0 Liked
  • June 02, 2014
  • Comments are off for this post.

Creciendo en Gracia

(Lea 2 Pedro 1:1,2)

Esta mañana continuaremos nuestra serie “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al dar inicio a una miniserie titulada, “Creciendo en Gracia.” Comencé a enseñar esta serie en Septiembre de 2012 (hace 21 meses), y en ese entonces no tenía idea que duraría todo este tiempo. Espero que usted haya sido bendecido y espero que esté creciendo en gracia mientras aumenta en su conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Esto es lo que dijo el Apóstol Pedro en su segunda carta y es lo que estudiaremos durante la siguiente fase de nuestra serie.

El Apóstol Pedro comienza su carta diciendo, “Yo, SimónPedro, esclavo y apóstol de Jesucristo, les escribo esta carta a ustedes, que gozan de la misma preciosa fe que tenemos. Esta fe les fue concedida debido a la justicia e imparcialidadde Jesucristo, nuestro Dios y Salvador.  Que Dios les dé cada vez más gracia y paz a medida que crecen en el conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor” (2 Pedro 1:1,2 NTV). La versión Reina Valera del versículo 2 dice, “Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús.” Me gusta la palabra “multiplicadas” en la Reina Valera, pero también me gustan las traducciones más modernas. Por ejemplo, la J.B. Phillips traduce el versículo 2 de la siguiente manera, “Que conozcan más de la gracia y de la paz mientras su conocimiento de Dios y de Jesús aumenta más y más.”

Voy a retornar luego a la fe mencionada en el versículo 1 mañana, pero por hoy quiero enfocarme en el verso 2.

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy?  Aquí tiene algunos puntos.

1.  Para crecer en gracia y paz usted debe crecer en conocimiento. Pedro dijo, “Que Dios les dé cada vez más gracia y paz a medida que crecen en el conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor.” Cuando comencé esta serie hace 21 meses había estado caminando con Dios por años y ya había estudiado Su Palabra diligentemente por más de 17 años (en ese entonces). Sin embargo, nunca había estudiado la gracia de Dios. Puedo decir sin temor a equivocarme que he crecido en gracia, y consecuentemente en paz, porque esta serie me ha ayudado a crecer en conocimiento. Entre más estudio este tema, recibo una mayor revelación acerca del corazón de Dios, y esto ha cambiado verdaderamente mi vida y mi ministerio.

2.  Entre más sepa acerca de Dios, más comprenderá, apreciará y alcanzará Su gracia. Como predicadores y maestros a veces podemos ser culpable de enfocar nuestros estudios en lo que podemos obtener de Dios. Pero un estudio sobre la gracia de Dios no se trata de lo que podemos obtener de Él, sino que es un estudio de Dios Mismo. Entre más aprende acerca de la gracia de Dios, más aprenderá acerca del corazón que tiene Dios por Sus hijos. Algunos ven en Dios un poder atemorizante que Señorea sobre ellos. Pero las Escrituras nos revelan a un Dios de gracia que anhela que usted lo conozca como un amoroso, cuidadoso y bondadoso Padre Celestial.

3.  La Biblia no es un libro de texto para estudiar, sino un libro de vida para vivir. Así que cuando estudia las Escrituras, esto no es un ejercicio del intelecto humano, sino una experiencia con un Dios amoroso que decidió documentar Su voluntad. Entre más estudie la Palabra de Dios, más aprenderá acerca del carácter de Dios, Sus atributos y naturaleza, y aprenderá más acerca de Él. Ese es el propósito de estudiar. No para el conocimiento en sí, sino para solidificar su relación con el Dios vivo y verdadero. Cuando usted entienda esto, usted no leerá la Biblia tan solo con sus ojos abiertos, sino que la leerá con su corazón abierto, esperando escuchar completamente lo que DIOS ESTÁ DICIENDO mientras lee lo que ÉL YA HA DICHO.

Declaración de Fe:  Padre, Te doy las gracias por enseñarme más y más acerca de Tu maravillosa gracia. Entre más estudio Tu Palabra, especialmente en lo referente a Tu gracia, más puedo conocerte. Estoy creciendo en gracia porque estoy creciendo en conocimiento. Entre más leo las Escrituras y más me familiarizo con Tu carácter, atributos y naturaleza, más íntima se vuelve mi relación contigo. Yo no leo Tu Palabra simplemente para saber qué es lo que dijiste, yo leo Tu Palabra con un corazón abierto, listo para escuchar lo que Tú me dices diariamente. Yo no vivo mi vida solamente con pan. Vivo mi vida con un manantial constante de Tus Palabras. Tu Palabra me enseña acerca de Tí. Entre más crezco en conocimiento, más me acerco a Tí, más entiendo y aprecio Tu gracia, y tengo más paz para mi diario vivir. Yo puedo enfrentar cosas diariamente que me hubieran derribado hace 10 años, gracias a que he crecido en gracia y paz, al crecer en mi conocimiento de Tí.  No me desaliento por lo que veo. Solamente me mueve lo que Tú me dices, porque mi relación contigo es tan fuerte que satanás no me puede descarrilar de mi destino. Yo no estoy hoy donde estaba ayer, porque he crecido en gracia y en paz, y mañana no estaré en donde estoy hoy, porque crezco diariamente. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.