0 Liked

No Pelees Contra Aquello que No Entiendes

Esta mañana continuamos nuestra nueva serie titulada, “El Año de la Manifestación Sobrenatural“, con nuestra mini-serie sobre “Los Milagros de Jesús“.  Durante un par de mensajes hemos visto la historia de Jesús expulsando un demonio de un hombre mudo. Esta mañana me disponía a pasar al siguiente milagro del Señor Jesús, pero fui guiado por Dios a abordar esta situación una última vez. Este es un mensaje muy importante. Por favor abre tu corazón para recibir lo que Dios está diciéndote en esta mañana.

 

Cuando un grupo de personas le llevó a Jesús a un hombre mudo, esperando que lo sanara, Jesús inmediatamente supo que el hombre no necesitaba ser sanado. El hombre no estaba mudo debido a una condición médica o física. Este hombre estaba atado espiritualmente. Estaba poseído por un demonio. Jesús expulsó al demonio fuera del hombre y le devolvió el habla.

 

Los Fariseos eran parte del liderazgo religioso Judío de la época. Ellos deberían haberse alegrado de que el hombre hubiese sido liberado. Deberían haber alabado a Dios por obrar un milagro a través de Jesús. Pero no hicieron nada de esto, porque ya habían decidido que iban a luchar contra cualquier cosa que Jesús hiciera. Olvidar el hecho de que Jesús estaba ayudando a la gente. Olvidar el hecho de que la gente estaba siendo curada. Olvidar el hecho de que un hombre poseído por un demonio fuese librado frente a sus ojos. Los Fariseos estaban tan concentrados en luchar contra Jesús que desecharon cualquier cosa buena que Él hubiera hecho. Mientras el hombre en el texto estaba regocijándose por haber recuperado el habla, lo mejor que los Fariseos podían hacer era afirmar que Jesús había expulsado al demonio por el poder de satanás. Estos líderes religiosos estaban tan cegados por el odio que atribuyeron las obras de Dios a satanás. Es lamentable, pero muchos creyentes están cometiendo el mismo error hoy. Están más motivados por las diferencias en las que han elegido enfocarse, que en el Dios al que deben servir.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?   Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  No luches contra algo solo porque no lo entiendes.

A) Los Fariseos, los Saduceos y el Sanedrín lucharon contra Jesús porque no lo entendieron, ni se tomaron el tiempo para conocerlo. Si se hubieran tomado el tiempo de conocer a Jesús, podrían haber obtenido una revelación de quién era, y podrían haber unido fuerzas con el Mesías. Pero decidieron permanecer en la ignorancia. Su oposición a Jesús fue alimentada por su ignorancia de Su asignación divina. Tristemente, la misma situación puede ser observada hoy en día.

B) Cristianos de diferentes denominaciones, culturas, colores y orígenes étnicos a menudo luchan unos contra otros, porque nunca se han tomado el tiempo para conocerse.

C) Los Cristianos de hoy están enfrentados entre sí sobre por quiénes votaron, o cuáles son sus puntos de vista en cuestiones políticas. No sólo es un caso de “enfocarse en lo poco e ignorar lo mucho“, sino que también es un ejemplo de lo que sucede cuando la gente no toma el tiempo para entender sus diferencias.

D) Tú no tienes que estar de acuerdo con todo lo que tu hermano o hermana en Cristo dice o hace, pero sí debes honrarlos lo suficiente como para querer entender su posición y viceversa. Si nos tomáramos el tiempo de entendernos, el mundo y el Cuerpo de Cristo serían un lugar mucho mejor.

 

2.  Sólo porque tú no has experimentado algo, eso no lo hace algo malo.

A) Los Fariseos y Saduceos lucharon contra los milagros que Jesús realizó, simplemente porque no tenían poder para realizar los mismos milagros. Como no tenían el poder, afirmaron que los milagros debían ser falsos y que el poder tenía que venir de satanás. ¡NO! Sólo porque no has experimentado algo, eso no lo hace algo malo. ¡Dios es mucho más grande que eso!

B) Algunos Cristianos inmediatamente niegan las lenguas, porque nunca han hablado en lenguas. Otros niegan los milagros modernos, afirmando que los milagros eran sólo para la era de Jesús, simplemente porque nunca han experimentado milagros. ¿Pero sabes algo? ¡Dios es más grande que lo que has experimentado!

C) Si no entiendes algo, no hables inmediatamente en contra de eso. Podría ser de Dios. Pídele a Dios que te hable acerca de eso. Si Él te dice que está mal, entonces bien, puede denunciarlo abiertamente. Pero la mayoría de las veces la gente está denunciando las cosas por sus sentimientos y no por la fe verdadera.

 

3.  Se necesita de TODOS nosotros para ser la iglesia universal.

A) En Lucas 9 vemos al Apóstol Juan cometiendo el mismo error de los Fariseos. Juan le dijo a Jesús que él y algunos de los otros discípulos vieron a alguien expulsando demonios en el nombre de Jesús. Juan le dijo: “Le dijimos que se detuviera porque no pertenece a nuestro nuestro grupo.” Juan quiso detener a esa persona, solo porque no formaba parte de su grupo. Esa persona estaba haciendo la voluntad de Dios, pero como no era parte del “grupillo” de Juan, éste le dijo que se detuviera. Jesús le respondió: “¡No lo detengan! Todo el que no está en contra de ustedes está a su favor.” (Ver versículos 49 y 50). Es triste, pero muchos Cristianos hoy están actuando como Juan. Están luchando contra otros Cristianos, simplemente porque no son parte de su “grupillo“.

B) Tu grupo (cualquier grupo con el que puedas asociarte), no tiene el monopolio de Dios. Las personas que no se parecen a ti, hablan como tú, o actúan como tú, pueden caminar con Dios tan íntimamente como tú; Y tal vez incluso más cerca.

 

Declaración de Fe:  Padre, este es un año de Gran Victoria para mí. Este año voy a experimentar la manifestación sobrenatural como nunca antes, porque voy a experimentarte A TI como nunca antes. Entre más me acerco a Ti, menos pienso en mí, y menos crítico me vuelvo. No puedo menospreciar a nadie, porque Tú te has negado a menospreciarme a mí. Hay tanto de Ti que no entiendo, que no puedo inmediatamente descalificar a otros, que dicen ser guiados por Ti, sólo porque no los entiendo. Por lo tanto, seré lento para juzgar. Seré rápido para escuchar. No veo a la gente meramente en la carne. Soy guiado por Tu Espíritu en todos los sentidos. Y busco caminar con mis hermanos y hermanas en unidad, a pesar de nuestras diferencias. Declaro esto por la Fe. En el Nombre del Señor Jesucristo, Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora!