0 Liked
  • March 04, 2014
  • Comments are off for this post.

¡Dios está Listo para hacer el Trabajo A TRAVÉS de Usted!

(Lea Juan 14: 13-16)

Esta mañana continuamos con nuestra serie “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al enseñar que “Minimice Su Humanidad y Maximice Su Divinidad”. Después de haber estudiado diversos pasajes en los capítulos 5, 6, 8 y 12 del Evangelio de Juan, parece que nos hemos estacionado un poco en el capítulo 14. En este capítulo aprendimos que Jesús no solo decía y hacía lo que recibía del Padre, sino que también dijo que nosotros podríamos hacer las mismas obras. Yo me aventuraría a decir que la mayoría de los Cristianos ni siquiera se ven ellos mismos haciendo lo que hacía Jesús—obrando de manera sobrenatural en la tierra, y teniendo un impacto sobrenatural dentro de su círculo de influencia. Hay muchas razones detrás de esto, pero yo creo que la razón principal es porque ponen demasiado énfasis en ellos mismos y en sus defectos. Este es el punto de esta serie. Dios quiere usarlo tal como usó a Jesús, y Él no necesita que usted sea humanamente perfecto para ser usado. ¡Dios solamente busca que usted se someta humanamente a la divinidad que Él ha puesto en usted, y si lo hace, Él le proporcionará las palabras y Él hará la obra!

Jesús dijo, “Pueden pedir cualquier cosa en mi nombre, y yo la haré, para que el Hijo le dé gloria al Padre. Es cierto, pídanme cualquier cosa en mi nombre, ¡y yo la haré! Si me aman, obedezcan mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Abogado Defensor, quien estará con ustedes para siempre.”

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy? Aquí algunos puntos:

1. Dios hará las obras EN usted. La mayoría de lo creyentes nunca pasan de este nivel. Dios comienza obrando EN usted. Cuando usted acepta a Jesús como su Señor, el Espíritu Santo entra en usted, Él vive en usted, y el Espíritu Santo trabaja para ayudarle a transformarse en la imagen y semejanza de Cristo cuando se somete a Su dirección, y al atesorar la Palabra de Dios en su corazón. El día en el que usted Nació de Nuevo, su espíritu fue recreado y hecho nuevo, pero su alma (la forma en la que piensa, siente y toma decisiones) no fue hecha nueva. Así que un Cristiano es un nuevo hombre, en un cuerpo viejo, desesperadamente necesitado de una mente nueva. La primera obra que hace Dios EN usted es cambiar la forma como piensa, siente y toma decisiones. Pero aun en este caso, Dios no va a esperar a que usted sea perfecto para usarlo, porque el único humano perfecto fue Jesús.

2. Dios quiere hacer Su obra A TRAVÉS de usted. ¿De qué sirve el discipulado si no evangelizamos? ¿De qué sirve que Dios trabaje EN usted, si Él no va a trabajar A TRAVÉS de usted? Dios no piensa como nosotros. Llevar a cabo un cambio en usted es algo bueno, pero ese tipo de pensamiento es muy pequeño para Dios. Dios manda Su amor, paz y poder A usted, pero Él también quiere que usted permita que éstos fluyan A TRAVÉS de usted. De nuevo, Él no necesita que usted sea perfecto. Jesús dijo, “Pueden pedir cualquier cosa en mi nombre, y yo la haré, para que el Hijo le dé gloria al Padre. Es cierto, pídanme cualquier cosa en mi nombre, ¡y yo la haré!” ¿Se dio cuenta del patrón? Jesús está diciendo, “Ustedes ocúpense en pedir y yo me ocuparé en hacer.” En dos ocasiones Jesús dijo, “Yo lo haré.” Así que no tenga temor de dejar que Dios le use de manera sobrenatural. Dios le proveerá las palabras y Dios hará la obras. ¡Todo lo que usted necesita aportar en un conducto voluntarioso!

3. Dios hizo morada en nosotros en la forma de el Espíritu Santo. Jesús dijo “Yo le pediré al Padre, y él les dará otro Abogado Defensor.” La palabra “otro” en este versículo es una palabra muy específica en el Griego que significa “otro de exactamente el mismo tipo.” Anteriormente en el capítulo, Jesús le dijo a Sus discípulos que Él iba a dejarlos. Ellos estaban preocupados por esto, ya que Jesús había sido su líder durante los último tres años. Jesús les decía a donde ir, cómo llegar allí, y qué hacer cuando llegaran allí. Jesús tenía todas las respuestas. La vida para los discípulos era sencilla. Ellos no siempre sabían a dónde iban, pero sabían a quién seguían. La idea de que los dejara Jesús les atemorizaba mucho. Pero Jesús prometió enviarles a otro Abogado (exactamente del mismo tipo). Jesús prosiguió diciéndoles que aunque Él estaba CON ellos, el Espíritu Santo estaría EN ellos. El Espíritu Santo haría internamente por los discípulos, aquello que Jesús hacía por ellos externamente. ¿Y sabe qué? El Espíritu Santo vive EN usted para hacer lo mismo!

Declaración de Fe: Padre, te doy las gracias por Tu maravillosa e inmerecida gracia. Tú me salvaste por gracia, aun cuando yo claramente no era digno de ello. Tú estás atado a mí por gracia, aun cuando yo haya cometido más errores de los que me gustaría recordar. Y aun ahora, Padre, Te ha placido usarme por gracia, aun cuando no sea yo perfecto. Aunque la perfección está lejos de mí, yo reconozco el hecho de que Tú has obrado, y continuarás haciendo una gran obra en mi vida. Yo no soy la misma persona que era cuando vine a Tí. Tú me has ayudado a cambiar la forma como pienso, siento y tomo decisiones. Diariamente me acerco más y más la imagen misma de Tu Hijo Jesús. Tu obras En mí, porque quieres trabajar A TRAVÉS de mí. Por fe declaro que yo me rindo a Tí, para ser usado por Tí y para Tu gloria. Yo menguo, para que Tú aumentes en mí. Yo muero para MÍ, para que Tú puedas vivir libremente a través de mí. Estoy listo para ser de impacto Celestial a donde quiera que vaya, porque yo se que no tengo que hacerlo con mi poder. Tú me das las palabras, y Tú haces el trabajo. Tú también me das Tu precioso Espíritu Santo y Él vive en mí. El Espíritu Santo me habla, me dirige, y me usa de manera sobrenatural diariamente. Tu poder ha venido A mí y estoy listo para permitir que fluya A TRAVÉS de mí. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.