0 Liked
  • August 12, 2014
  • Comments are off for this post.

¡Demasiado Ocupado Para Mirar Atrás!

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” Por más de una semana hemos estado estudiando el siguiente pasaje en donde el Rey Salomón dijo,

Aun así, he notado al menos una cosa positiva. Es bueno que la gente coma, beba y disfrute del trabajo que hace bajo el sol durante el corto tiempo de vida que Dios le concedió, y que acepte su destino.  También es algo bueno recibir riquezas de parte de Dios y la buena salud para disfrutarlas. Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios.  A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado” (Eclesiastés 5: 18-20 NTV).

Hoy por fin llegamos a la última declaración del pasaje y nos enfocaremos en “A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado.”

¿Qué es lo que significa esto para usted hoy? Aquí tiene algunas ideas.

1.  Salomón nos traza una imagen de un hombre/mujer bendecido(a) por Dios. El Rey describe a una persona que disfruta de la vida, que está resuelto a aprovechar al máximo el corto tiempo que tiene en la tierra, que ha aceptado su destino (la tarea de Dios),  y que ha recibido tanto riqueza como salud de parte de Dios para cumplir con la tarea que Él le ha encomendado. Salomón dice que esta persona, viviendo bajo la Bendición del Señor, está demasiado ocupada en disfrutar la vida para pasar el tiempo rumiando sobre el pasado.

2.  Si está rumiando sobre el pasado entonces está fallando en disfrutar el presente. Cuando se refiere a un hombre/mujer bendecido por Dios, Salomón dijo, “A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado.” Pero también lo opuesto es cierto. Algunas personas pasan demasiado tiempo alimentando y dándole vueltas a su pasado –errores pasados, oportunidades perdidas, tareas falladas, etc.—y pierden las oportunidades del presente. No se pierda de las bendiciones de hoy preocupándose por los errores de ayer. Bueno o malo, arriba o abajo, éxito o fracaso, usted no puede cambiar el pasado. ¡Así que viva cada día con una mentalidad de ‘siempre hacia adelante, nunca hacia atrás’!

3.   Dios quiere que disfrute el momento. Al referirse a una persona bendecida, Salomón dijo, “A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado.” En esta declaración yo observo que 1) Dios quiere que se mantenga ocupado, 2) Dios quiere que esté ocupado disfrutando la vida, y 3) Dios quiere que esté ocupado disfrutando la vida que está viviendo AHORA MISMO para que no tenga tiempo de preocuparse por el pasado. No se preocupe del ayer, porque ya pasó. No se preocupe por el mañana, porque no sabe qué le traerá. Enfóquese y disfrute el momento. ¡Aproveche el AHORA al máximo!

4.  No se olvide que es por gracia y no por obras (esfuerzo humano). Salomón ha pintado una gran imagen para nosotros; una con riqueza, salud, felicidad y propósito. Pero recuerde, esta serie se trata de éxito basado en la gracia. No estoy diciendo que trabaje para obtener la Bendición. Lo que digo es que usted se RINDE para llegar a la Bendición.  Usted se rinde. Usted acepta.  Usted hacer morir su yo interno. Usted abraza su tarea divina. Y cuando lo haga, la gracia de Dios fluirá a través de su vida para que cumpla con aquello que Dios le ha llamado a hacer.  La Nueva Versión Internacional de la Biblia dice en Romanos 11:6, “Y si es por gracia, ya no es por obras; porque en tal caso la gracia ya no sería gracia.” La Nueva Traducción Viviente del mismo versículo dice, “y como es mediante la bondad de Dios, entonces no es por medio de buenas acciones. Pues, en ese caso, la gracia de Dios no sería lo que realmente es: gratuita e inmerecida.” Dios puede darle Su favor inmerecido y libre para tener éxito en la vida. Él lo hace por medio de Su gracia, para que pueda cumplir con la tarea que Él le ha dado desde antes que el mundo comenzara, y para que Él pueda recibir la gloria de su vida y su vivir. Todo lo que tiene que decir es SÍ a Su voluntad, HACER MORIR su yo interno, HACERSE A UN LADO, y permitirle a Dios que le use como un conducto de Su luz y amor en el mundo.

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu gracia. Salomón pinto una gran imagen del éxito divino para mí. Yo me veo en la forma que él describió. Yo me veo comiendo, bebiendo y disfrutando la vida que Tú me has dado por un corto tiempo mientras estoy aquí en la tierra. Yo me veo caminando en Tu misión divina, sin luchar más contra aquello que Tú me has llamado a hacer. Yo me veo con la riqueza y salud para disfrutar y cumplir con Tu propósito divino. Yo me veo muriendo al pecado, a mi yo interno, y a mis deseos egoistas, para que Tú puedas fluir a través de mí por Tu gracia. Y ahora me veo ocupado disfrutando de la vida, haciendo aquello a lo que me has llamado a hacer, disfrutando el AHORA a cada momento, como para estar preocupado como para mirar atrás. Yo no me la paso rumiando acerca de mi pasado, ni me preocupo por mi futuro. Yo disfruto cada día y hago morir mi yo diariamente, para que tú puedas operar a través de mí libremente. Yo menguo para que Tú aumentes en y a través de mí. Yo busco el éxito en la vida por gracia, no por obras, y aunque no será sin esfuerso, seguramente sí será sin fatiga.  Yo digo Sí a Tu voluntad, yo HAGO MORIR mi yo interno, ME QUITO del camino, y me convierto en un conducto de Tu luz y Tu amor en la tierra. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesús. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.