0 Liked
  • July 23, 2014
  • Comments are off for this post.

La Fe Funciona Cuando Usted Confía en el Amor de Dios

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad).”Ayer le enseñé acerca de vivir “Confiando en el Amor de Dios.” El texto principal que usé fue 1 Juan 4. Aunque le di varios versículos, la clave para mí está en el versículo 16 en donde el Apóstol Juan dijo, “Nosotros sabemos cuánto nos ama Dios y hemos puesto nuestra confianza en su amor.” Ya les he enseñado que el verdadero éxito y la prosperidad no se encuentra en las cosas, sino en encontrar, seguir y cumplir con su propósito divino. Renunciar a aquello en lo que ya estaba trabajando en la vida antes de venir a Cristo, para el propósito que Dios le revela, no es fácil para la mayoría. Pero es mucho más fácil cuando Dios le ama y usted confía en Su amor. Cuando usted confía verdaderamente en el amor de Dios, usted estará más propenso a dejar el control, a poner el propósito de Dios como la prioridad #1 en la vida, y encontrar su verdadera naturaleza al perderse en Él. Esta es una descripción de la vida de gracia que debemos vivir.

Para poder disfrutar la plenitud de la gracia de Dios debemos acceder a Su gracia por medio de nuestra fe. El Apóstol Pablo dijo algo muy interesante en su carta a la iglesia en Galacia. Después de haberles enseñado que nosotros solo podemos vivir vidas que sean agradables a los ojos de Dios por Su gracia y no por cumplir con la Ley de Moisés, el Apóstol Pablo dijo “Pues, una vez que depositamos nuestra fe en Cristo Jesús, de nada sirve estar o no circuncidado. Lo importante es la fe que se expresa por medio del amor” (Gal.5:6). Como creyentes del Nuevo Testamento nuestras vidas no pueden enfocarse en las obras (como la circunsición). Debemos vivir nuestras vidas por fe y Pablo nos dice que la fe obra mediante el amor. Para que nuestra fe sea fuerte debemos conocer, creer y confiar en el amor de Dios.

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy?

1.  Como creyentes Neo-Testamentarios, Nacidos de Nuevo, y llenos del Espíritu, las Leyes ceremoniales o las reglas no deberían ser nuestro enfoque.

2.  Usted no puede vivir una vida agradable a los ojos de Dios por sus obras. Dios está buscando su fe, y ésta debe estar enfocada en la gracia de Dios y cimentada en Su amor.

3.  Su vida debería ser simple ahora. Usted debe dejarse guiar por el Espíritu Santo, para hacer y decir lo que Él le dice a usted por fe, y confiar en el Amor de Dios

4.  La confianza en el amor y en la gracia de Dios es el combustible de su fe. Si usted cree que su fe únicamente funciona cuando se es perfecto (cuando hace todo correctamente), entonces usted está viviendo en base a su proceder y no en base a la gracia. Si usted vive en base a su proceder, su fe sufrirá porque usted cometerá errores. Pero cuando usted vive en base a la gracia, confiando en el amor de Dios, usted puede creer aun después de que ha cometido un error.

5.  Al recibir el amor de Dios en su corazón y confiar en que ese amor le abrirá las puertas a la gracia de Dios y usted podrá caminar en la fe efectivamente.

6.  Su fe será fuerte cuando usted esté convencido que Dios le ama y que Él quiere usarlo por Su Gracia, y no porque usted sea muy bueno.

7.  El amor es quien Dios es y la Gracia es cómo Él trata con nosotros. Cuando asimilamos el hecho de que Dios le ama y que Él quiere bendecirle por Su gracia, usted podrá alcanzar esa gracia por medio de su fe.

Declaración de Fe: Padre, Te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu amor y de Tu gracia, y por Tu encomienda para mí de vivir mediante una fe que funciona mediante Tu amor. Ahora soy un creyente Neo-Testamentario, Nacido de Nuevo, lleno del Espíritu, y no vivo mi vida enfocado en Leyes ceremoniales. Esas Leyes eran externas y no podían producir un cambio interno. El enfoque de mi vida es ser guiado por Tu Espíritu Santo diariamente. Tu Espíritu me guía, me habla y Él me revela Tu voluntad para mí. Al escuchar, yo hablo. Al ver, yo hago. Al ser guiado por Tí, yo avanzo. Y todo lo hago, porque estoy convencido que Tú me amas. Tú me amas. Tú me amas. Tú me amas y lo sé. Tú me amas y yo confío en Tu amor. Gracias Padre por amarme a pesar de mis fallas, defectos y errores. Tú me amas con un amor incondicional y perpetuo. ¡Tú me amas, porque el amor no es algo que Tú tienes o que  haces, el amor es quien Tú eres! Yo recibo y abrazo Tu amor en mi corazón. Yo sé que quieres usarme y bendecirme porque eres muy bueno conmigo y no porque yo lo sea. No trato de vivir por fe en base a mi proceder. Yo vivo por fe basado en Tu amor. Tu amor, emanando de mi corazón, es lo que nutre mi fe. Tu amor en mi corazón me ayuda a protegerme y blindarme contra la condenación que satanás trata de arrojar hacia mí cuando cometo algún error. Y ya que puedo resistir a la condenación, también puedo mantener mi confianza en Tí. Así que, Padre, Yo comienzo este día con una confianza tenaz, sabiendo que me amas, que Tú me quieres usar para Tu gloria, y que quieres bendecirme por gracia. Yo procuro el éxito divino basado en Tu gracia y en Tu amor. No en mi proceder o por motivaciones mundanas. Por fe yo alcanzo Tu gracia y hago Tu voluntad aquí en la tierra. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.