0 Liked
  • July 14, 2014
  • Comments are off for this post.

El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad) – Nueva Serie

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al comenzar una nueva miniserie titulada “ El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” El Dr. Creflo Dollar recientemente enseñó una serie titulada “Prosperidad Basada en la Gracia” y su mensaje me bendijo grandemente. Al escuchar al Pastor Dollar el Señor me hablaba acerca de la diferencia entre buscar el éxito como el mundo lo hace (a través de sangre, sudor y lágrimas), y la forma como Dios lo hace (por medio de Su gracia). En esta serie quiero cubrir muchos temas ya que busco enseñar preceptos y ejemplos, darle principios divinos y ejemplo Bíblicos de los cuales usted puede sacar provecho.

La siguiente es una lista de “solo algunas” de las cosas que aprenderá en esta serie:

– Cómo definer el éxito en la vida

– Pensar y creer correctamente en relación al éxito Divino

– Redención de la maldición de Adán (Gen 3:19)

– Confiando en el amor de Dios hacia usted

– Hallando la gracia en un bote tan lleno de pescado que se hunde con las redes rotas

– La gracia para trabajar duro

– Entrando en el descanso de Dios

– Libertad de las obras muertas

– El favor de Dios

–Todo lo que necesita para cumplir su propósito divino ya es suyo

– Dios quiere que tenga éxito en la misión de su vida

– Dios no se opone a la salud o a la riqueza

– El poder de la Presencia de Dios

– José tenía la gracia para triunfar

– Pablo tenía la gracia para triunfar

– Gedeón tenía la gracia para triunfar

– El Rey Josafat tenía la gracia para triunfar

Estos temas no están en un orden particular, pero por esta mañana compartiré algunas joyas acerca del término “éxito en la vida.”

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos.

1.  ¿Cómo mide el éxito en la vida? El éxito en la vida no puede ser medido por lo que usted maneja, en dónde vive o lo grande de su cuenta bancaria. En la sociedad de hoy muchos equiparan al éxito con la fama o la fortuna. Tener dinero o ser conocido no es necesariamente algo malo, pero si dista mucho de ser lo  “único” que importa. El diccionario define éxito como “el logro de un objetivo o propósito.” En el caso de su vida, el objetivo debería ser cumplir el propósito divino de Dios para usted. Si lo hace, si cumple con aquello para lo que Dios lo trajo al mundo, entonces habrá triunfado. Eso es. Es así de simple.

2.  ¿Puede tener éxito en algo equivocado? ¿No sería una pena pensar que está “ganando” en la vida, disfrutando de lo que pensó que era el éxito, solo para descubrir al final de su vida que se la pasó haciendo lo incorrecto? Dios no va a bendecir y a favorecer el trabajo de sus manos cuando usted lo hace todo solo y está determinado a vivir una vida que se supone no debería vivir, pero no se equivoque, usted puede TRABAJAR para tener éxito en la tierra en algo que se supone que no debería estar haciendo, y si lo hace, deberá trabajar muy duro y su labor, por lo menos a los ojos de Dios, a final de cuentas habrá sido en vano.

3.  ¿Está triunfando? Ya que le di una pequeña definición de éxito (cumplir con su propósito divino), ahora puedo hacerle una pregunta sencilla. ¿Está haciendo aquello para lo que nació?¿Está viviendo la vida que Dios quiere que viva? ¿El camino que sigue lo lleva cada vez más cerca al destino que Dios desea para usted? Si así es y lo está haciendo, entonces está triunfando en la vida. No importa cuánto dinero tenga en su cuenta de banco, qué vehículo maneje o en dónde viva. Si usted está haciendo aquello para lo que Dios lo trajo al mundo, entonces usted está triunfando, y debería disfrutar a cada minuto. Sin embargo, si no lo está haciendo, entonces no permita que las trampas de este mundo (el dinero, la fama, la posición, importancia, etc.), lo mantengan en un camino que usted sabe que es incorrecto. Arrepiéntase, pida que el Espíritu Santo le guíe, y vaya de vuelta al camino hacia lo mejor que Dios tiene para su vida. No se preocupe por el dinero. Si usted hace todo conforme al propósito de Dios para usted, el dinero estará ahí y usted siempre tendrá mucho más de lo necesario para cubrir sus necesidades y ser de bendición a otros. El dinero lo vuelve un buen sirviente, pero un mal amo. No vaya detrás del dinero, vaya en pos de Dios, y el dinero irá detrás de usted.

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por tratar conmigo en relación a mi definición del éxito. Yo sé que Tú has hecho planes para mí desde antes que el mundo comenzara. Yo sé que nací por una razón y que esa razón es Tu propósito divino para mi vida. Yo sé que no soy un error. Yo sé que estoy aquí con un propósito. También sé que hubo un tiempo en el que no sabía cuál era Tu propósito para mi vida, así que encontré uno yo mismo y yo era el Capitán de mi propia nave. Sin embargo después de estar en contacto con Tu Hijo Jesús y de hacerlo mi Señor, Tú me diste Tu precioso Espíritu Santo y ahora Él me revela cosas en relación a mi propósito. Yo he hecho cambios en base a lo que sé acerca de mi propósito ahora. He recompuesto mis prioridades. Ahora lo primero, y más importante, en mi vida es el cumplimiento de mi propósito divino. Yo no voy en pos del dinero, yo voy en pos de mi propósito. Yo no busco la fama, yo busco cumplir con aquello para lo que nací. Y al hacerlo, Tú haces que la gracia abunde hacia mí, al punto en el que siempre tengo todo lo que necesito para cumplir con mi llamamiento, y Tú engrandeces mi nombre, poniendo los reflectores sobre mí, para que pueda, a la vez, desviar esa gloria hacia Tí. Gracias Padre por ayudarme a entender el éxito. Yo estoy triunfando  y tendré éxito en la vida porque mi vida no se trata más de mí. Mi vida  SE TRATA POR COMPLETO DE TÍ. Tú me trajiste al mundo con un propósito, y cumpliré mi tarea divina antes que muera, por Tu gracia, viviendo por fe. ¡Y eso es éxito para mí! Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor  Jesucristo. Amén

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.