0 Liked
  • August 08, 2014
  • Comments are off for this post.

Disfrute Su Trabajo y Su Destino

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” Durante esta semana hemos estado estudiando el siguiente pasaje en donde el Rey Salomón dijo,

Aun así, he notado al menos una cosa positiva. Es bueno que la gente coma, beba y disfrute del trabajo que hace bajo el sol durante el corto tiempo de vida que Dios le concedió, y que acepte su destino.  También es algo bueno recibir riquezas de parte de Dios y la buena salud para disfrutarlas. Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios.  A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado” (Eclesiastés 5: 18-20 NTV).

¿Qué es lo que significa esto para usted hoy? Hoy me voy a concentrar en esta frase, “Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios.”

1.  Cuando su trabajo está alineado con su propósito usted lo DISFRUTA sinceramente.

a.  A mucha gente no le gusta su trabajo porque laboran en cosas que no están alineadas con su propósito divino.

b.  Si usted va en pos de  un trabajo o profesión por el dinero y no por su propósito, puede que gane mucho dinero, pero será miserable en ese proceso.

c.  En 2013 una Encuesta Gallop arrojó que el 70% de los Americanos odian sus trabajos. ¿Por qué? Porque no están trabajando completamente de acuerdo con su propósito.

d.  Cuando su trabajo está alineado con su propósito usted tiene una sensación de satisfacción que hace que QUIERA trabajar.

e.  Cuando su trabajo está alineado con su propósito usted se siente maravillado de que alguien le pague para que haga lo que ama.

f.  Cuando usted encuentra su propósito divino y consigue un empleo o un negocio que se alinea con éste, su labor será una labor de amor.

 

2.  Cuando usted acepta su destino se libra de comparaciones interminables que le llevan a la frustración.

a.  Si el pasto se ve más verde del otro lado de la reja, entonces también se verá más verde si se va al otro lado. El problema no es el pasto, sino el lente con el que se ve.

b.  El verdadero éxito y la felicidad son tesoros que se ponen a su alcance cuando usted deja de ser alguien más y acepta quién es.

c.  Cuando usted encuentra su propósito divino (su destino) y lo acepta, entonces se pone en una situación en la que puede echar mano de la gracia de Dios para ser la persona que Él le ha destinado, diseñado y deseado.

d.  Dios únicamente le da la gracia para su carrera. Otras personas tienen sus propias carreras y las corren con su propia gracia.

 

3.  La vida se vive como un regalo cuando acepta su destino y disfruta su trabajo.

a.  Cuando usted encuentra a Jesús usted puede encontrarse a usted mismo. Cuando se encuentra usted mismo usted puede encontrar su propósito. Cuando usted encuentra su propósito encontrará también su paz.

b.  El saber quién es le da la libertad de perder tiempo valioso, energía y esfuerzo para ser alguien más.

c.  Saber para qué nació le da la libertad de dejar de perder el tiempo , energía y esfuerzo haciendo algo equivocado.

d.  Ser ‘exitoso’ en algo que se supone no debería estar haciendo es de hecho un éxito.

e.  Cuando usted sabe quién es y ama lo que hace, usted disfruta cada día como un verdadero regalo de Dios. Ese es mi testimonio.

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu gracia, acerca de Tu propósito para mi vida, y cerca del verdadero éxito. Por fe declaro que Tu Palabra es mi testimonio. Tú dijiste, “Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios.” Esa es una imagen de mí. Yo he aceptado a Jesús como mi Señor y Salvador. Yo he encontrado mi verdadero yo en Él. Yo sé quien soy porque yo conozco mi propósito divino. Yo acepto mi tarea divina. Yo no pierdo el tiempo tratando de ser alguien más. No desperdicio esfuerzos buscando el dinero y haciendo cosas que no se alinean con mi propósito. Yo alineo mi perspectiva acerca de mí y el esfuerzo de trabajar con mi propósito divino. Esto me mantiene feliz y productivo. ¡Yo puedo hacer lo que amo y sinceramente lo disfruto! Como estoy haciendo aquello para lo que nací, Tú abres puertas para mí que ningún hombre puede cerrar, y cierras puertas que ningún hombre puede abrir. Ya que vivo para satisfacer Tus planes y propósitos Celestiales, yo vivo mi vida como un regalo. Yo disfruto cada día. Yo estoy en paz con quién soy y con quien no soy. Estoy en paz con lo que me has llamado a hacer y con lo que no he sido llamado a hacer. Yo abrazo Tu gracia para correr mi carrera y disfrutar cada paso de ella. Yo comienzo mi día feliz, contento, emocionado y agradecido. Tu mano está sobre mí para dejar una huella en este mundo que no puede ser borrada, y declaro que lo haré. No porque yo sea muy bueno, sino porque Tú lo eres. No porque yo me gane Tu bendición, sino gracias a Tu gracia. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesús. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.