0 Liked
  • October 02, 2014
  • Comments are off for this post.

El Ataque de satanás es Fuerte — ¡Pero la Gracia de Dios es MÁS FUERTE!

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” Ayer vimos cómo satanás usó a la esposa de Potifar para tentar a José con sexo. Hoy vamos a ver lo persistente que fue ella y cómo mintió cuando no pudo salirse con la suya. La Biblia dice:

Día tras día, ella seguía presionando a José, pero él se negaba a acostarse con ella y la evitaba tanto como podía. Cierto día, sin embargo, José entró a hacer su trabajo y no había nadie más allí.  Ella llegó, lo agarró del manto y le ordenó: «¡Vamos, acuéstate conmigo!». José se zafó de un tirón, pero dejó su manto en manos de ella al salir corriendo de la casa.  Cuando ella vio que tenía el manto en las manos y que él había huido,  llamó a sus siervos. Enseguida todos los hombres llegaron corriendo. «¡Miren! —dijo ella—. ¡Mi esposo ha traído aquí a este esclavo hebreo para que nos deje en ridículo! Él entró en mi cuarto para violarme, pero yo grité.  Cuando me oyó gritar, salió corriendo y se escapó, pero dejó su manto en mis manos».  Ella se quedó con el manto hasta que su esposo regresó a la casa.  Luego le contó su versión de lo sucedido: «Ese esclavo hebreo que trajiste a nuestra casa intentó entrar y aprovecharse de mí;  pero, cuando grité, ¡salió corriendo y dejó su manto en mis manos!». (Gen 39: 10-18 NTV)

¿Qué es lo que significa esto para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos.

1.  Satanás no quiere ver que usted prospere. A José le iba bien. Él era un esclavo próspero. La bendición sobre su vida estaba trabajando y el enemigo no estaba feliz por ello. Con usted pasa lo mismo. Usted se dará cuenta que no está siendo atacado mucho cuando está en quiebra, abatido, disgustado, frustrado, desilusionado y sin ilusiones o aspiraciones en la vida. Es cuando usted cree en Dios, cuando sueña sueños acordes a la inmensidad de Dios, cuando experimenta el favor divino, y cuando se sostiene en la fe que usted verá que el enemigo empieza a intensificar sus ataques contra usted.

2.  Satanás es persistente. Al principio él atacó a José con una tentación que hubiera hecho caer a la mayoría de los jóvenes. Cuando esta tentación no funcionó, él tentó a José diariamente, una y otra vez, con la esperanza de abatirlo. Cuando esto no funcionó, el enemio trató una nueva estrategema: una acusación falsa. ¿Cuál es mi punto? Mi punto es que así como Dios está dispuesto a bendecirle diariamente, el enemigo está dispuesto a destruirlo diariamente. Él no tiene nada mejor que hacer. Pero no se preocupe, Dios le ha dado la gracia para sobreponerse a cada ataque.

3.  Dios es más grande que satanas y Su gracia es más fuerte que su oposición. Cuando sus hermanos lo vendieron como esclavo, Dios se encargó que José terminara en casa de Potifar. Luego Dios bendijo el trabajo de sus manos. Cuando la esposa de Potifar se insinuó a José continuamente, la gracia de Dios le dio poder a José para resistir esos ofrecimientos sexuales. Cuando la frustración de ella se convirtió en falsas acusaciones, veremos cómo Dios le dio gracia a José para enfrentar lo que vendría después. Mi punto es que no importaba con qué satanás trataba de obstaculizar a José, Dios ya le había dado a José la gracia para sobreponerse a ello. Esto fue una verdad para José entonces y es también una verdad para usted hoy.

4.  Usted tiene la gracia para seguir adelante.

a.  José nunca se dio por vencido, porque Dios estaba con él. Dios también está con usted y Él le ha dado la gracia para seguir adelante.

b.  Aquí está la respuesta a ‘cómo ganar en la vida’ : Simplemente rehúsese a perder. La única forma en la que puede perder es si se da por vencido.

c.  Satanás está decidido a destruirlo y Dios está comprometido a bendecirlo. ¿En quién tiene más confianza?

d.  No importa a qué se esté enfrentando esta mañana, solo recuerde: ¡Su Dios es más grande que su problema!

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi propósito. También te doy las gracis por usar la vida de José para enseñarme cosas acerca de mi vida. José es alguien con quien me puedo comparar. Yo veo los ataques a los que se enfrentó – todo por causa de su propósito- y cómo Tú ya le habías dado la gracia para sobreponerse a ellos. Tú hiciste cosas POR él completamente por Tu favor y Tu gracia, de manera que él no tuvo que participar siquiera. También hiciste cosas A TRAVÉS de él, dándole poder para estar en paz, para mantener su integridad, y para continuar creyendo que Tu sueño para su vida se materializaría. Yo aprendo de José. Yo sé que satanás me atacará, porque mi propósito amerita ser atacado por él. Yo sé que satanás será persistente, pero yo también lo seré. Yo sé que la oposición será fuerte, pero Tu gracia en mi vida es MÁS FUERTE. Así que no importa a qué me enfrente y no importa por cuánto tiempo, yo no voy a perder, porque me rehuso a darme por vencido. Tú ya me has dado la gracia para sobreponerme a cada ataque y aun amar a quien me ataca.  Yo abrazo Tu gracia. Yo permito que Tu poder fluya a través de mí. Yo minimizo mi YO, para que puedas maximizarte TÚ a través de mí. Tú eres más grande que cualquier problema que enfrente. Tu gracia es más fuerte que cualquier ataque de satanás. Tu poder es más grande que cualquier cosa que satanás ponga en mi camino. Así que mi confianza y esperanza NO están puestas en mí; sino en Tí, en Tu poder, y en Tu dedicación a mí. Puede que no sepa QUÉ me depara el futuro, pero estoy emocionado porque se QUIÉN está en control de mi futuro. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.