0 Liked

Pasando las Pruebas

Esta mañana continuaremos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado.” Hemos estado estudiando un pasaje en 2 Corintios 5 durante más de un mes y nos hemos concentrado en la siguiente declaración durante un par de días: “Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!”(2 Co 5:17). Es cierto que al momento de darke tu vida a Cristo todo es nuevo en el ámbito espiritual. Pero para que puedas experimentar esa novedad en el reino natural, debes desarrollar el enfoque y el carácter requerido para soportar el peso de la gloria asociada con tu misión divina. Habiendo entendido esto, ayer echamos un vistazo a la vida de David y todo lo que tuvo que soportar para convertirse en el hombre que Dios lo llamó a ser. Él fue ungido para ser rey a la temprana edad de 17 años. Pero el llamado de Dios en tu vida no te libra de la preparación necesaria para cumplir con ese llamamiento. David soportó 13 largos años varios desafíos antes de que pudiera ascender al trono. Hemos aprendido algunas cosas sobre el rechazo y la resistencia que es según Dios en el mensaje de ayer. El mensaje de hoy tratará sobre la misma idea.
¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  El éxito privado precede a la promoción pública.

a) Dios se asegurará de que seas puesto a prueba en privado antes de que estés expuesto en público.

b) David mató a un león y a un oso con sus propias manos, sin ningún tipo de multitudes presentes, mucho antes de que matara a un gigante ante un público de compatriotas.

 

2.  Tienes que llegar al punto en el que tu confianza total esté en Dios y no en el hombre.

a) Dios tiene que librarte de la gente antes de que pueda enviarte a la gente.

b) Dios te llama a servir a la gente, pero no puedes depender de aquellos a quienes Él te ha llamado a que alcances. Si pones tu confianza en aquellos a quienes estás tratando de ministrar, no tendrás la confianza para decir o hacer lo que Dios te guíe a decir y hacer. Pero si mantienes tu confianza en Dios, puedes ser una bendición para los hombres.

 

3.  No sólo tu confianza NO debe estar puesta en otros, ni siquiera en ti mismo.

a) Dios no quiere que dependas de tu habilidad humana para cualquier cosa. En cualquier momento en el que estés confiando en tu humanidad, la divinidad estará siendo bloqueada para fluir en abundancia.

b) La Biblia dice: “Las cosas malas pasarán a aquellos que ponen su confianza en las personas. Las cosas malas les sucederán a aquellos que dependen de la fuerza humana. Esto se debe a que han dejado de confiar en el Señor “. (Jer 17: 5).

 

4.  Cuando tu confianza está en Dios y no en el hombre, o incluso en ti mismo, entonces podrás manejar el rechazo.

a) David fue rechazado por su propia familia, su Director Nacional (Saul), sus propios hombres, y aun sus enemigos. Pero ya que él mantuvo su confianza en el Señor su Dios, él pudo superar todos los retos y aguantar hasta que determinó cumplir el propósito de su vida. ¿Aguantarás el tiempo suficiente para convertirte en el hombre / mujer que Dios te ha llamado a ser?

b) No puedes llegar a ser un mensajero del Evangelio de Dios si no puedes manejar el rechazo. La gente que te rechaza, está rechazando a Dios, y debes poder manejar el rechazo y seguir adelante.

 

5.  Tu corazón será puesto a prueba.

a) Ya que David soportó la aflicción y el rechazo, cuando llegó el momento, él estaba listo para ser rey.

b) La promoción según Dios sólo viene después de que Dios pone a prueba la condición de tu corazón.

 

Testimonio: Cuando enseñas (o aprendes) algo como esto, tienes que preparar tu corazón para ser probado. Hubo varias cosas que me sucedieron ayer en las que la gente “me llevó al lado equivocado.”  Me irrité y frustré . Pero esta mañana el Espíritu Santo me recordó lo que he estado enseñando y me dejó claro que estaba siendo probado mi corazón. Con Dios hay que pasar las pruebas de hoy para llegar a ser la bendición de mañana. Recuerda eso la próxima vez que alguien haga algo que no te gusta.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año 2016. Sé que me has llamado a cosas grandes. También sé que debo estar preparado para mi asignación. Así que soporto todo lo que necesito para ser mejor y ser la persona que me has llamado a ser. Mientras eso sucede, puede que sea rechazados o incluso que me falten al respeto. Pero mi confianza no está en el hombre. Puedo que yo mismo me decepcione, pero mi confianza no está en mí. Mi confianza está en Ti y solo en Ti. Pase lo que pase, mis ojos están fijos y enfocados en Ti. Y me niego a perder ese enfoque. Mi corazón se pondrá a prueba, pero voy a pasar todas las pruebas, siempre y cuando mantenga mis ojos puestos en Ti, por lo que puedo permanecer conectado a Tu gracia. Y, por último, Padre, ya que he aprendido a manejar el rechazo y decepción, ¡ahora puedes confiar en mí para llevar el peso de la gloria! Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.