0 Liked

Convirtiéndote en Alguien en Quien Dios Puede Confiar

(Lee Marcos 5:25-37)

 

Esta mañana continuamos nuestra serie, “La gracia que es simplemente increíble”, continuando nuestro mini-serie titulada, “El éxito basado Grace (Prosperidad)”  En nuestro mensaje anterior aprendimos qu Jesús resucitó a una niña de entre los muertos. Había fe viva para una situación sin salida. Pero antes de que Él hiciera el milagro, Jesús hizo algo que mencioné en nuestro mensaje anterior y que quiero explicar con más detalle hoy.

Jesús sabía que la situación iba a ponerse difícil cuando llegaran a la casa. Sabía que habría dolientes que iban a estar ya en modo de duelo al máximo. Él sabía que tenía que rodearse de personas de fe. Así que Jesús le prohibió a la multitud y a nueve de sus discípulos que siguieran adelante. Los únicos discípulos que Jesús tomó con Él eran de su círculo íntimo: Pedro, Jacobo y Juan. Y cuando llegaron a la casa, Jesús preguntó a todas las personas que no eran capaces de creerle a Dios para un milagro. Fue entonces, y sólo entonces, cuando todo el mundo se había ido y Jesús estaba rodeado de personas de fe, que Él hizo como Jairo declaró. Jesús tocó el cuerpo de la niña, ella volvió a la vida, se levantó y caminó alrededor. Ya te dije ayer que cuando la presión esté sobre ti, debes de rodoeart de personas de igual-preciosas-fe.

 

¿Qué es lo que esto significa para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

 

1.  Hay que estar disponible para Dios. Pedro estaba lejos de ser perfecto, pero él siempre estaba dispuesto, y por ello, rápidamente se convirtió en parte del círculo íntimo de Jesús.

 

 

2.  Supera el miedo al fracaso. Pedro cometió grandes errores, fracasó en múltiples ocasiones, pero también tuvo grandes éxitos porque él no tenía miedo de intentarlo.

 

 

3.  Juégatela. Pedro fue el único discípulo que intentó siquiera salir de la barca cuando Jesús vino caminando sobre el agua. Como resultado, él fue el único que hizo lo mismo que hizo Jesús. Tú nunca vas a caminar sobre el agua si no sales de la barca. Nunca vas a conectar un homerun si no haces swing con el bate. Nunca vas a hacer un tiro si no lo intentas. Pedro no era perfecto, pero Jesús lo quería a Su alrededor cuando la situación se tornó difícil, porque Pedro no tenía miedo.

 

 

4.  Se tú mismo. Pedro audazmente declaró que nunca negaría a Jesús, y él terminó haciéndolo tres veces. Pedro valientemente defendió a Jesús cuando estaba siendo detenido, cortando la oreja de un hombre con su espada. Jesús colocó la oreja de nuevo y reprendió a Pedro, pero estoy seguro de que Jesús se rio un poco con esto. Mi punto es que Pedro cometió un montón de errores, pero siempre fue él mismo, y Dios fue capaz de utilizarlo por eso. Dios te usará cuando dejes de tratar de ser otra persona.

 

 

5.  Demuestra que eres digno de confianza. Pedro pudo haber cometido muchos errores, pero Jesús confiaba en él. Cuando la presión estaba aumentando, cuando la vida de una niña estaba en la línea, cuando la muerte ya se había apoderado de su alma, Jesús quería que Pedro estuviera en la habitación. ¿Te querría a ti en la misma situación? ¿Se puede confiar en ti? Tú no tienes que ser perfecto, pero sí tienes que ser digno de confianza.

 

 

6.  Tú tiene una parte. La gracia es la parte de Dios. Él ya te ha dado todo lo que necesitas para convertirte en la persona para la que te trajo al mundo. Pero tú tienes también una parte. Tú debes desarrollar tu fe. Debes demostrar que eres digno de confianza. Tú debes ser leal a Dios. Tú debes desarrollar un carácter piadoso. Recuerda, Dios ya te ha dado la gracia para hacer todo esto, pero debes estar dispuesto a hacerlo. Si estás dispuesto, por la gracia de Dios, serás capaz de hacerlo, ¡y así como tú puedes confiar en Dios, Dios podrá contar contigo.

 

 

Declaración de Fe: Padre, Te doy gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe. Es por fe que declaro ser de confianza. Soy leal a ti. Yo no reconozco a ningún otro dios o deidad. Tú eres el único Dios y solo Tú eres mi Señor. Me dedico a Ti. Yo vivo cada segundo de cada día tratando de complacerte. Yo vivo mi vida en honor a la muerte de Jesús. Estoy disponible para Ti. Puede que no sea yo perfecto, pero estoy disponible. Cuando Tú me hablas, Tú sabes que yo siempre estoy listo para ser utilizado. Yo pongo Tus planes por encima de los míos y siempre estoy dispuesto a cambiar mi agenda para acomodar Tus planes y propósitos. No tengo miedo de fallar. He fracasado ya suficientes veces como para tener miedo a eso. Mi corazón está abierto a creer y mis piernas están listas para lograr TODO a lo que Tú me dirijas. Veo lo invisible e intento lo imposible, aun ante el riesgo de hacer el ridículo. Y por eso, soy capaz de lograr lo que otros no pueden porque ni siquiera lo intentan. Yo sé que confío en ti, pero fe declaro que Tú puedes confiar en mí. No porque yo sea tan bueno, sino porque Tu gracia me ha hecho digno de confianza. Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.