0 Liked

Lázaro – (17va Parte) – Gloria y Oposición

Esta mañana continuamos nuestra nueva serie titulada, “El Año de la Manifestación Sobrenatural“, con nuestra mini-serie sobre “Los Milagros de Jesús.” Vamos a continuar en esta mañana con la historia de Lázaro.

 

Ya que hemos cubierto la historia desde que Lázaro se enfermó hasta que fue resucitado, necesito que sepas lo que sucedió después. La Biblia dice:

“Muchos de los judíos que habían ido a ver a María y que habían presenciado lo hecho por Jesús creyeron en él. Pero algunos de ellos fueron a ver a los fariseos y les contaron lo que Jesús había hecho. Entonces los jefes de los sacerdotes y los fariseos convocaron a una reunión del Consejo. ‘¿Qué vamos a hacer?- dijeron- Este hombre está haciendo muchas señales milagrosas. Si lo dejamos seguir así, todos van a creer en él, y vendrán los romanos y acabarán con nuestro lugar sagrado, e incluso con nuestra nación.’

Uno de ellos, llamado Caifás, que ese año era el sumo sacerdote, les dijo: ‘¡Ustedes no saben nada en absoluto! No entienden que les conviene más que muera un solo hombre por el pueblo, y no que perezca toda la nación.’

Pero esto no lo dijo por su propia cuenta, sino que, como era sumo sacerdote ese año, profetizó que Jesús moriría por la nación judía, y no solo por esa nación, sino también por los hijos de Dios que estaban dispersos, para congregarlos y unificarlos.  Así que desde ese día convinieron en quitarle la vida.” (Juan 11:45-53 NVI)

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Dios quiere obtener la gloria a partir de los desafíos de tu vida.

a) Dios no creó la enfermedad que atacó al cuerpo de Lázaro. Tampoco hizo que la enfermedad lo llevara a la muerte. Pero lo que hizo fue usar lo que el diablo hizo para el mal, haciendo que obrara para el bien.

b) Dios no hace que te sucedan cosas malas tan solo para que Él pueda arreglar esas cosas y librarte de ellas. Eso haría a Dios un enfermo y sádico. Lo que Dios busca es manifestar Su gloria en cada situación: buena o mala. Así que no importa lo mala que parezca una situación, Dios puede manifestar Su poder en ella y obtener gloria a partir de ella.

c) Muchas personas creyeron en Jesús como resultado de este milagro. Se sorprendieron al ver a Lázaro caminando, cuando supieron que murió y permaneció muerto durante cuatro días. Dios fue glorificado por la catástrofe que sacudió la casa de María, Marta y Lázaro. Él puede ser glorificado a través de los desafíos de tu vida también.

 

2.  Dios quiere usarte para Su gloria.

a) Verte como María, Marta o Lázaro en la historia es comprensible. La mayoría de las personas leen una historia como esta e inmediatamente se identifican con la persona a quien Jesús le ministró. Sin embargo, debes aplicarte hasta el punto en que te veas a ti mismo como Jesús en la historia.

b) El propósito de esta serie es doble. Primero, quiero que creas en el poder milagroso de Dios. Segundo, quiero que creas que el poder para obrar milagros de Dios puede fluir a través de ti.

c) Debes verte como un medio de Dios. Eres un conducto humano de lo divino. Cuando te ves a ti mismo de esta manera, puedes ser usado por Dios sobrenaturalmente.

 

3.  El que Dios sea glorificado en una situación no significa que la situación no encontrará oposición.

a) El consejo de Sacerdotes y Fariseos reconoció el hecho de que si Jesús no era detenido, todos iban a creer en Él. Estaban más preocupados por su templo físico que por el Reino invisible de Dios. De la misma manera, a veces te enfrentarás a la oposición más feroz de las personas que dicen estar de tu lado. No todos los que están “contigo” están “a favor tuyo.”

b) De alguna manera perversa, el Sumo Sacerdote (Caifás), creía que matar a Jesús realmente unificaría a los Judíos. Mira, el diablo cegará las mentes de tus oponentes hasta el punto en que ellos piensen que realmente están haciendo lo correcto a los ojos de Dios, mientras ellos te enfrentan. Pero aquí está la buena noticia: ¡su veneno no puede detener tu propósito!

 

Declaración de Fe: Padre, este es un año de Gran Victoria para mí. Eres un Dios sobrenatural. No estás limitado a las leyes naturales de este mundo. Tú vives en mí. Esto me hace un portador de Dios. Soy un conducto humano de lo divino. Tu presencia EN mí, significa que los límites humanos ya no me pueden confinar. Me veo a mí mismo como Jesús lo fue en este mundo. Estás EN mí, SOBRE mí, CONMIGO Y POR mí. Yo Te involucro en todas las situaciones a las que me enfrento, y entonces me posiciono para ser utilizado por Ti, para Tu gloria. La oposición puede venir. Los enemigos pueden odiarme. Las flechas pueden volar hacia mí. Las puertas pueden cerrarse. Pero nada ni nadie puede detenerme cuando estoy haciendo Tu voluntad. ¡Serás glorificado en mí, conmigo, y a través de mí! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora!