0 Liked

Poder Sobre Una Legión de Demonios

Lee Marcos 5: 1-20

 

Esta mañana continuamos nuestra nueva serie titulada, “El Año de la Manifestación Sobrenatural“, con nuestra mini-serie sobre “Los Milagros de Jesús“. Hoy veremos un encuentro que Jesús tuvo con un hombre poseído por demonios. Esta historia es un poco larga. Haré mi mejor esfuerzo para resumirla.

 

Después de que Jesús reprendió a la tormenta (en nuestro mensaje anterior), Él y los discípulos llegaron a la tierra de Gad. Cuando Jesús salió de la barca, un hombre poseído por un demonio salió de las tumbas para encontrarse con Él. Esta bien podría ser una escena tomada de alguna película moderna. Este hombre estaba en Su elemento. Estaba poseído por una legión de demonios y vagaba por un cementerio de día y de noche, gritando y cortándose con piedras. Cada vez que un grupo de hombres se armaba de  valor para intentar someterlo, lo ataban con cadenas, pero el hombre poseído las rompía, con ayuda del poder sobrenatural de las tinieblas.

 

Este hombre, lleno de demonios, corrió y se arrodilló delante de Jesús. Él gritó con toda su fuerza diciendo: “¿Qué quieres conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? ¡Te ruego en nombre de Dios que no me castigues!”  Nadie le dijo a este hombre quién era Jesús. Él identificó correctamente el nombre natural del Mesías (Jesús) y la posición sobrenatural (Hijo del Dios Altísimo). Esta fue la revelación que vino del reino de las tinieblas. Jesús miró más allá del comportamiento errático del hombre, de su fachada exterior y de su declaración torpe, el tiempo suficiente para ver a un hombre que necesitaba ser liberado.

 

En ese momento el Señor Jesús habló con el demonio. Él le dijo: “¡Sal de este hombre, espíritu maligno! ¿Cómo te llamas?” Y como algo de una película de terror, una voz de adentro del hombre dijo: “Mi nombre es Legión, porque somos muchos”. Pero los demonios sabían que no eran nada ante el poder de Dios en Jesús . Entonces, le rogaron a Jesús que los enviara a una manada de cerdos que estaba cerca. Jesús les concedió su petición y los espíritus malos dejaron al hombre y entraron en los cerdos. La manada de cerdos se precipitó por un precipicio a un lago. Había alrededor de 2,000 cerdos en ese rebaño y todos se ahogaron.

 

La gente que atendía a los cerdos corrió a contar el acontecimiento en la ciudad. Los habitantes de la ciudad rápidamente se reunieron y le pidieron a Jesús que se fuera. Pero ahí estaba este hombre, el hombre que nadie entendía, el hombre que nadie podía contener, el hombre que la gente pensaba que estaba loco, y ahora estaba cuerdo. El hombre había sido atormentado por una legión de demonios y ahora estaba libre. Mientras Jesús se preparaba para entrar en el barco, el hombre recién liberado le rogó que lo acompañara. Pero Jesús le dijo: “Ve a casa a tu familia y amigos. Diles lo que el Señor hizo por ti hoy. Diles cómo el Señor fue bueno contigo.” Así que el hombre se fue y le contó a la gente en las Diez Ciudades acerca de las grandes cosas que el Señor hizo por él. Todo el mundo estaba asombrado.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

  1. Dios se esforzará para venir a tu encuentro en donde te encuentres. Jesús detuvo lo que estaba haciendo, entró en una barca, y viajó a través de una tormenta, sólo para ministrar a uno que estaba siendo atormentado por demonios. Él hará lo mismo por ti. ¡El Dios del universo te buscará sólo para bendecirte!

 

  1. Ningún poder se compara al poder de Dios. Una legión de demonios no era rival para Jesús. Jesús simplemente habló unas cuantas palabras y 2,000 demonios fueron expulsados de un hombre. No dejes que el diablo te engañe pensando que es una pelea justa. El poder de las tinieblas no es rival para el poder de Dios.

 

  1. El poder con el que obró Jesús (un claro poder sobre satanás y el reino de las tinieblas) se te ha dado. En una ocasión Jesús envió a un grupo de Sus seguidores a  ministrar en los alrededores. Cuando los 72 seguidores regresaron de su viaje, estaban muy contentos. Ellos dijeron: “Señor, hasta los demonios nos obedecieron cuando usamos Tu nombre“. Jesús respondió: “Yo vi a satanás cayendo como un rayo del cielo. Él es el enemigo, pero sé que les he dado más poder que él. Les he dado poder para aplastar a sus serpientes y escorpiones bajo sus pies. Nada les hará daño. Sí, hasta los espíritus les obedecen. “(ver Lucas 10: 17-20).

 

  1. Debes contar tu historia. Cuando el hombre poseído por una legión de demonios fue liberado, él quiso ir con Jesús. Jesús no permitió que el hombre lo siguiera y se convirtiera en uno de Sus discípulos, pero Él instó al hombre a que contara su historia. El hombre hizo precisamente eso. Se fue y le contó a las personas en las Diez Ciudades de la región acerca de las grandes cosas que Dios había hecho por él. ¿Y sabes algo? Tú también tienes una historia que contar. Puede que no uses un collar de cura, o puede que nunca estés detrás de un púlpito, puede que no tengas un título, y puede ser que no puedas citar las Escrituras, pero sí tienes una historia que contar. ¡No te quedes con esa historia para ti nada más! ¡Dios ha sido demasiado bueno contigo como para que no lo compartas con otros!

 

Declaración de Fe:  Padre, este es un año de Gran Victoria para mí. Este año voy a experimentar Tu poder sobrenatural como nunca antes. No hay ningún poder como Tu poder. Nada ni nadie se compara contigo. Tienes todo el poder, toda la autoridad y todo el dominio. Jesús venció, para que yo pudiera vencer. Se me ha dado la autoridad para operar en el Nombre de Jesús. Ningún diablo, demonio o influencia demoniaca tienen poder alguno sobre mí. Yo suplico por la Sangre y el poder de Jesús sobre mi familia este día, y me entrego a Ti Padre, para ser usado por Ti, para satisfacer las necesidades de otros. ¡Yo comienzo este día con autoridad divina, poder sobrenatural y completa confianza en Ti! Y no me avergüenzo de lo que has hecho en mi vida. ¡Voy a contar mi historia y decirla a donde quiera que vaya! Declaro esto por la fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora