0 Liked

El Curioso Caso de Simón Pedro

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” A lo largo de esta serie hemos estudiado algunos “casos de gracia”. La serie en su conjunto ha durado dos años y medio, así que hemos estudiado muchos personajes e individuos de la Biblia en este tiempo. Aprendimos cómo José, Daniel y Pablo fueron ejemplos de la gracia. Anteriormente dije en un mensaje,

 

“Dios tomó a un hombre, Pablo, quien estaba altamente preparado en la Ley de Moisés, un hombre que pertenecía a la élite entre los Judíos, y le llamó a predicar el Evangelio a los incultos. A su vez, Dios tomó a un hombre inculto, Pedro, un hombre que había pasado su vida profesional como pescador, y le llamó a predicar el Evangelio a la élite de los Judíos educados. ¡Dios hace cosas así para forzarte a que confíes en Él y en Su gracia!”

 

Mientras mi estudio sobre Daniel estaba llegando a su fin, yo estaba orando acerca de qué enseñar después. Me di cuenta de que nunca había hecho un estudio profundo de la vida del Apóstol Pedro. A menudo yo intercalo a Pedro y Pablo, y he estudiado y enseñado acerca de Pablo ampliamente, pero por alguna razón nunca había estudiado a Pedro. Le pregunté a Dios si podía enseñar acerca de la vida de Pedro en esta serie y Él me dio la luz verde.

 

Durante los siguientes meses vamos a estudiar el curioso caso (un caso de gracia) de Simón Pedro. Definitivamente que podemos aprender muchas cosas acerca del éxito en base a la gracia de un hombre que comenzó como un pescador y terminó siendo el líder de la iglesia del Nuevo Testamento.

 

¿Qué es lo que esto significa para ti hoy? Esta mañana solamente quería introducir al Apóstol Pedro. Mi oración es para que el Espíritu Santo prepare tu corazón para esta serie. Al embarcarnos en esta jornada juntos, estudiando la maravillosa vida de un hombre ordinario. Yo le pido a Dios para que te veas en Pedro y que Dios enriquezca tu vida a través de esta serie. Por el día de hoy solamente voy a compartir algunas joyas que servirán como introducción a la serie.

 

1.  Dios tomó un hombre ordinario (Simón), cambió su vida (a Pedro), y lo utilizó de una manera extraordinaria. Dios hace esto por Su inmerecida y sorprendente gracia. Lo que hizo por Pedro Él puede hacer por ti también.

 

2.  Cuando Jesús estaba buscando discípulos, hombres que pasarían tiempo de calidad e intimidad con Él, hombres que continuarían lo que Él comenzó, Jesús no buscó a los hombres más educados, ricos o influyentes de su época. Jesús escogió a hombres simples, ordinarios, trabajadores e industriosos para que le siguieran. Estos hombres cambiaron el mundo. Así que no te excluyas a ti mismo si no sientes que tienes las calificaciones más impresionantes. ¡Tú eres un candidato perfecto para ser un caso de gracia para Jesús.

 

3.  Como pescador, Pedro era parte de una cultura que produjo hombres rudos y agrestes. Simón el pescador no era educado, refinado, culto o sofisticado. Pero él se convirtió en Pedro, el Apóstol, el líder de la iglesia del Nuevo Testamento. La historia de Pedro es una historia de la gracia de Dios, de Su amor y de Su poder inconmensurable.

 

4.  Como un hombre poco sofisticado, Pedro era conocido por “perder los estribos” y hablar fuera de lugar. Cuando Pedro hablaba a menudo se metía el pie en la boca. Dios miró más allá de las faltas, defectos y fracasos de Pedro, y vio el propósito de Pedro. Dios dio a luz a Pedro por un propósito y él estaba decidido a ver que se cumpliera. Lo mismo puede decirse de ti.

 

5.  Pedro tenía una personalidad áspera y escandalosa. Dios no le cambió por completo. Dios usó la personalidad de Pedro para Su gloria. Dios hará lo mismo contigo. Cuando se llega a Dios, Él no está tratando de desechar todo tu ser por completo. Tu personalidad es lo que te hace especial. Él te hizo de esa manera. Él te usará a ti y a tu personalidad, para Su gloria. Yo soy testigo de esto. Yo amo mi personalidad y estoy agradecido de que Dios no me hizo cambiarla cuando vine a Él. Dios me utiliza, POR COMPLETO, para Su gloria y Él hará lo mismo contigo. Yo enseño homilética en un Seminario Bíblico y les digo a mis alumnos que la predicación es “la verdad de Dios a través de sus personalidades”. Así que no creo que se tenga que cambiar para ser usado por Dios. Dios puede compartir Su verdad a través de tu personalidad para Su gloria. ¡Déjalo que lo haga!

 

Declaración de Fe: Padre, Te doy gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe.  Estoy muy emocionado con el estudio de la vida de Simón Pedro. Tú tomaste a un hombre ordinario y lo usaste de una manera extraordinaria. Al estudiar la vida de Pedro, mi corazón está listo para oirte en relación a mi persona. Me entrego a Ti de nuevo esta mañana. Yo consagro mi vida a Ti. ¡Todo lo que soy y todo lo que no soy, es todo tuyo! Te amo y me amo a mí mismo. Tú me hiciste de esta manera. Estoy hecho cuidadosa y maravillosamente. Soy especial a Tu vista. Yo no tengo que cambiar lo que soy para ser utilizado por Ti. Tú puedes compartir Tu amor, Tu luz y Tu poder a través de mí y de mi personalidad. Yo declaro que así lo harás. Cuando la gente me vea e interactúe conmigo, ellos verán a Jesús. Ellos oirán Su voz que sale a través de mi voz, sentirán Su amor que permea a través de mi corazón, y verán Su poder que fluye a través de mi vida y de mi personalidad. ¡Gracias Padre por haberme dado la gracia de ser YO MISMO! ¡Yo comienzo el día de hoy decidido a ser yo mismo, por Tu gracia, para Tu gloria! Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.
¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.