0 Liked
  • November 24, 2014
  • Comments are off for this post.

Cuando la Marea Cambia a Su Favor

(Gen 43:34 NTV) También llenó sus platos con comida de su propia mesa, y le dio a Benjamín cinco veces más que a los demás. Entonces festejaron y bebieron libremente con José.

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad)”, al continuar estudiando la vida de José. En nuestro último mensaje dejamos a José sentado solo en una mesa. Sus hermanos estaban sentados en otra mesa, y para su asombro, estaban sentados por orden de edades. Esto significaba que Benjamín, el más joven, estaba sentado al final de la mesa.

¿Qué es lo que sabemos acerca de Benjamín? Bueno, sabemos que llegó al mundo de una forma peculiar. Su madre, Raquel, murió al dar a luz a Benjamín. Debido a su dolor, Raquel le pidió a su esposo que llamara al niño Benoni, que significa, “Hijo de la tristeza” o Hijo de mi dolor.” Afortunadamente, Jacob sabía que no debía nombrar a su hijo por una experiencia dolorosa. Él ignoró a la solicitud de su esposa moribunda y en cambio llamó a su hijo Benjamín. Este nombre, Benjamín, quiere decir, “Hijo de mi mano derecha” o “Hijo de buena fortuna.” Benjamín llegó al mundo a través del dolor y el sufrimiento, pero ese no sería el fin de su historia. Su hermano José, el otro hijo de su fallecida madre, le fue quitado a una edad temprana y se pensaba que estaría muerto. Después de perder a Raquel y a José, Jacob se aferró a Benjamín fuertemente, manteniéndolo cerca de él.

Las dos personas más cercanas a Benjamín le fueron quitadas a una edad temprana. Él perdió a su madre debido a las complicaciones del parto, y perdió a su hermano a manos de las conspiraciones de sus hermanos. Pero de alguna manera todo obró para bien para Benjamín. Y mientras vamos de vuelta a nuestra historia…ahí estaba, el más joven del clan, sentado al final de la mesa. Estaba en una tierra extranjera. Un extraño Sultán que estaba sentado solo en este festín extravagante y todos los platillos fueron preparados para su mesa. Una por uno, los platillos fueron tomados de la mesa del Primer Ministro y cada hermano recibió su porción. Benjamín miró los platos suntuosos.  Cada plato, diez en total, parecían ser idénticos. Cada plato tenía una buena porción de deliciosa comida. Esta fue una experiencia agradable para la familia. Después de todo, a ellos les habían servido un banquete en medio del hambre de la tierra. Cuando llegó el turno de que Benjamín recibiera su plato de comida, él esperó a que llegara de parte del Primer Ministro. El plato de Benjamín vino de la misma mesa y de parte del mismo hombre que los demás, pero no traía la misma porción. Para sorpresa de Benjamín, su plato tenía cinco veces más comida que los platos de sus hermanos. ¡Oh, oh! ¿Se molestarían? ¿Estarían celosos de nuevo? Afortunadamente no fue así. La marea había cambiado a favor de la vida de Benjamín. No solo estaba siendo favorecido por este Sultán extraño, pero sus hermanos también lo estaban tratando bien. En lugar de ponerse celosos, ellos celebraron con él.

¿Qué es lo que significa esto para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos:

1.  Benjamín nació bajo circunstancias terribles, pero su comienzo no dictó su destino. Su estado presente no tiene que ser su destino.

2.  No juzgue su futuro en base a su pasado. ¡Su pasado puede haber sido muy duro, pero eso no significa que su futuro no pueda ser brillante!

3.  Benjamín tuvo su buena parte de retos temprano en la vida, pero La Bendición estaba sobre él. Los retos fueron temporales pero La Bendición fue permanente. ¡Lo mismo puede ser dicho de usted!

4.  Es importante de hablar de la vida (y no de la muerte) a los niños. Jacob se negó a nombrar a su hijo Benoni (Hijo de la tristeza), y en lugar de eso lo llamó Benjamín (Hijo de mi mano derecha).

5.  Benjamín no hizo nada para merecer el favor de su padre o del Primer Ministro de Egipto. Dios le favoreció libremente, completamente por Su inmerecida gracia.

6.  La marea puede cambiar a su favor en un instante. Dios puede levantar gente para usar su poder, su habilidad y su influencia para ayudarle en formas en las que usted no podría hacer solo.

7.  ¡Servimos a un Dios que puede bendecirle con un banquete en medio del hambre! No hay nada que Dios no pueda hacer.

Declaración de Fe: Padre Te doy gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe. Estoy resuelto a usar mi fe para alcanzar Tu gracia para mi vida. Yo sé que Tú trazaste planes para mí desde antes que el mundo comenzara, y es mi conocimiento de esos planes que me mantiene llendo hacia adelante cuando tengo presión para que me de por vencido. Ya he aguantado más de lo que me gustaría recordar, pero yo no juzgaré mi futuro en base a mi pasado. Yo solamente juzgaré mi futuro en base a Tu propósito para mí. Ya que vivo mi vida en búsqueda de Tu propósito, yo sé que todo obrará para mi bien al final. Puede que me enfrente a obstáculos. Puede que haya problemas. Puede que tenga que superar fallas personales o el maltrado de otras personas, pero no importa a qué me enfrente, yo sigo adelante por Tu gracia. Los retos son temporales, pero La Bendición es permanente. Así que cuando enfrento un reto yo sé que es cuestión de tiempo para que la marea cambie a mi favor. Yo creo que Tu Bendición en mi vida tiene el poder de contrarrestar cualquier ataque y supera cualquier obstáculo. Así que por fe declaro que la marea está cambiando a mi favor. ¡Yo experimentaré el éxito por gracia—inmerecida, no ganada, y sin esfuerzo! Y finalmente Padre, Te doy las gracias por la bendición que mi familia y yo recibimos para disfrutar lo mejor que tienes para nosotros. Tú puedes darnos un banquete en medio del hambre, y yo creo lo harás. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.