0 Liked

Dios Rescata y Salva

(Lee Daniel 6:26-28)

 

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” En nuestro mensaje anterior introduje este pasaje y te comenté que había mucho material como para cubrirlo en un solo día. El mensaje anterior se tituló “La Prueba es Parte del Proceso”. Vamos a retomar este pasaje el día de hoy y veremos qué es lo que el Señor tiene que decirnos.

 

La Biblia dice, “‘He decretado que en todo lugar de mi reino la gente adore y honre al Dios de Daniel. Porque él es el Dios vivo, y permanece para siempre. Su reino jamás será destruido, y su dominio jamás tendrá fin.  Él rescata y salva; hace prodigios en el cielo y maravillas en la tierra. ¡Ha salvado a Daniel de las garras de los leones!’ Fue así como Daniel prosperó durante los reinados de Darío y de Ciro el Persa.”

 

¿Qué es lo que esto significa para ti hoy? Voy a tratar de destacar algunos puntos concentrándome en la frase “.  Él rescata y salva.”

 

1.  Nuestro Dios rescata y salva a la gente.

a) Después de escuchar lo que Dios hizo por Sadrac, Mesac y Abed-Nego, y después de ver (con sus propios ojos) cómo Dios salvó a Daniel del foso de los leones, el Rey Darío, “Dios rescata y salva a la gente.”

b) Muchos están prestos a reconocer el hecho de que Dios salva. Él salvó a los muchachos Hebreos del horno de fuego y a Daniel de los leones, pero nuestro Dios no se limita a rescatar a las personas. Servimos a un Dios que también ayuda. Él no solamente te salvará cuando estés en una situación desesperada, sino que también te ayudará todos los días, en todos los sentidos.

c) Dios es lo suficientemente poderoso para salvar, pero también es lo suficientemente amoroso como para ayudar. Si bien es evidente que nada es demasiado grande para Dios, a causa de Su poder, tampoco hay algo demasiado pequeño para Dios, a causa de Su amor.

 

2.  Nuestro Dios rescata y salva a la gente por gracia.

a) Dios no salvó a Daniel del foso de los leones porque Daniel se lo hubiera ganado de alguna manera. No, aunque Daniel fue un hombre excepcional y un servidor dedicado, Daniel no se ganó la bendición de Dios. Dios hizo lo que hizo por Daniel por Su gracia.

b) Nunca podremos ganar o merecer lo que Dios hace por nosotros. ¿Qué podríamos hacer para ganar el sacrificio de Jesús? ¿Qué podrías hacer para ganarte el favor de Dios? ¿Qué podríamos hacer para ganarnos la misión que Dios nos dio antes de que comenzara el mundo? No, las bendiciones de Dios no se ganan, ellas simplemente se reciben, porque son un don dado por gracia.

c) Tú no trabajas para ganarte la gracia, sino que por la gracia trabajas. Tú no trabajas duro para ganarte la bondad de Dios, tú trabajas duro, por la bondad de Dios hacia ti. Pablo dijo: “Y como es mediante la bondad de Dios, entonces no es por medio de buenas acciones. Pues, en ese caso, la gracia de Dios no sería lo que realmente es: gratuita e inmerecida.”(Romanos 11: 6). Si te lo has ganado, entonces es un pago y no un don dado por gracia.

 

3.  Nuestro Dios ayuda y salva a la gente a propósito.

a) Nuestro Dios es un Dios con propósito que hace todo lo que hace por una razón y con Su propósito en mente.

b) El propósito de Dios para tu vida es fijo y se estableció antes de la fundación del mundo.

c) Tú naciste cuándo y dónde naciste, y con el propósito por el cual naciste – porque ese es el propósito divino de Dios.

d) Dios te asignó la gracia para recibir Su propósito antes de que comenzara el mundo. Todo lo que necesitas para convertirte en la persona a la que Dios te ha llamado a ser ya está EN ti.

e) A menudo Dios interviene para protegerte para tu propósito. Él lo hace porque te ama y porque Él está comprometido con los planes que hizo para ti.

 

4.  Nuestro Dios ayuda y salva a la gente para que den testimonio.

a) Dios te ayudará y salvará de una manera muy evidente para que la gente pueda ver y reconocer Su poder y amor.

b) El Rey Darío pudo ver el poder y el amor de Dios manifestado en el foso de los leones. Esto dejó un impacto duradero en el Rey.

c) El Rey Darío estaba tan impactado por la protección de Dios a Daniel que él, un laico no-Judio, firmó una nueva ley declarando: “Porque él es el Dios vivo, y permanece para siempre. Su reino jamás será destruido, y su dominio jamás tendrá fin. Él rescata y salva”.

d) Dios te ayudará y salvará para que la gente en la tierra puede ver Su bondad y pueda clamar a Su nombre!

e) Cuando Dios haga algo por ti, no te lo guardes solo para ti. ¡Él quiere que le cuentes al mundo acerca de Su bondad, gentileza, misericordia, amor y gracia!

 

 

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe. Durante años he puesto más énfasis en mi fe que en Tu gracia. Estudiar Tu gracia me está quitando una gran cantidad de presión de encima y ahora soy capaz de simplemente recibir, por fe, todo lo que quiero hacer en mi vida. Tu gracia alimenta mi fe. Tú eres un Dios que ayuda y salva a la gente. Me has salvado y creo que continuarás ayudándome para cumplir con mi propósito cada vez que esté frente a una situación grave y peligrosa. Sin embargo, Tu amor y Tu poder no están reservados para esas ocasiones SOLAMENTE. Tú también me ayudas. Tú me ayudas todos los días, en diversas formas. Aunque no hay nada demasiado grande para ti, no hay nada demasiado pequeño para Ti tampoco. Tú me amas, estás comprometido con los planes que trazaste para mí desde antes de la fundación del mundo, y Tú quieres involucrarte en todas las áreas de mi vida. Nada es demasiado grande y nada demasiado pequeño, ¡Tú eres mi Señor y Tú eres el Señor de todos! Así que Padre, Te amo, Te adoro, y Te honro con mi vida y mi forma de vivir. ¡Cuando me bendices ricamente, el mundo lo verá, la iglesia será edificada, Tú serás glorificado, y satanás será horrorizado! Porque eres un Dios que ayuda y salva a la gente. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.