0 Liked
  • February 06, 2014
  • Comments are off for this post.

Minimice Su Humanidad y Maximice Su Divinidad

Esta mañana continuaremos con nuestra serie “La Gracia que es Simplemente Maravillosa.” Hemos estado en esta serie por casi un año y medio, y durante este tiempo El Padre me ha guiado a enseñar algunas miniseries dentro de esta serie. Por ejemplo, acabamos de terminar ocho mensajes sobre renovar nuestra mente para poder aceptar y experimentar la gracia de Dios. Esta mañana empezamos otra miniserie dentro de esta serie: Minimice Su Humanidad y Maximice Su Divinidad. Como creyentes Nacidos de Nuevo somos humanos y divinos al mismo tiempo. Por nosotros mismos somos claramente humanos y limitados, pero Dios ha escogido morar dentro de nosotros y Él es incuestionablemente divino e ilimitado.

Voy a compartir con ustedes la forma como el Señor me guió a enseñar sobre esto. Esta semana que pasó tuve un tiempo increíble en una conferencia sobre liderazgo en la iglesia en el estado de Georgia. El Señor me usó para ministrar y tuve la oportunidad de ser de bendición a otros, y también estaba agradecido por haber sido bendecido en gran manera.  Regresamos a casa el Sábado y estaba emocionado de ir a la iglesia el Domingo por la mañana. Aquellos de ustedes que tienen niños saben que ellos en ocasiones hacen cosas que a ustedes no les gustan. Ayer en la mañana mi hijo de 7 años no estaba cooperando conmigo y perdí la paciencia. Estaba molesto con él, pero después me molesté conmigo mismo. Yo me permití quedar frustrado antes de partir hacia la iglesia. En el auto puse música de adoración para preparar mi corazón y mente para poder recibir algo de parte de Dios, pero yo estaba batallando con pensamientos de parte del enemigo.

Mientras entrábamos a la iglesia me disculpe con mi hijo por haberme molestado tanto, pero estaba claro que él también estaba molesto, y mientras lo llevaba a la Iglesia infantil yo oré por él, pidiéndole al Señor que lo bendijera para que él pudiera ser bendecido. Al entrar al santuario me sentí muy mal y el enemigo estaba haciendo todo lo posible para decirme que no era digno para ser usado por Dios. Ahora bien, usted puede estar pensando, “¡Vamos Rick, no es para tanto! Supéralo.” Y ahora viéndolo en retrospectiva yo estoy de acuerdo en que no era para tanto, pero era con lo que estaba batallando en ese momento. Al final de nuestros servicios frecuentemente tenemos personas que vienen con motivos de oración y hay veces que terminamos orando por ellos. Mientras transcurría el servicio, el enemigo me estaba diciendo que no sería capaz de orar por nadie ese día y que no estaba listo para ser usado por Dios.

Mientras adoraba, el Padre me recordó acerca de Jesús y del mensaje de la gracia que he estado enseñando. Jesús fue el único humano perfecto. Si alguien podía gloriarse en Su humanidad, ese era Jesús. Pero Jesús escogió no hacerlo. Jesús no descansaba en Su humanidad para nada. Jesús solo dijo las cosas que Él escuchó decir al Padre, y Él solamente hizo las cosas que Él vio hacer al Padre. Mientras el Señor me ministraba durante el servicio de adoración, yo minimicé mi humanidad, tal como Jesús lo hizo, para poder maximizar la divinidad dentro de mí, para poder ser usado por Dios. Como era de esperarse, al final del servicio, algunas personas vinieron con peticiones de oración, fui asignado a orar por un par de ellos, y Dios me usó para Su gloria. No porque yo fuera perfecto, sino tan solo por Su gracia. Durante las próximas semanas aprenderemos cómo Jesús confiaba en el Padre y buscaremos hacer lo mismo.

¿Qué es lo que esto significa para usted hoy?  Aquí tiene algunas ideas rápidamente:

1.  Como creyente Nacido de Nuevo usted tiene una doble ciudadanía: tanto en el cielo como en la tierra.

2.  Usted es humano, pero Dios ha decidido morar en usted.

3.  Usted es humanidad dando residencia a la divinidad.

4.  Usted es imperfección dando residencia a la perfección.

5.  Usted es lo limitado dando residencia a lo ilimitado.

6.  Usted debe menguar o disminuir para que Dios crezca o aumente a través de usted.

7.  Cuando usted se minimice (con sus fallas y defectos), Dios será capaz de maximizar Su gloria a través de usted. No porque usted lo merezca, sino tan solo por Su gracia.

Declaración de Fe: Padre, te doy las gracias por Tu maravillosa gracia. Tú me amas con un amor perpetuo. Tú planeaste usarme aun antes de la fundación del mundo. Tú sabías todos los errores que iba a cometer, y Tu planeaste usarme de cualquier manera, por Tu inmerecida gracia. Tú sabes que no soy perfecto, pero Tú aun me amas. Tú sabes que tengo defectos, pero Tú me sigues queriendo usar. Entre más aprendo acerca de Tu gracia, más y más me doy cuenta de cuánto Tú quieres que me enfoque en Tí, en Tu habilidad, en lugar de enfocarme en mí y en mi errores. Así que, Padre, aunque no tomo mis errores a la ligera y quiero volverme cada vez más como Tu Hijo perfecto, yo se que Tú estás más preocupado con alcanzar al mundo que en mis errores. Por lo tanto, yo menguaré y te permitiré que aumentes en mí y a través de mí. Yo hago morir el yo y permito que Tú vivas a través de mí. Yo soy imperfecto, pero ya que la Perfección mora dentro de mí, yo dejaré que fluyas libremente. Yo tengo límites, pero ya que Tu poder ilimitado ahora mora en mí, yo Te permitiré que me uses para Tu gloria. Yo soy humano y divino al mismo tiempo, pero elijo minimizar mi humanidad, para poder maximizar la divinidad que Tú has puesto en mí. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.