0 Liked

Dejando de Vivir Desde el Punto de Vista Humano (6ta Parte)

Esta mañana continuamos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”, siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada “Concéntrate en Perder Tu vida.” .” Hace algunos mensajes que te presenté el siguiente pasaje y comenzamos nuestro recorrido por el mismo. Vamos a retomarlo hoy.

 

El apóstol Pablo dijo: “Sea de una forma u otra, el amor de Cristo nos controla. Ya que creemos que Cristo murió por todos, también creemos que todos hemos muerto a nuestra vida antigua. Él murió por todos para que los que reciben la nueva vida de Cristo ya no vivan más para sí mismos. Más bien, vivirán para Cristo, quien murió y resucitó por ellos. Así que hemos dejado de evaluar a otros desde el punto de vista humano. En un tiempo, pensábamos de Cristo solo desde un punto de vista humano. ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora! Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!” (2 Cor 5:14-17 NTV).

 

En nuestro mensaje anterior te di una larga lista de ejemplos de personas en las Escrituras que estaban viviendo de una manera, con una identidad y luego cambiaron de dirección e identidades por completo cuando conocieron a Dios. ¿Por qué? Porque el día que descubrieron a Dios pudieron descubrirse a sí mismos. Cuando llegaron a conocer la verdadera identidad de Dios, se enteraron de la su propia identidad. Ellos luego tuvieron que tomar una decisión. Ellos podrían seguir viviendo como las personas que ellos eran antes de la conversión, personas que eran completamente naturales, o bien podrían vivir como su verdadero ser, el ser que Dios les presentó después de su conversación, personas completas espiritualmente. Es obvio que cada persona que Dios ha usado poderosamente ha sido alguien que eligió al espíritu sobre la carne, a lo sobrenatural sobre lo natural y a lo nuevo sobre lo viejo. La pregunta es: ¿qué vas a elegir tú? Ahora que sabes que Dios puede presentarte a tu verdadero ser, vas a continuar pensando en ti mismo en la manera antigua (conforme a la carne, al igual que el mundo lo hace), o vas a pensar acerca de ti a la manera de Dios (en el espíritu, en la forma como el Reino de Dios piensa de las personas)?

 

Hemos estado estudiando esta idea durante varios días. En nuestro siguiente mensaje voy a seguir adelante, pero por hoy quiero hablar acerca de versnos a nosotros desde el punto de vista de Dios.

 

¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Dios es un Espíritu. Él te dio Su Espíritu para que pudiera relacionarse contigo de Espíritu a Espíritu.

 

2.  El Espíritu Santo nos fue dado “para que entendamos lo que por su gracia Él nos ha concedido”(1 Cor 2,12).

 

3.  Dios te conocía y hacía planes para ti desde antes que el mundo comenzara (Jeremías 1:5).

 

4.  Cuando has Nacido de Nuevo y el Espíritu Santo mora en ti, el Espíritu de Dios entonces te revela cuál es tu verdadera identidad.

 

5.  Cuando descubres a Dios en realidad te descubres a ti mismo. Cuando llegas a conocerlo a Él como realmente es, puedes conocerte a ti mismo como realmente eres.

 

6.  El día que Naces de Nuevo ya no eres una persona natural buscando encuentros espirituales. No, desde el momento en que el Espíritu Santo mora en ti, tú eres una persona espiritual que vive en un mundo natural.

 

7.  Cuando te das cuenta que eres un espíritu y que tienes al Espíritu Santo viviendo dentro de ti, el Padre espera que vivas, ames y aprendas en un nivel espiritual. Él quiere que te veas a ti mismo y que veas a los demás desde Su punto de vista, y ya no desde un punto de vista meramente humano.

 

8.  ¿No sería una vergüenza estar cubierto por la sangre de Jesús, lleno del Espíritu Santo, llamado de acuerdo al propósito divino de Dios, y sentado los lugares celestiales con Cristo Jesús, sólo para seguir viviendo en la forma en la que estabas viviendo antes de que Nacieras de Nuevo?

 

9.  Cuando Naces de Nuevo eres un hombre nuevo, que vive en su viejo cuerpo, y que necesita una nueva mente. A menos que cambies tu forma de pensar, vas a seguir viviendo desde el punto de vista de este mundo. Viviendo desde la perspectiva de este mundo nunca serás capaz de completar tu misión celestial en la tierra.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año 2016 al perder mi vida. Yo cambio mi forma de pensar. Me veo a mí mismo y a los demás desde Tu perspectiva. Yo vivo en mi nueva realidad. Soy un hombre nuevo, que vive en un cuerpo viejo, y sé que necesito una nueva mente. Declaro que renuevo mi mente para pensar desde la perspectiva del cielo. Cuando te descubrí pude descubrirme a mí mismo. Me diste Tu Espíritu para que pudiera hablar conmigo de Espíritu a Espíritu. Tu Palabra dice que Tu Espíritu me fue dado para que yo pudiera conocer las cosas que me has dado por gracia. Así que ahora ya no vivo tan solo por la información o educación. Yo vivo por la revelación. No sólo aprendo, sino que puedo discernir. Me hablas con Tu Espíritu. Me revelas cosas a mí que de otra manera no podría aprender. Y me abrazo a esta nueva realidad. Ya no vivo desde un punto de vista humano. ¡Tu voluntad será hecha en la tierra, así como en el cielo, a través de mí, porque yo vivo, desde el punto de vista del cielo todos los días! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.