0 Liked
  • September 16, 2014
  • Comments are off for this post.

El Descanso de Dios Está a Su Alcance HOY

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” La semana pasada comenzamos a estudiar un pasaje en Hebreos 4 (versículos 1-11) y empecé enseñando acerca del descanso de Dios. Hemos cubierto ya los primeros cinco versículos. Hoy vamos a ver los versículos seis y siete. El escritor de Hebreos dijo:

Así que el descanso de Dios está disponible para que la gente entre, pero los primeros en oír esta buena noticia no entraron, porque desobedecieron a Dios. Entonces Dios fijó otro tiempo para entrar en su descanso, y ese tiempo es hoy. Lo anunció mucho más tarde por medio de David en las palabras que ya se han citado: “Cuando oigan hoy su voz no endurezcan el corazón.” (Heb 4:6,7 NTV)

Ya hemos estudiado el hecho de que el descanso de Dios le fue ofrecido a los Israelitas cuando ellos, por la gracia de Dios, fueron librados de la esclavitud de Egipto. Sin embargo, a causa de su desobediencia e incredulidad ellos se perdieron la oportunidad de recibir la tierra de Canaán, y más de mil años después el escritor de Hebreos nos dice que el ofrecimiento de Dios de un descanso divino aun está vigente. En el Griego original nos ayuda a entender que lo que se nos ofrece “permanece desde el pasado.” Es como si la bendición que estuviera a la mano esperando a que alguien la tome. El Padre ha hecho Su parte al hacer alcanzable este descanso, y aquellos que recibieron originalmente el ofrecimiento fallaron en aceptarlo y hacerlo suyo por culpa de la incredulidad. ¿No sería una pena si usted y yo hiciéramos lo mismo? ¿No sería triste si no hubiéramos aprendido de los errores de aquellos que se han ido antes que nosotros? El escritor nos da una motivación más al citar a David cuando dijo, “Cuando oigais Su voz, no endurezcais vuestros corazones.”

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos.

1.  El ofrecimiento de entrar en el descanso de Dios está disponible HOY. HOY el descanso divino está a su alcance. HOY usted puede entrar en ese descanso que le puede traer una paz de adentro hacia fuera. HOY el Padre puede librarle de todas sus preocupaciones negativas. HOY la ansiedad puede caérsele de encima como el agua al dorso de un pato. HOY la paz sobrenatural puede inundar su corazón y su mente. ¡Sí, HOY es el día! ¡El tiempo es AHORA! ¿Lo hará usted? ¿Entrará en el descanso divino? ¿Se apoderará del descanso que permanece desde el pasado? ¿Aprovechará el ofrecimiento de Dios? No siga esperando a que Dios le otorgue el descanso que ya ha puesto a su alcance. Él espera que usted lo pida. No lo tiene porque aun no lo ha pedido. ¿Lo pedir (con fe) hoy?

2.  Escuche la voz del Espíritu Santo. Cuando yo predico hablo acerca de la voz detrás de la voz, y de la Palabra detrás de la Palabra. A lo que me refiero con esto es que mientras estoy predicando el logos (la Palabra escrita), el Espíritu Santo, al mismo tiempo, está predicando el rhema (las Palabras vivientes). La Palabra escrita (logos) que predico puede cortar y hacer una incisión, pero la Palabra viva (rhema) que el Espíritu Santo predica, mientras yo predico, corta con precisión, causando que aquellos que reciben la Palabra tomen una decisión. Lo mismo sucede mientras usted lee La Palabra de Hoy. Usted está leyendo lo que yo escribí y eso tiene la habilidad de bendecir hasta cierto nivel, pero mientras usted la lee, el Espíritu Santo Mismo le está hablando y lo que Él le dice tendrá un impacto mucho mayor en su vida. Entendiendo esto, también voy a citar al Rey David cuando dijo, “Hoy cuando escuchen Su voz, no endurezcan sus corazones.” Entre en el descanso de Dios.

3.  Use su fe para acceder a la gracia de Dios. Ahora que sabe que el descanso o reposo divino está a su alcance, usted debe hacer algo al respecto. El Espíritu Santo tratará de que usted entre a Su descanso, pero usted debe responder con fe cuando escuche Su voz. Si usted se rehusa a Su llamado, Él no lo forzará a recibir Su bendición. Dios pone a su alcance lo mejor de Él, pero debe asegurarlo POR FE. ¿Lo hará?

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de cómo se supone que debo alcanzarla por medio de mi fe. También te agradezco por enseñarme acerca de Tu descanso. El ofrecimiento de entrar en Tu descanso es una Palabra que cambia la vida y yo la recibo por fe. Yo puedo descansar internamente mientras busco lo mejor que Tú tienes para mi vida. Tu descanso sobrenatural me dejará estar lejos de preocupaciones innecesarias para buscar el éxito en la vida. Así que muero a mí mismo, ya no confío más en la fuerza de los brazos, no busco tener éxito por mí mismo, y descanso en Tu gracia, misericordia, poder y favor. También te doy las gracias por la Palabra detrás de la Palabra, la voz detrás de la voz del Espíritu Santo hablándome detrás de ella. Yo escucho al Espíritu Santo que el descanso divino está a mi alcance HOY y yo no endureceré mi corazón hoy. Mis oídos están ungidos para escuchar lo que el Espíritu Santo me dice, mi corazón está ungido para recibirlo, y declaro que responderé EN FE. ¡Yo hago mío el descanso divino que está a mi alcance y lo hago HOY! HOY entro en Tu descanso. HOY estoy resuelto a abrazar Tu gracia. HOY voy a dejar de estresarme y depender solo de mis habilidades. HOY cambiaré y nunca seré el mismo. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. ¡Amén!

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.