0 Liked

Mantén Tu Enfoque en Lo Nuevo de Ti

Esta mañana continuamos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”, siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada “Concéntrate en Perder Tu vida.” Hemos estado estudiando este pasaje durante más de un mes. Volvamos a él.

 

El Apóstol Pablo dijo: “Sea de una forma u otra, el amor de Cristo nos controla. Ya que creemos que Cristo murió por todos, también creemos que todos hemos muerto a nuestra vida antigua. Él murió por todos para que los que reciben la nueva vida de Cristo ya no vivan más para sí mismos. Más bien, vivirán para Cristo, quien murió y resucitó por ellos. Así que hemos dejado de evaluar a otros desde el punto de vista humano. En un tiempo, pensábamos de Cristo solo desde un punto de vista humano. ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora! Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!” (2 Cor 5:14-17 NTV).

 

Hoy vamos, una vez más, a centrarnos en la declaración final de Pablo en este pasaje – en las dos últimas líneas. Pablo dijo “Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!” Tú no estás tratando de ser nuevo. Tú no te estás esforzando por ser nuevo. ¡Tú ERES nuevo, ahora mismo! Cristo te hizo nuevo y el Espíritu Santo te habilita para vivir en todo lo nuevo de la vida que Cristo te ha proporcionado. Así que al comenzar este día y esta semana, enfócate en la vida como el hombre nuevo que ya eres.

 
¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Si estás en Cristo, Tú ya eres nuevo, pero debes mantener tu enfoque y atención en todo lo nuevo acerca de ti. Tus acciones nacen de tus pensamientos. Si no piensas de forma diferente, no vivirás de otra manera, a pesar de que Cristo ya te ha hecho diferente.

 

2.  El día en que Naciste de Nuevo Dios te hizo nuevo. Sin embargo, si deseas llevar a cabo nuevas acciones debes tener nuevos pensamientos. No puedes vivir una nueva vida pensando en la manera antigua.

 

3.  Si has Nacido de Nuevo satanás no pueden robarte la vida eterna, pero él hará todo lo posible para robarte el gozo de la vida que Cristo te ha proporcionado. Satanás intentará distraerte para que cambies tu enfoque de las cosas de Dios, para que dejes de maximizar tu propósito y potencial mientras que estás en la tierra.

 

4.  Satanás quiere tu enfoque.

a) Si satanás puede llamar tu atención durante 5 segundos, él tendrá tu mente por 5 minutos.

b) Si satanás puede distraerte y mantener tu enfoque lejos de las cosas de Dios, entonces no es necesario que él haga otra cosa. Ya estarás derrotado, porque él te descarriló en tus pensamientos desde antes de que comenzaras.

c) Satanás sabe que no te puede detener cuando te centras en Dios, en tu propósito divino, y en el poder del Espíritu Santo para lograrlo. Pero si él puede distraerte, haciendo que tu mente se centra en otras cosas, él ya no tiene que hacer nada más, ya que tus acciones vendrán de tu distracción y no de tu propósito.

d) Dios sabe que eres nuevo y satanás también. Satanás sabe que no puede hacer nada acerca de tu salvación, pero que sí puede influir en el impacto que puedas tener en este mundo si él consigue distraerte. Esta es la razón por la que vivir tu vida con claridad, enfoque divino, y determinación es tan importante.

 

5.  Ten la determinación hoy que vas a mantener tu enfoque en la vida como la persona que ya eres en Cristo Jesús. Si mantienes tu enfoque, podrás caminar con Dios y dejar una huella en este mundo que perdurará por generaciones venideras.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año 2016 trayendo cautivo cada pensamiento perdido y alineándolo con el conocimiento de Ti. Yo estoy EN Cristo y Cristo está EN mí. Estoy EN Tu reino y Tu reino está EN mí. Tú me has hecho nuevo. Soy nuevo en este momento. Lo viejo se ha ido y todo es nuevo. Así que pongo mis afectos en las cosas de arriba. Soy nuevo, en este momento, y me propongo vivir como el hombre nuevo que ya soy. No me distraigo fácilmente. Me niego a ser descarrilado de mi destino. Puedo mantener mi mente y mi enfoque en Ti Padre, en el propósito que has puesto delante de mí, y en dejar la marca en este mundo para la que nací. Mi mente está puesta en Ti. Mis pensamientos están fijos y centrados en Ti todos los días, en todos los sentidos. Viviendo de esta manera puedo vivir la vida para la que he nacido. Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.
¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.