0 Liked

La Palabra Atrae Problemas y Persecución

Esta mañana continuaremos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado.” La semana pasada comenzamos a estudiar la Parábola del Sembrador. Vamos a continuar. Jesús dijo:

 

“El campesino representa al que anuncia las buenas noticias.  Las semillas que cayeron en el camino representan a los que escuchan las buenas noticias, pero luego viene Satanás y hace que olviden todo lo que oyeron.

 

Las semillas que cayeron entre piedras representan a quienes oyen el mensaje del reino de Dios y rápidamente lo aceptan con gran alegría.  Pero como no lo entienden muy bien, la alegría les dura muy poco. Tan pronto como tienen problemas, o son maltratados por ser obedientes a Dios, se olvidan del mensaje.

 

Hay otros que son como las semillas que cayeron entre los espinos. Oyen el mensaje, pero no dejan que el mensaje cambie su vida. Sólo piensan en las cosas que necesitan, en cómo ganar dinero, y en cómo disfrutar de esta vida.

 

Finalmente, las semillas que cayeron en buena tierra representan a los que escuchan el mensaje y lo aceptan. Esas personas cambian su vida y hacen lo bueno. Son como las semillas que produjeron espigas con treinta, sesenta y hasta cien semillas.” (Marcos 4:13-20 TLA)

 

Ayer comenzamos a estudiar el suelo rocoso. Estas son las personas que, como dijo Jesús, “oyen el mensaje del reino de Dios y rápidamente lo aceptan con gran alegría.  Pero como no lo entienden muy bien, la alegría les dura muy poco. Tan pronto como tienen problemas, o son maltratados por ser obedientes a Dios, se olvidan del mensaje.” En el mensaje de ayer te dije que “El potencial ilimitado que se encuentra en la Palabra de Dios realmente atrae a la oposición. Satanás quiere detenerte antes de que aproveches el potencial de la Palabra sembrada en tu corazón. Así que cuando la palabra venga, prepárate porque vendrán problemas y persecución A CAUSA de la palabra.” Voy a explicar con más detalle esta idea.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  El potencial que se encuentra en la Palabra de Dios no tiene límites y es sobrenatural. La Palabra de Dios puede, sin lugar a dudas, cambiar tu vida para siempre.

 

2.  Dios se preocupa por sembrar Su Palabra en tu corazón, porque Él conoce el poder que Su Palabra contiene. Una Palabra de Dios puede cambiar tu situación.

 

3.  Satanás conoce el poder sobrenatural contenido en la Palabra de Dios. Así que, cuando la Palabra de Dios es sembrada en tu corazón, la Biblia dice que él viene inmediatamente a tratar de arrebatártela. El potencial sobrenatural contenido en la Palabra de Dios realmente atrae a la oposición de satanás.

 

4.  En general, cuando satanás viene a atacarte no es realmente porque esté preocupado por ti, en sí. Él está atacando el propósito que Dios puso EN ti. Satanás quiere detenerte antes de que maximices tu propósito y potencial en la tierra. A él no le importa si vas a la iglesia el domingo o si cantas canciones durante toda la semana. Lo que más le asusta es cuando realmente tratas de maximizar tu propósito en la medida en que cooperas con Dios, para que Dios pueda cambiar el mundo a través de ti. Eso es lo que le preocupa a satanás. De la misma manera, cuando Dios siembra Su Palabra en tu corazón, satanás viene en pos de la Palabra. A él no le preocupas tanto tú como la Palabra, porque sabe lo que puede suceder si permites que la Palabra de Dios produzca frutos en tu vida.

 

5.  Jesús nos enseñó a crecer recibiendo y respondiendo a la Palabra de Dios. Jesús enfatizó el escuchar a Dios y vivir de toda Palabra que se pueda ver, oír y entender. Pero Jesús también explicó que los problemas y persecuciones vendrán, A CAUSA de la Palabra. Satanás hará todo lo posible para hacer que te des por vencido con Dios y con la Palabra que has recibido de Él, ANTES de que la Palabra produzca frutos en tu vida. Satanás sabe que no puede detener a Dios, ni tampoco puede detener el poder de la Palabra. Pero el demonio puede tratar que te frustres. Si te sientes frustrado y te das por vencido ANTES de la cosecha, entonces, básicamente, tú te detuviste solo. ¡Satanás no puede detenerte, pero TÚ sí puedes DETENERTE! La única manera en que puedes perder es si te das por vencido.

 

Vamos a hablar más de esto mañana.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año 2016 poniendo especial atención a Tu Palabra. Medito y me medico en Tu Palabra de día y de noche. Yo le permito a Tu Palabra que produzca frutos en mi vida. Yo coopero contigo, para que puedas operar libremente en mí. Mantengo mi mente, mis ojos, y mi corazón concentrados en Ti. Me niego a renunciar, ceder o darme por vencido. ¡Yo me seguiré concentrando todos los días de mi vida, y así podrás cambiar el mundo a través de mí! ¡ Mientras trabajas a través de mi soy imparable! ¡Cuando Tú estás obrando a través de mí, detenrme a mí significaría detenerte a Ti,  y detenerte a Ti no es posible! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.