0 Liked
  • September 15, 2014
  • Comments are off for this post.

Entrando en el Descanso de Dios (4ta Parte)

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).” Durante los últimos dos días hemos estado hablando acerca del tema “Entrando en el Descanso de Dios.” Durante estos últimos días hemos estado estudiando un pasaje en Hebreos 4. Vamos a continuar.

(Heb. 4:3-7) Solo quienes lo hemos creído podemos entrar en el lugar de reposo del Señor. Como Dios dijo, “En mi enojo juré: ‘No entrarán en mi reposo’” Pero la obra de Dios fue completada desde que Él hizo el mundo. Sí, en algún lugar de las Escrituras Él habló acerca del séptimo día de la semana. Él dijo, “Así que en el séptimo día Dios descanó de Su obra.” Pero la Escritura anterior Dios dijo, “Nunca entrará en mi reposo.” Así que la oportunidad aun persiste para que algunos entren en el reposo de Dios. Pero quienes escucharon primero las buenas nuevas no entraron, porque no obedecieron. Así que Dios planeó otro día especial. Se llama “hoy.”

El Dr. J. Vernon McGee, ya fallecido, al comentar este pasaje dijo lo siguiente: “Este es el Sábado. Dios descansó en el séptimo día, y ese fue el Sábado. Sin embargo, el Sábado hoy no es un día que guardemos u observemos. ¿Ya ha entrado en el Sábado real hoy? ¿Sabe usted lo que es confiar en Cristo y solamente en Cristo para su salvación? ¿Confía usted en algo más? ¿Se trata de Cristo? ¿Ha entrado en Su descanso? Yo tuve un buen amigo que era Dcotro y observaba el Sábado como día de reposo. Jugábamos tenis juntos, y nos llegamos a conocer muy bien.  Un día después de jugar tres sets de tennis, nos sentamos en una banca, y comenzamos lo que podría llamare un argumento religioso. Él me miró y me dijo, “¿McGee, tú guardas el día de reposo?” “Sí, yo guardo el Día de reposo” Él me miró intensamente y me dijo, “¿Qué día?” Yo le contesté, “Sábado, Domingo, Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, y entonces empiezo todo de nuevo el Sábado.” Él me dijo, “¿A qué te refieres con eso?” “Bueno, la forma como yo entiendo la Epístola a los Hebreos, el Día de Reposo es ahora el día de gracia en el que vivimos, y Cristo, después que murió en la cruz y se levantó de los muertos, volvió a sentarse a la diestra del Padre. Él se sentó, no porque estuviera cansado, sino porque Él ya había completado tu redención y la mía. Así que ahora Él me dice, ‘Descansa en Mí.’ Yo tengo un Día de Reposo a diario—yo descanso en Cristo.” Mi amigo el Doctor me miró sorprendido. “Bueno,” dijo, “eso es mejor que tener un solo día, ¿verdad?” Yo le dije, “Seguro que sí. Siete días a la semana es un Día de reposo en Cristo.

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos.

1.  No busco comenzar un debate sobre la observación del Dia de Reposo en Sábado, Domingo o cualquier otro día. Yo me voy a mantener alejado de ese tema. Mi punto, el punto de Hebreos 4, es que hay un descanso sobrenatural disponible para los creyentes hoy en día. Dios nos ofrece líbremente este descanso por Su gracia y Él espera que lo alcancemos con nuestra fe. Este descanso es un descanso de gracia, confort y paz sobrenaturales. Cuando usted descansa en Dios puede tener una paz interna, aun cuando las cosas están de cabeza externamente.

2.  El Padre descansó cuando Él terminó con la creación y Jesús descansó cuando Él completó la salvación. Dios ahora nos da la oportunidad de descansar en lo que Él ya ha hecho por nosotros. Descanse en la obra consumada del Padre en la creación —usted fue hecho a Su imagen y semejanza. Descanse en la obra consumada de Jesucristo en la cruz—usted es salvo del poder y de la paga del pecado. Descanse en la gracia que Dios le ha dado para cumplir con su tarea divina —usted está aquí por una razón y todo lo que necesita para cumplir con su tarea ya ha sido preparado para usted.

3.  Cuando descanse en la esperanza que tiene de la vida eternal y la gracia que tiene para cumplir con su tarea divina, también descanse en el hecho de que satanás es un enemigo derrotado. Descanse en el hecho de que Cristo Jesús murió para librarle del poder del pecado y de satanás. Jesús le arrebató las llaves del Reino a satanás, le quitó a la muerte su aguijón, y le robó al sepulcro su victoria. Si sabe que va a al cielo, y sabe que el Padre quiere que disfrute su travesía, ¿Entonces de qué se preocupa? ¡Entre en el descanso de Dios!

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por tomarte el tiempo de enseñarme acerca de Tu maravillosa gracia. Entre más estudio Tu gracia, más me doy cuenta cuánto ya has hecho por mí. No se trata de que hagas planes para mí…..Tú ya los has hecho. No se trata de que harás algo para tratar con mi pecado….sino que Jesús ya se encargó de eso.Tu Hijo Jesús murió en mi lugar. Él pagó mi castigo. ¡Él voluntariamente aceptó la muerte por crucificción en la cruz del Calvario, fue sepultado en una tumba prestada, Él descendió al infierno y llevó cautiva la cautividad, y se levantó de los muertos por el poder de Su mano! Jesús luego ascendió al Cielo y se sentó junto a Tí, Padre, lo que significa que Su obra en la tierra había sido terminada (por lo menos por ahora). Yo declaro que yo descanso en la obra consumada de Jesús. Yo descanso en la gracia por la qué he sido salvado de mi pecado. Yo descanso en la gracia que tengo en mi vida para tener éxito terrenal. Yo entro en Tu descanso y yo desecho la presión de hacerlo todo yo solo. Yo no tengo que ganarme Tu misión, pues Tú me la has dado por gracia. No tengo que ganarme la vida eterna, pues Tú me la ofreciste por gracia. Y no tendré que ganarme el éxito, porque Tu gracia ya está en mí para GANAR en la vida. Yo descanso en el hecho de que Tú has planeado un gran futuro para mí por gracia y yo LO VIVIRÉ por fe. ¡Yo descanso en Tí! ¡Yo comienzo este día y este fin de semana al entrar en Tu descanso! Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. ¡Amén!

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.