0 Liked

Desarrollando los Rasgos de una Persona Exitosa

(Lee Daniel 6:4-5)

 

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” En esta mañana me siento guiado a regresar al pasaje del mensaje anterior y resaltar algunos aspectos que no mencioné.

 

La Biblia dice, “ Entonces los administradores y los sátrapas empezaron a buscar algún motivo para acusar a Daniel de malos manejos en los negocios del reino. Sin embargo, no encontraron de qué acusarlo porque, lejos de ser corrupto o negligente, Daniel era un hombre digno de confianza. Por eso concluyeron: ‘Nunca encontraremos nada de qué acusar a Daniel, a no ser algo relacionado con la ley de su Dios.’”

 

¿Qué es lo que esto significa para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  La gracia de Dios te permitirá ganarte la confianza de la gente.

a) El Diccionario Noah Webster de 1828 nos dice que cuando la gente confía en ti es capaz de poner su confianza en ti; depende de ti; confía en ti; y cree en ti. Esta debería ser la imagen de un hijo del Dios Altísimo.

b) La Biblia dice: “Daniel era un hombre en quien podía confiar la gente.” La gracia de Dios en la vida de Daniel le permitió actuar de tal manera que se ganó la confianza de todos los que le rodeaban.

c) Cuando tus caminos le agradan al Señor, cuando eres guiado por el Espíritu Santo y caminas rectamente delante de Dios, verás que la gente te considera digno de confianza.

d) Tu meta debe ser mostrarle a Dios que Él puede confiar en ti para tu misión divina. Si Dios puede confiar en ti, entonces lo más seguro es que los hombres confíen en ti.

 

2.  La gracia de Dios te permitirá ser honesto y serio.

a)   El diablo es un mentiroso. Jesús dijo: “Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso. ¡Es el padre de la mentira!” (Juan 8:44). Jesús también caracteriza a Satanás como un tramposo (Juan 10:10).

b)   Como un hijo de Dios tú debes ser conocido como una persona honesta que trabaja de forma honesta para recibir un pago honesto.

c)   La Biblia dice, Daniel “no engañó al rey.” Daniel era honesto con Dios, consigo mismo y con su patrón. Daniel hizo lo que tenía que hacer, cuando se suponía que debía estar haciéndolo.

d)   Si eres honesto (siendo fiel a Dios, a ti mismo, y a tu empleador), y serio (siendo sincero y teniendo la convicción de hacer el bien), el éxito será un subproducto de tu conducta y carácter.

 

3.  La gracia de Dios está en ti para que puedas trabajar duro.

a) La gracia no se gana, es un regalo y en la mayoría de los casos es inmerecida.

b) No se puede trabajar paea obtener la gracia de Dios. El apóstol Pablo dijo: “Y si es por gracia, ya no es por obras; porque en tal caso la gracia ya no sería gracia.”(Romanos 11: 6).

c) Si bien es cierto que la gracia de Dios no puede ser ganada por el trabajo, es cierto también que la gracia de Dios te capacita para trabajar.

d) La Biblia dice que Daniel “trabajó muy duro.” Daniel no estaba trabajando PARA alcanzar la gracia, Él estaba trabajando POR la gracia.

e) Cuando abrazas la gracia de Dios puedes trabajar más duro y más tiempo sin cansarte, agotarte, frustrarte o estresarte. La gracia de Dios te puede darte el poder para hacer lo que, de otra manera, nunca podría hacerse sin ella.

f) La gracia de Dios está en ti para que trabajes, para que lo hagas más duro de lo que podrías hacerlo sin Su gracia, y para hacerlo sin esfuerzo.

g) Con la gracia de Dios tu éxito no será fácil, pero sí puede ser sin agotamiento.

 

4.  Cuando echas mano de la gracia de Dios para ser digno de confianza, honesto y trabajador, el éxito es inevitable.

a) La gracia de Dios está a tu alcance para que hagas todo lo que necesitas hacer para tener éxito en la vida.

b) La gracia de Dios te equipará, the abilitará y capacitará, para que Dios entonces pueda usarte en la tierra para tener un impacto divino para su Reino.

c) Tú no tienes que buscar el éxito divino mediante tu propio poder. Si lo haces, estarás estresado. Pero si echas mano de la gracia de Dios, entonces te convertirás en una persona cuyas cualidades y rasgos te ayudarán a experimentar el éxito en todas las áreas de tu vida.

d) Si quieres tener éxito, sométete a Dios y permítele que te desarrolle. Si lo haces, el éxito para ti será sólo cuestión de tiempo.

 

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe.   Tú trazaste planes para mí desde antes de la fundación del mundo y mi éxito está conectado a esos planes. Nunca voy a ser verdaderamente exitoso fuera de mi propósito divino. Así que yo busco mi propósito con la tenacidad de un perro bulldog. Pero yo no lo hago confiando en mi fuerza, en mi poder o en mi capacidad. Yo confío en ti, en tu gracia y en tu poder. Cuando me guías, me diriges y me conduces, yo me convierto en la persona para la que nací. Entre más camino contigo, más me vuelvo como Tú. Cuando las personas interactúan conmigo, yo quiero que Te vean, Te escuchen, y entren en contacto contigo. Yo menguo para que tú puedas AUMENTAR en y a través de mí. Enre más me vuelvo como Tú, más ganaré la confianza de la gente, y trabajaré más duro por Tu gracia. Como hijo tuyo yo sé que te represento a diario. Así que yo declaro que Te soy leal, confiable, honesto, serio, trabajador e incansablemente dedicado. Yo soy honesto conmigo mismo, con mi Dios, y con mi empleador. Hago lo que se supone que debo estar haciendo, cuando se supone que debo estarlo haciendo, y lo hago con un espíritu de excelencia. Puede que mi éxito no venga fácilmente, pero sí será sin agotamiento, porque trabajo duro por Tu gracia cada día. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.