0 Liked

La Parábola del Sembrador (Repaso #1)

Esta mañana continuamos nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”. Hemos estado estudiando la Parábola del Sembrador durante meses.  En esta ocasión el Padre me ha dado la autorización para pasar a nuestro próximo tema. Pero antes de hacerlo, pasaré unos días haciendo un repaso de lo que hemos aprendido de esta poderosa parábola.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  El poder que se encuentra dentro de la Palabra de Dios funcionará para cualquiera que la reciba, la crea y la aplique.

 

2.  El poder que se encuentra dentro de la Palabra de Dios atraerá la oposición del enemigo. Cuando la Palabra sea sembrada en tu corazón no debes sorprenderte de que la oposición venga a causa de la Palabra.

 

3.  La comprensión de la Palabra de Dios es crucial. Nunca podrás obtener el máximo provecho de algo que no entiendes. La buena noticia es que el Autor del Libro vive en cada creyente que ha Nacido de Nuevo. Así que pídele al Autor, el Espíritu Santo, que te explique Su Palabra.

 

4.  Aunque la misma Palabra es sembrada en muchas personas, por el mismo Dios, los resultados variarán según la persona que la recibe. Esto es una advertencia y una fuente de aliento al mismo tiempo. Es una advertencia para que cada creyente sea una buena tierra cada vez que escucha la Palabra. Y es una fuente de aliento porque significa que la condición de los corazones de otros no afectará la cosecha que la Palabra producirá en tu vida. La Palabra sólo estará limitada o habilitada por la condición de tu propio corazón.

 

5.  En un tiempo en que las mentes están constantemente distraídas, el enfoque que le das a la Palabra es importante.

a)  Los jóvenes de hoy están acostumbrados a hacer múltiples cosas a la vez. Ellos ven la televisión, juegan videojuegos en sus tabletas y envían mensajes de texto desde sus teléfonos al mismo tiempo. Parece que es difícil que ellos se detengan lo suficiente como PARA HACER UNA SOLA COSA, o para que se ENFOQUEN COMPLETAMENTE en una sola cosa. Pero esto es exactamente lo que la Palabra de Dios requiere. La mente distraída se asemeja a la tierra improductiva en la Parábola del Sembrador.

b)  Debes desarrollar la disciplina necesaria para darle a Dios y a Su Palabra toda tu atención. La atención dividida no es el tipo de atención que Dios busca. Encuentra el tiempo … no, haz tiempo para darle a Dios tu atención. ¡Es mucho mejor que le DES a Dios tu atención que el tenga que LLAMAR TU ATENCIÓN!

c)  En este tiempo debes redescubrir el poder de una mente y un corazón enfocados. Si lo haces, vivirás tu vida con un mayor nivel de claridad y la Palabra trabajará EN TI, CONTIGO, PARA ti y A TRAVÉS de ti.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo he enfocado mi vida en este 2016. Te agradezco por tomar el tiempo para sembrar tu Palabra en mi corazón. Declaro que el poder dentro de Tu Palabra será puesto en funcionamiento en mi vida, porque Yo le doy a Tu Palabra el enfoque apropiado. Yo medito y me medico en Tu Palabra de día y de noche. Yo permito que Tu Palabra entre PROFUNDAMENTE en mi vida. Al hacerlo así, vivo la vida con claridad, enfoque, dirección y propósito divinos. Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.