0 Liked
  • May 27, 2014
  • Comments are off for this post.

El Poder de Saber que Usted No Es lo Suficientemente Bueno

Esta mañana continuaremos con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al enseñar el hecho de que  “La Gracia de Dios es Suficiente.” Anteriormente estudiamos los versículos 7 al 9 de 2Corintios 12.  Hoy vamos a retomar el versículo 9 y añadir el 10.

El Señor le permitió al Apóstol Pablo que visitara el cielo y regresara a la tierra para hablar acerca de ello. La experiencia fue sobrenatural y maravillosa. Satanás asignó uno de sus mensajeros para atacar de manera continua a Pablo. Pablo le pidió al Señor que le quitara a ese mensajero, pero en lugar de remover la fuente de su dolor, Dios le dijo,  “ Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.’”  Lo cual llevó al Apóstol a decir, “Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.  Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Corintios 12:9,10 NVI).

¿Qué significa esto para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos.

1.  Pablo reconoció que él no era digno de haber realizado ese viaje al cielo. Pablo contó acerca de su viaje al cielo, pero no para jactarse de sus habilidades, sino para poder jactarse de la gracia de Dios.  El hecho de que Pablo no tomara crédito alguno por ese viaje, es de hecho una de las razones por las cuales el Señor le permitió realizar el viaje en primer lugar. Dios quiere saber si puede con la bendición.  Muchas personas no pueden. Algunas personales le piden a Dios que los bendiga con esto o con aquello, pero Dios no puede hacerlo, porque Él sabe que esa bendición (cualquier cosa que “esa” signifique) le haría caer en el orgullo y autojustificación. Dios quiere bendecirlo ricamente, pero usted tiene que llegar al punto en el que debe ser lo suficientemente humilde para recibirlo sin llegar a pensar orgullosamente en que lo hizo usted solo. Así que déjeme preguntarlo de la siguiente manera: ¿Puede soportar el ser bendecido? ¿Podrá Dios bendecirle ricamente y que usted siga dependiendo de Él? Dios no le va a bendecir a menos  que Él sepa que usted va a poder con la bendición.

2.  Pablo reconoció que él no tenía el poder suficiente para lidiar con el mensajero de satanás. Después del viaje de Pablo al cielo, un mensajero de satanás recibió la encomiendo de molestarle. Por si mismo, Pablo no tenía poder alguno sobe el mensajero de satanás, pero en eso radicaba la verdadera fuerza de Pablo. Él no declaró poder con el mensajero de satanás él solo. Él le pidió ayuda a Dios y Dios le dio la gracia para sobreponerse a los ataques satánicos y para seguir adelante. Dios liberará Su poder sobre su vida cuando usted reconozca el hecho de que su propio poder no es suficiente.

3.  Pablo reconoció que él no era digno de su tarea. Pablo tenía una gran tarea por delante y pudo llevarla a cabo, porque él no perdía el tiempo engañándose al pensar que él era digno de la misma, o que él podría lograrla sin la gracia de Dios. ¿Quiere usted maximizar su potencial y su propósito en la vida? Para lograrlo usted debe mantener una perspectiva correcta acerca de usted y sus habilidades. Si usted se cree mucho, usted será humillado por Dios. Pero tampoco puede menospreciarse. Simplemente reconozca sus limitaciones y dependa de la gracia de Dios para equipar, permitir, llenar de poder y usarlo en el Reino de Dios.

4.  La Fortaleza de Pablo se hallaba en su debilidad y su dependencia del Padre.  El Apóstol dijo, “Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.” Si usted quiere que el poder de Dios se manifieste sobre usted, y pueda fluir a través de usted con libertad, usted deber hacer morir su yo interno. No es sino hasta que reconoce sus limitaciones y descansa en la fortaleza de Dios, que Su poder estará a su alcance y se manifestará en su vida, porque cuando llegue a ese punto, usted estará dependiendo de la gracia de Dios.

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias no solamente por enseñarme acerca de Tu gracia, sino también por derramarla sobre mí diariamente. Tú me llamaste por gracia, desde antes de la fundación del mundo, antes que yo hiciera algo para merecerla. Tú me salvaste por gracia, cuando vivía en pecado y era claramente culpable e injusto. Tú me usas ahora por gracia, a pesar de mis fallas, defectos y transgresiones; usándome para dejar en el mundo una huella que no podrá ser borrada. Tú me llenas de poder por gracia, cuando reconozco el hecho de que mi poder es limitado y mi fuerza no es suficiente. Tú me has bendecido ricamente por Tu inmerecida gracia y por eso nunca dejaré de alabarte. Ahora me humillo aun más, haciendo morir mi yo interno en un nivel más alto, para que Tu bendición pueda fluir en mi vida al máximo. Quiero recibir todo lo que tengas para darme, y quiero cumplir con todo para lo que me has llamado, por tanto, yo reconozco mis debilidades y descanso en Tu fuerza. Tú puedes hacer todo lo que quieras en mí, conmigo y a través de mí Padre, porque yo reconozco mis limitaciones y descanso en Tu gracia. Al igual que Pablo, Tu poder se manifiesta en mi vida a través de mis debilidades, y estoy listo para ser bendecido, porque me niego a tomar el crédito por las bendiciones. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.