0 Liked

Nuestro Dios es un Buen, Buen Padre

Esta mañana continuamos con nuestra nueva serie titulada “Enfoque Refinado“, con una mini-serie dentro de ella, titulada “Concentrándose en La Palabra“.  Hemos estado estudiando paso a paso la primera mitad del Salmo 1.  En nuestro mensaje anterior llegamos a la última línea. Hoy vamos a volver a la misma línea con un mensaje acerca de nuestro bueno, Buen, Buen Padre. La Biblia dice:

(Salmo 1:1-3 RV60) “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.
(Salmo 1:1-3 ERV) “Las grandes bendiciones pertenecen a aquellos que no escuchan los consejos del mal, que no viven como pecadores, y que no se unen a los que se burlan de Dios. En lugar de ello, ellos aman las enseñanzas del Señor y piensan en ellas de día y de noche. Así que ellos crecen fuertes, como un árbol plantado junto a un arroyo, un árbol que produce fruto cuando debe y tiene hojas que nunca se caen. Todo lo que hacen tiene éxito“.

Chris Tomlin tiene una canción titulada, “Buen, Buen Padre“. Estuve tocando esta canción en mi mente mientras oraba acerca de esta última línea —Todo lo que hacen tiene éxito – esta mañana. En la canción, Tomlin canta ACERCA de Dios, pero también le canta A Dios. Mientras le canta a Dios, Tomlin dice, “¡Eres un buen, buen padre. Es lo que eres, es lo que eres, es lo que eres. Y yo soy amado por Ti. Es lo que soy, es lo que soy, es lo que soy. Eres perfecto en todos Tus caminos!

 

¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Nuestro Dios es a la vez una deidad reinante y un Padre amante. Él gobierna como Señor y ama como un Padre al mismo tiempo.

 

2.  Dios quiere bendecirnos ricamente. Hizo planes para nosotros desde antes de que comenzara el mundo. Sus planes contienen lo mejor que Él tiene para nosotros. Él no hizo planes para que fracasáramos. Él hizo planes para que nosotros tuvieramos éxito. Él hizo planes para dejar una marca en este mundo que no se borrará fácilmente.

 

3.  Como un Dios soberano y Rey gobernante, Dios estableció parámetros y normas de conducta. Como un Padre Celestial cariñoso y atento, Él comparte esos parámetros y estándares de conducta de una manera amorosa. Él no está ejerciendo un señorío sobre nosotros con mano de hierro. No, como un Padre amoroso Él nos advierte que nos mantengamos alejados de las cosas que nos van a separar de lo mejor que Él tiene para nosotros, y que pongamos nuestra atención en las cosas que nos mantendrán en el camino que Él planeó para que nosotros caminemos.

 

4.  Es cierto que Dios le ha dado a creyentes Nacidos de Nuevo poder de lo alto. Sin embargo, tener poder sin parámetros es peligroso. El Padre nos ha dado el poder, pero también nos ha dado normas de conducta. Al observar estas normas de Dios nos mantenemos fluyendo en Su gracia.  Cuando fluimos en Su gracia nos volvemos conductos de Su poder.

 

5.  En el Salmo 1 tenemos instrucciones claras sobre qué hacer y qué no hacer. Nuestro Dios es un Padre tan amoroso que Él se cerciora de enseñarnos Su manera de vivir en Su Bendición. Él quiere que nosotros lleguemos a la última línea en el Salmo 1:3, en la que dice “Todo lo que hace prospera“. Sin embargo, para hacerlo, debemos prestar atención a los consejos de los versículos 1 y 2, en donde Dios nos dice que nos abstengamos de ciertas actividades e influencias, y para dar toda nuestra atención a la Palabra de Dios de día y de noche.

 

6.  Nuestro Dios es un buen, buen padre. Debes comenzar este día confiando en Sus planes, creyendo en Su amor, y abrazando Su gracia.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año, concentrándome en Tu Palabra. Tú eres el único Dios verdadero. Tú te sientas sobre el círculo de la tierra. Tú eres el Rey de Reyes, Tú eres el Rey de reyes y Señor de señores. No hay otros dioseses, solo Tú. Aunque te adoro como mi Señor y Dios, también te aprecio como mi padre. Tú me amas con un amor eterno. Tú has trazado planes para mí desde antes de que comenzara el mundo. Tú te tomas el tiempo  para bendecirme abundantemente. Gracias Padre. Eres un buen, buen padre. Es lo que eres. Y yo soy amado por Ti. Eso es lo que soy. Así que al comenzar este día y todos los días. Soy obediente a Ti en todo momento. ¡Es por eso que todo lo que hago es un éxito! ¡Declaro esto por fe! En el Nombre del Señor Jesucristo.  Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.