1 Liked

La Relación Entre La Fe y el Morir a Ti Mismo

ACTUALIZACIÓN DE MISIONES: Ayer nuestro equipo tuvo un día ajetreado. Ellos visitaron Paixbouche para repartir alimentos y orar por los niños y los ancianos. Ellos llevaron a cabo un programa donde se celebró la vida de una dama que cumplió 100 años de edad. A Isabella se le dio la oportunidad de participar en el programa. Ella le dio a la dama un regalo de parte de los Ministerios RIP.

 

Por el favor de Dios, mientras que se llevaba a cabo la ceremonia, Isabella tuvo la oportunidad de conocer e interactuar con el Presidente de Dominica. Su Excelencia Charles Savarin.

 

Aquí hay un enlace a algunas de las fotos: https://goo.gl/JWq5Ln.

 

Un agradecimiento especial, una vez más, a todos nuestros socios y simpatizantes. Para aquellos que quieran donar, por favor háganlo a través de: http://ripministries.org/donate.

 

Aquí hay algunas maneras de mantenerse actualizado:

 

La página de Misiones en el sitio web: http://ripministries.org/missions/missions.

 

Instagram: https://www.instagram.com/rickpina/

 

Facebook: https://www.facebook.com/ripministries/

 

Ahora vamos a estudiar la Palabra.

 

Esta mañana continuamos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”, siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada “Concéntrate en Perder Tu vida.” Hoy me siento guiado a regresar a una porción de las Escrituras que estudiamos por un par de semanas. Esto es algo que Jesús dijo. Vamos a echar un vistazo al pasaje.

 

Jesús dijo: “Entonces llamó a la multitud para que se uniera a los discípulos, y dijo: ‘Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme. Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás; pero si entregas tu vida por mi causa y por causa de la Buena Noticia, la salvarás.’”(Marcos 8: 34,35 NTV). Sabemos que la Biblia ordena que vivamos por fe (ver Habacuc 2:4, Romanos 1:17, Gal 3:11, y Hebreos 10:38), y por mucho tiempo he estado enseñando acerca de renunciar o “morir a uno mismo” o “morir al yo.”  Esta mañana, mientras oraba sobre qué debía compartir contigo, el Señor me hizo considerar la conexión entre vivir por fe y morir a uno mismo. No se puede realmente vivir por fe hasta que mueres tanto a tus deseos como a tus límites.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  La fe hace que las imposibilidades del Cielo sean posibles en la tierra.

 

2.  La fe está en sintonía con un ámbito que no conoce límites.

 

3.  La fe es el vehículo a través del cual la humanidad es capaz de acceder a la divinidad.

 

4.  Lo mejor que Dios tiene se hace disponible gratuitamente por Su inmerecida y maravillosa gracia. La única forma de acceder a la gracia de este Dios es por medio de nuestra fe.

 

5.  No se puede vivir por una fe que te da acceso a un reino que no conoce límites, si tú tienes una mentalidad que sólo ve límites.

 

6.  El morir verdaderamente a los límites de la humanidad es la única manera en que estarás en condiciones de liberar tu fe con el poder sobrenatural de la divinidad.

 

7.  La fe no se trata de que tú convenzas a Dios de algo. La fe es lo que pasa cuando uno muere a uno mismo y los límites que uno se autoimpone, y te convences de Dios. Cuando Dios te convence y sabes lo que Él quiere hacer en tu vida – a pesar de que aquello a lo que Él te ha llamado es mucho mayor que cualquier cosa que pudieras hacer por tu cuenta – entonces comienzas a vivir por fe, confiando completamente en Dios y en Su poder ilimitado.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año al perder mi vida.  He sido llamado y ordenado a caminar y vivir por fe. Vivir por fe significa que vivo en una realidad diferente. Mi enfoque diario está en Ti, en Tu reino, en Tu realidad, en Tu poder, en Tu fuerza y en Tu voluntad para mí cada día. No importa a qué me enfrente, yo lo hago mirando a través de la lente de la fe. Lo hago hablando palabras de fe. Lo hago realizando acciones de fe. Tu voluntad se hará en la tierra como en el cielo, A TRAVÉS, porque mi fe me da acceso a Tu gracia. Mi fe hace que lo sobrenatural sea natural para mí. ¡Mi fe hace posible lo imposible para mí. Mi fe le dice “Sí” a Tu poder ilimitado y yo me convierto en un conducto humano de lo divino! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.