0 Liked

De la Salvación al Evangelismo

ACTUALIZACIÓN DE MISIONES:  Nuestro equipo Misionero compró alimentos, productos de limpieza y productos higiénicos para el Centro Roseau de Enfermería (un hogar de ancianos con cerca de 92 residentes), la Gruta (un hogar para personas sin hogar), y llenaron bolsas para los ancianos y niños en Bense y Paixbouche.

 

Estos es un enlace a algunas de las fotos  https://goo.gl/KynCwx.

 

Un agradecimiento especial, una vez más, a todos nuestros socios y simpatizantes. Para aquellos que quieran donar, por favor hacerlo a través de: http://ripministries.org/donate.

 

Estas son formas de mantenerse al día:

 

La página de misiones en el sitio web: http://ripministries.org/missions/missions.

 

Instagram: https://www.instagram.com/rickpina/

 

Facebook: https://www.facebook.com/ripministries/

 

Ahora vamos a comenzar nuestro estudio de La Palabra.

 

Esta mañana continuamos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”, siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada “Concéntrate en Perder Tu vida”. Ayer compartí contigo varias porciones de las Escrituras que ilustraron el punto de que Dios vive dentro de ti. No voy a mencionarlos todos hoy, pero sí voy a retomar uno en particular.

 

Jesús dijo: “Dentro de poco, el mundo no me verá más, pero ustedes sí me verán. Dado que yo vivo, ustedes también vivirán. Cuando yo vuelva a la vida, ustedes sabrán que estoy en mi Padre y que ustedes están en mí, y yo, en ustedes.”(Juan 14:19, 20).

 

 

¿Qué significa esto para ti hoy? Voy a elaborar sobre este pasaje bajo el tema: “De la Salvación a la Evangelización.”

 

 

1.  La salvación se trata de recibir a Jesús como Señor y luego aceptar que estás EN Cristo. ¡El Evangelismo se trata de aceptar que estás perdonado del pecado y que abrazas la realidad de que Cristo está EN TI!

 

2.  Cuando sabes que estás EN Cristo, tú sabes que no vas al infierno. Una vez que sabes que Cristo está EN TI, estás listo para hacer una diferencia en la tierra. No por tu fuerza, sino por Su gracia. No por tratar, sino por morir a ti mismo y permitir que Cristo viva a través de ti.

 

3.  Jesús no sólo murió para que pudieras tener un “seguro contra el fuego.” Cuando ya has Nacido de Nuevo y sabes que no vas al infierno, ¿qué vas a hacer con el resto de tu vida? ¡Tu objetivo debe ser disminuir, para que Cristo pueda aumentar EN TI, CONTIGO, y A TRAVÉS de ti!

 

4.  El poder de Dios viene A TI en la salvación, pero fluye A TRAVÉS de ti en el Evangelismo.

 

5.  Si todo lo que Dios quería para ti era que fueras salvo y que acepataras a  Jesús como Señor, entonces ya habrías muerto e ido al cielo. Si todavía estás vivo, si el aire sigue fluyendo a través de tus pulmones, y si la sangre sigue corriendo por tus venas, es porque Dios no ha terminado contigo. Tu tarea no ha sido cumplida. Tu propósito aun no se cumple. Tu potencial aun no se aprovecha. Tú estás todavía en la tierra porque Dios quiere usarte para dejar una marca en este mundo. La única manera de hacerlo es muriendo a uno mismo. Al tú morir, Él vive. A medida que cedes, Él fluye. Cuando cooperas, Él trabaja. A medida que disminuyes, Él aumenta en y a través de ti. He aquí la gran pregunta: ¿vas a permitir que Dios obre a través de ti? ¡Si lo haces experimentarás una vida sin límites, porque no hay nada que Dios no puede hacer!

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año al perder mi vida. Me has salvado del pecado, del infierno y de la tumba. Tú me has librado del poder y el miedo a la muerte. Cuando mi cuerpo muera, no voy a morir. Simplemente voy a PASAR de la tierra a la gloria, del tiempo a la eternidad, de lo mortal a la inmortalidad. Así que ya que mi salvación está segura en Cristo, mi atención se centra ahora en el Evangelismo. ¡Yo estoy EN Cristo, pero Cristo está EN MÍ! Estar EN Cristo era para mí. Que Cristo esté EN MÍ es para los demás. Yo vivo mi vida con un enfoque en morir a mí mismo y en permitir que Cristo viva a través de mí. El mundo va a ver a Jesús en mí, porque me rindo a Ti Padre todos los días. No voy a morir porque estoy enfermo. No voy a morir porque sea viejo. No voy a morir a causa de algún accidente extraño. Sólo voy a morir cuando haya terminado; ¡Cuando Tu asignación para mi vida esté completa! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor  Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.