0 Liked
  • June 30, 2014
  • Comments are off for this post.

Dios Quiere que Usted Triunfe

(2 Pedro 1:10 ERV)  Así que hermanos y hermanas, Dios los llamó y los eligió. Esfuércense por vivir de forma tal que demuestren que son los llamados y elegidos de Dios. Si así lo hacen,  nunca caerán.

Esta mañana continuaremos con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada, “Creciendo en Gracia.” En nuestro último mensaje estudiamos este versículo, y nos centramos en la primera parte del mismo, donde Pedro nos llama a esforzarnos en confirmar nuestro llamamiento. Al final del versículo nos dice, “Si así lo hacen, nunca caerán.”

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos.

1.  Usted tiene algo qué decir, tenga éxito o no en la vida. Aunque el mensaje de la gracia nos quita la presión de encima y hace que los reflectores se enfoquen en Dios, el abrazar la gracia de Dios no quiere decir que usted no tenga algo que hacer. Pedro dejó muy en claro que debemos añadir a nuestra fe, “un buen carácter, entendimiento espiritual, disciplina activa, paciencia apasionada, asombro reverente, amabilidad cálida, y amor generoso.” ¿Quién se supone que debe añadir estos elementos? Nosotros. Algunos cometen el error de pensar que el mensaje de la gracia significa que Dios lo hará todo por usted. Otros tontamente piensan que Dios no tiene nada que ver en sus vidas y se esfuerzan en cumplirlo todo únicamente en sus propias fuerzas. Mi punto es que no se trata de “todo Dios” o “todo usted.” Dios lo llamó por su gracia y Él espera que crezca en gracia al desarrollar su fe. Pero si usted no hace su parte no podrá experimentar lo mejor que Dios tiene para su vida.

2.  Dios espera que usted coopere con Él. Pedro nos dijo que se supone que debemos “demostrar nuestro llamamiento y elección.” Dios proveyó el llamamiento, pero se supone que nosotros debemos vivir nuestras vidas en una forma que lo confirme. Aunque Dios lo llamó por gracia, Él espera que usted procure su llamamiento por fe. Dios no lo va a forzar a hacerlo. Usted no es un títere y Dios no es un titiritero. Para que Dios pueda obrar por completo en su vida, usted debe cooperar con Él.

3.  Una fe exitosa es aquella que está alineada con la gracia de Dios. Dios espera que usted viva por fe (vea Rom 1:17, Gal 3:11, Heb 10:38, Hab 2:4). Pero fe no significa que a usted se le ocurre algo y luego intenta que Dios lo haga por usted. La fe no se trata de intentar que Dios le de un “sí” a sus planes. No, la fe se trata de Dios intentando que usted le diga “sí” a los planes de Él. El plan de Dios es que usted aprenda que Él ya le ha dado todo por Su inmerecida gracia y que usted intente recibirlo por fe. De esta forma usted vive por fe, y recibe lo mejor que Dios tiene por fe, pero aun es por la gracia de Dios (vea Rom 4:16).

4.  Dios quiere que usted tenga éxito en la vida. El Apóstol Pedro dijo, “Si así lo hacen, nunca caerán.” Es obvio que Dios no quiere que usted caiga o fracase. Dios le dio a Su Hijo para salvarlo del pecado,  le dio Su Espíritu para darle poder Sobrenatural,  le dio Su Palabra para darle Su voluntad y sabiduría por escrito, le dio Su gracia para hacer aquello que no podría hacer por usted mismo, y le dio Su llamamiento para los planes que Él hizo para usted desde antes que el mundo comenzara. Dios ya ha hecho Su parte. Todo lo que Él espera de usted es su fe. Si usted está fracasando en la vida no es culpa de Dios y usted ciertamente no está viviendo la voluntad de Dios. Dios quiere que usted descubra, se desarrolle y entonces se active en la búsqueda de la manifestación de Su propósito divino para su vida. Si no está haciendo eso, entonces es tiempo de hacer algunos cambios.

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu maravillosa gracia. Me queda claro que Tú quieres que tenga éxito en la vida. Yo sé que es Tu voluntad que prospere y tenga buena salud. Yo sé que Tú quieres que tenga todo lo que necesite para maximizar mi propósito y mi potencial, y que también quieres que tenga la salud para disfrutarlo. Tú me diste a Tu Hijo para salvarme del pecado. Me diste Tu Espíritu para llenarme de poder Sobrenatural, y para darme acceso al plano Espiritual. Tú me diste Tu Palabra para que pudiera conocer Tu voluntad, y para que recibiera Tu sabiduría diariamente. Tú me llamaste con un llamamiento santo, no por mis obras, sino de acuerdo a Tu propósito y gracia, el cual me diste en Cristo Jesús desde antes que comenzara el mundo. Tú me has dado todo lo que necesito para sacarle el máximo provecho a mi vida. Así que por fe declaro que voy a ENCONTRAR, SEGUIR y COMPLETAR Tus planes divinos para mi vida. Tú me das a conocer lo que ya me has dado por Tu inmerecida gracia y yo lo procuro por medio de mi fe. Yo vivo mi vida por fe, para que pueda ser por gracia que yo experimente la vida para la cual me destinaste. Yo crezco en gracia y desarrollo mi fe, y experimento un éxito sobrenatural en cada área de mi vida. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.