0 Liked

Demostración Y Poder

Lee Lucas 4: 1-36

 

Esta mañana continuamos nuestra nueva serie titulada, “El Año de la Manifestación Sobrenatural“, con nuestra mini-serie sobre “Los Milagros de Jesús.”  Hoy vamos a estudiar algo que sucedió al comienzo del ministerio del Señor Jesús.

 

Después de que Jesús fue bautizado por su primo Juan el Bautista, fue llevado por el Espíritu Santo al desierto para ser tentado por satanás. Después de pasar todas las pruebas, la Biblia dice que satanás se apartó de Jesús “por un tiempo“. También dice que cuando Jesús volvió de Sus pruebas, Él “regresó en el poder del Espíritu“. Él fue guiado por el Espíritu para ser probado, y después de haber pasado todas las pruebas, Él regresó en el poder del Espíritu. Esto sucedió cuando Jesús comenzó su ministerio.

 

Jesús primero fue a Su ciudad natal y básicamente anunció, en la sinagoga, que Él era el Mesías. Pero no fue bien recibido, porque ahí lo conocían como “el hijo de María” o “el hijo de José“. Entonces Jesús salió de Su ciudad natal y se fue a Capernaum. Capernaum fue una ciudad en Galilea en donde Jesús estableció Su sede ministerial.

 

En Capernaum Jesús enseñó la Palabra de Dios en el Sábado, en la sinagoga. Sin embargo, Su enseñanza era sobresaliente. La gente dijo que Él era diferente a cualquier otro maestro, porque “Él enseñaba con autoridad“. Jesús no era como los Fariseos o los Saduceos. Jesús no ofreció una “leve mención” de la Palabra. Jesús fue un ejemplo de justicia que caminaba y hablaba. La autoridad de Su enseñanza cautivó al pueblo. No enseñó la Palabra con timidez o incertidumbre, sino con confianza y convicción. Y no sólo eso, sino que Su predicación y enseñanza también fueron seguidas por una demostración y por el poder.

 

Mientras Jesús enseñaba en la sinagoga, un hombre poseído por un demonio gritó en la punta de sus pulmones y dijo: “Jesús de Nazaret, ¿qué quieres de nosotros? ¿Has venido a destruirnos?” Recuerda que ya hemos dicho muchas veces que aquellos que honraban a Jesús lo llamaron “Hijo de David“, y los que le deshonraron lo llamaron “Jesús de Nazaret”. En este caso vemos demonios llamándolo “Jesús de Nazaret“. Jesús no se conmovió por la conmoción. Él simplemente y severamente dijo: “¡Cállate! ¡Sal de él!” Entonces el demonio arrojó al hombre al suelo y luego salió de él.  A estas alturas todo el mundo estaba realmente asombrado. Se dijeron unos a otros: “¿Qué está pasando aquí? ¿Alguien cuyas palabras hacen que las cosas sucedan? ¿Alguien que le ordena a los espíritus demoníacos que salgan y ellos obedecen?” La Biblia dice, “Y así las noticias acerca de Jesús se extendieron a todos los lugares en toda la zona“.

 

¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos:

 

1.  Si tienes una convicción clara acerca de la Palabra de Dios, será evidente a través de tu en ti forma de actuar y de vivir.

a) Las enseñanzas de Jesús se diferenciaban de aquellas de la élite religiosa de ese tiempo, porque Él enseñaba con autoridad.

b) Cuando compartes la Palabra de Dios con alguien, debes hacerlo con claridad, convicción y valor. Di lo que el Espíritu Santo te diga que digas.

c) Puede que tú no seas un ministro ordenado o titulado, puede que no vistas como un religioso o que te hayas graduado de un seminario, pero sí puedes compartir la Palabra de Dios con autoridad y convicción.

d) Lo que más distinguía a Jesús era que Él No estaba tratando de vivir lo que predicaba. ¡Él predicaba lo que vivía! ¡Hay una gran diferencia en eso! ¡Tu vida debe coincidir con tus dichos – tu audio debe coincidir con tu video!

 

2.  Debes creer en Dios para la demostración y el poder.

a) Jesús no sólo enseñó/predicó la Palabra, sino que la apoyó con milagros, señales y maravillas.

b) Pablo dijo: “y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder.” (1Cor 2: 4)

c) Hoy en día la iglesia está sufriendo de una epidemia de impotencia. Cualquiera puede decir palabras. ¡Los perdidos son atraídos por el poder! ¿Y sabes algo? ¡Jesús murió para darnos poder!

d) Si nunca has sido usado por Dios para realizar algún acto que supere los límites humanos, podría deberse a que nunca le has pedido que lo haga. Yo estoy enseñando sobre los milagros de Jesús, para que puedas despertar tu fe para lo sobrenatural. Nunca caminarás sobre el agua si no sales de la barca. Nunca realizarás un milagro si no intentas hacerlo. Está bien si fallas al principio. No tengas miedo al fracaso. Si quieres ser bueno en cualquier cosa, debes practicar. Si oras por alguien y no pasa nada, de acuerdo, no pasó nada. Puede que no sepas por qué hasta llegar al cielo. Pero sigue intentándolo. Espera hasta esa primera vez cuando el poder de Dios sea liberado a través de tus manos o el poder sobrenatural de Dios fluya a través de tus palabras. ¡Es entonces que te verás TAL COMO JESÚS ES en este mundo!

 

Declaración de Fe:  Padre, este es un año de Gran Victoria para mí.  ¡Tal como Jesús es, así soy yo también en este mundo! No estoy conmovido por los desafíos que enfrento en la tierra. Sólo soy movido por Tu Palabra y por Tu Espíritu. Me diste Tu Espíritu para que yo pudiera conocer los planes que trazaste para mí desde antes que el mundo empezara. Y así puedo operar como Tú en este mundo. Digo lo que me dices, y lo digo con convicción. Yo hago lo que me llevas a hacer, y lo hago con determinación. Mientras me guías, intento lo imposible, así que lo sobrenatural puede manifestarse en mí, conmigo y a través de mí. ¡De esta manera serás glorificado en mi vida y en mi forma de vivir! Declaro esto por la fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora!