0 Liked

Pon Manos a la Obra

ACTUALIZACIÓN DE MISIONES: Nuestro equipo Misionero terminó sus actividades en Dominica. Misión cumplida. Ellos salieron al día siguiente de regreso a casa. Gracias por tus oraciones por ellos y gracias por seguir orando por este Ministerio.

 

Ahora vamos a estudiar la Palabra.

 

Esta mañana continuamos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”, siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada “Concéntrate en Perder Tu vida.”  Conforme avanzamos en nuestro estudio vamos a echar un vistazo a las palabras de Jesús en el Capítulo 8 de Marcos una vez más.  La Biblia nos dice: “Entonces llamó a la multitud para que se uniera a los discípulos, y dijo: ‘Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme. Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás; pero si entregas tu vida por mi causa y por causa de la Buena Noticia, la salvarás.’”(Marcos 8: 34,35 NTV)

 

Sigo pensando en este pasaje cuando pienso en mi vida y en la vida de mi esposa. Si bien es cierto que estamos lejos de ser perfectos, puedo decir sin ningún tipo de reserva que estamos llevando a cabo la vida que Dios quiere que vivamos. No queremos nada más que la vida que Dios planeó para nosotros. No queremos más ni menos que la voluntad de Dios. Cuando pienso en algunas de los empresas en las que Dios nos tiene, todo lo que puedo hacer es darle gracias por Su bondad y estar agradecido por el hecho de que Isabella y yo tuvimos el valor de morir a nuestros deseos para poder aceptar, abrazar y buscar los deseos de Dios. Este es un día de introspección para mí y es mi oración que también lo sea para ti.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Necesitas valor para renunciar a tus deseos por los deseos de Dios, porque en la mayoría de los casos Dios no te revelará Sus deseos hasta hayas renunciado a los tuyos.

 

2.  Si tienes el valor de renunciar a ti mismo y rendirte por completo a Dios, Él te llevará en un recorrido que superará por mucho cualquier cosa que hayas podido imaginar antes.

 

3.  El día que dejes de buscar deseos egoístas será el día en que Dios abra la puerta a los “Proyectos de Proporciones Divinas”que Él planeó para ti desde antes de la fundación del mundo.

 

4.  Dios no te dará a conocer completamente Su plan hasta que estés ya muy avanzado en el cumplimiento del mismo. Es por eso que debes comenzarlo. Pon manos a la obra por fe, antes de tener todas las respuestas, y descubrirás que Dios te revelará las respuestas a medida que avances.

 

5.  Prueba a Dios. Si hay algo en tu corazón que Dios te ha llamado a hacer y has estado hablando de ello durante mucho tiempo, pero aun no has comenzado, toma la decisión de empezar hoy. No puedes esperar hasta tener todas las respuestas, porque Dios no funciona de esa manera. Si tuvieras todas las respuestas no tendrías necesidad de la fe. Decide hoy. Empieza. Pon manos a la obra. Deja de sólo hablar de ello y haz algo. Prueba a Dios. Te mereces poner manos a la obra en proyectos de dimensiones divinas para que puedas experimentar el poder de Dios.

 

6.  ¡Tú puedes asistir a la iglesia toda tu vida, puedes leer la Biblia todos los días, pero si nunca INTENTAS hacer algo, tu aprendizaje nunca se convertirá en realidad! ¡La Biblia no está diseñado para ser un libro de texto para estudiar, sino más bien un libro de vida para vivir! ¡Comienza a vivir hoy mismo!

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año al perder mi vida y vivir realmente para Ti. Yo tomo hoy la decisión de poner manos a la obra  en las cosas que has plantado en mi corazón. He tenido mucho tiempo para analizar, reflexionar, formular hipótesis y estrategias. Ahora es el momento de hacer algo. Mi aprendizaje se convertirá en mi vida. Mi educación se convertirá en la aplicación. Puedo ponerme a trabajar  antes de que tenga todas las respuestas, y confío en que Tú me vas a dar las respuestas a medida que avance. He pasado años acumulando conocimiento acerca de Ti. Ahora es el momento de experimentar aquello sobre lo que he estado leyendo. ¡Voy a poner manos a la obra, Padre, en proyectos de dimensiones Divinas, creyendo en que Tú harás más conmigo cuando haya empezado! Hoy es el primer día del resto de mi vida. Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.