, pero no tienes una comprensión aún.

b.  Jesús explicó que mientras que estás tratando de comprender la Palabra sembrada en tu corazón, satanás lucha en tu contra. Satanás no quiere que obtengas la comprensión. Él traerá problemas y persecución POR RAZÓN DE LA PALABRA(ver Marcos 4:17).

c.  Mientras que estamos tratando de comprender lo que Dios dijo, satanás está provocando problemas A CAUSA de lo que Dios dijo. Si no consigues entender la Palabra, PERDERÁS la Palabra. Jesús dijo: “Las semillas que cayeron en el camino representan a los que oyen el mensaje del reino y no lo entienden. Entonces viene el maligno y arrebata la semilla que fue sembrada en el corazón.” (Mateo 13:19).

d.  Para poder andar en victoria divina debes obtener la comprensión de la Palabra. Pero nunca tendrás una verdadera comprensión a menos que medites y te mediques en la Palabra que recibe de Dios.

e.  ¡Si quieres caminar en la bendición y experimentar lo mejor de Dios debes meditar en la Palabra día y noche!

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año, concentrándome en Tu Palabra. Yo quiero ser como el árbol descrito en el Salmo 1; un árbol que tiene una fuente de agua que nunca se agota. Soy como ese árbol. Mi fuente de agua es Tu Palabra. Tu Palabra nunca se agota en mi vida, porque YO DECIDO meditar y medicarme en ella de día y de noche. No solamente recibo Tu Palabra para sobrevivir. Tengo un exceso de la Palabra en mi vida y prospero a diario. La Palabra es la semilla incorruptible. Se siembra en mi corazón. Sé que satanás traerá problemas y persecución A CAUSA DE la palabra, pero eso está bien. No me preocupa. No me hace vacilar. No me conmociona. No estoy desesperado. Yo medito en Tu Palabra y adquiero sabiduría. Cuando tengo la comprensión satanás nunca puede arrebatar la Palabra de mi corazón. Tu Palabra produce fruto en mi vida. ¡Como el árbol del Salmo 1, yo doy mi fruto en mi tiempo, mis hojas no se marchitan y todo lo que hago tiene éxito! ¡Declaro esto por fe! En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.