0 Liked

Eres Natural a lo Sobrenatural

Esta mañana continuamos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”, siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada “Concéntrate en Perder Tu vida.”  Este fin de semana fue grandioso para mí y espero que lo haya sido también para ti. Voy a compartir algunas cosas que ocurrieron durante el fin de semana como parte del mensaje de hoy.

 

Isabella y el equipo Misionero estaban programados para llegar a DC la noche del viernes a la medianoche. Yo tenía planeado ir a Filadelfia a una conferencia para hombres a las 6 am del sábado. No había visto a mi esposa en 9 días y sabía que sólo iba a verla durante un par de horas antes de atender otra necesidad del Ministerio. El vuelo que Isabella y el equipo Misionero tomaron de Puerto Rico a Miami se retrasó y eso causó que perdieran el último vuelo de Miami a Washington DC. Así que Isabella no pudo llegar a casa hasta la mañana del sábado. Esto provocó un cambio de planes. Nosotros reajustamos. Hice planes para que alguien cuidara a los niños y para que alguien llevara a Isabella a la casa del aeropuerto. Así que mientras que Isabella estaba volando a DC, yo estaba en  camino a Filadelfia.

 

Isabella llegó a casa y yo llegué a la conferencia de Hombres y ambos disfrutamos nuestra Sábado. El sábado por la tarde, debido a un cambio de planes de último minuto, me pidieron que permaneciera en Filadelfia para predicar el domingo. Yo sabía que era la voluntad del Señor, pero quería oírlo de mi esposa también. Llamé a Isabella y ella inmediatamente confirmó que era la voluntad de Dios. Así que me quedé. La persona que me acompañó en el viaje tuvo que quedarse también. Lo que más le sorprendió no fue que me pidieran que predicara, sino la forma como Isabella y yo respondimos. No nos  habíamos visto en una semana y media y nunca nos pasó por la cabeza decir “No” a Dios.

 

Otra cosa de la que hablamos fue la forma en la que respondimos  cuando Isabella perdió su vuelo. Ahora bien, aunque yo no estaba contento por esto, no había necesidad de estar molesto. Fue un inconveniente que nos hizo hacer cambios, tuvimos que cambiar nuestros planes y otros tuvieron que involucrarse para ayudarnos. Al final, sin embargo, tuvimos la paz. ¿Por qué? Debido a esta verdad: aunque fue una sorpresa para mí, sabía que NO era una sorpresa para Dios. El hecho de que Dios ya lo supiera me dio paz. El hecho de que Dios ya lo supiera es evidencia de que ya habíamos recibido la gracia para hacer frente a esta situación. Así es como procuramos hacer frente a todas las sorpresas.

 

Finalmente, Dios me usó el domingo, vidas fueron cambiadas para la gloria de Dios, y  yo llegué a casa la tarde del domingo. El cuerpo de Isabella todavía se estaba recuperando de todas las millas que el equipo caminó, arriba y cuesta abajo, en Dominica, durante el viaje Misionero. Ellos se levantaban temprano y se iban a la cama tarde. Ellos pusieron todo su corazón durante el día y se convirtieron en los conductos de amor y poder de Dios. Ellos están de vuelta a casa y el Padre los revitalizará.

 

Cuando uno renuncia a uno mismo o hace morir su yo, y abrazar plenamente la gracia de Dios, puedes hacer mucho más de lo que nunca imaginaste.  Puedes trabajar más duro de lo que nunca habías planeado. Puedes lograr más de lo que jamás soñaste. Pero al final, no serás tú quien lo haga, sino el Padre, que vive en Ti, quien te dará las palabras y la realización de la obra por Su maravillosa gracia (ver 1 Co. 15:10 y Jn 14:10).

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  El día en que Naciste de Nuevo ocurrieron varias cosas:

a)  Fuiste trasladado de la oscuridad a la luz maravillosa de Dios (1 Pedro 2: 9).

b)  Fuiste trasladado al Reino del querido Hijo de Dios (Col 1:13).

c)  Te sentaste en lugares celestiales con Cristo Jesús (Ef 2: 6).

d)  Fuiste cubierto por la sangre de Jesús (1 Jn 1:17), sellado con el Espíritu Santo (Ef 1:13), y llamado conforme al propósito eterno de Dios para tu vida (Ef 3:11).

 

2.  Cuando entiendes todo lo que pasó cuando Naciste de Nuevo, tú sabes que usted ya no es natural para este mundo.

a)  Cuando Naces de Nuevo lo sobrenatural es natural para ti. Tú simplemente no sabes cómo vivir de forma naturalmente sobrenatural hasta que renuevas tu mente.

b)  En cualquier área en la que no estás programado para pensar sobrenaturalmente, no digas que en esa área todavía eres “natural”, porque recuerda que ya estás viviendo naturalmente sobrenatural. Lo que pasa es que eres carnal en esa área.

 

3.  Satanás quiere que estés ligado a los límites de este mundo.

a)  Si Satanás puede mantenerte pensando con base en los límites de este mundo, y enfrentas cada desafío según los límites de este mundo, nunca lograrás hacer lo que Dios te ha asignado como propósito para estar en la tierra.

b)  Tú no eres el mismo que solías ser. Tú no tienes que pensar como piensa el mundo. No debes hacer frente a los retos de la misma manera que lo hace el mundo. Tú has nacido de lo alto. Eres un ciudadano del cielo. ¡Dios mismo vive EN ti! No estás atado a este mundo. Estás en el mundo, pero no eres de este mundo.

c)  Mira cada situación a través de la perspectiva de Dios. Haz lo que Él te dice que hagas, sin importar el costo personal, y Él se asegurará de que no sólo logres la tarea, sino de que disfrutes de la vida al mismo tiempo.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año al perder mi vida y vivir realmente para Ti.  Yo muero a mis límites. Muero a los límites de este mundo. Yo estoy EN el mundo, pero yo no soy DE este mundo. Así como Jesús es en el cielo, así soy yo en este mundo. Yo vivo mi vida basado en una realidad superior. Lo que Tú me dices que haga lo hago. Lo que me dices que diga yo lo digo. Viviendo de esta manera voy a hacer más cosas, a trabajar más, y crear un impacto mayor en este mundo de lo que había imaginado; pero no voy a ser yo haciéndolo. ¡Serás Tú, Padre, que moras en mí, dándome las palabras y la realización de la obra! Comienzo este día sabiendo que soy naturalmente sobrenatural. ¡No estoy confinado a los límites de este mundo! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.