0 Liked

Por qué Importa Confiar en Dios

(Isaías 26:3 RV) ¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti;  a todos los que concentran en ti sus pensamientos!

 

Esta mañana continuamos con nuestra nueva serie titulada “Enfoque Refinado”.  Hemos estado estudiando el versículo de Isaías 26:3 durante algunos días. El Profeta nos enseña que hay una clara relación entre la confianza en Dios y la paz que se puede mantener mientras mantenemos nuestros ojos fijos y puestos en Él. El mensaje de hoy sigue esa misma idea. Vamos a continuar con un mensaje sobre por qué la confianza en Dios importa.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Confiar en Dios es importante porque los proyectos divinos enfrentan oposición espiritual.

a.  Si estás haciendo realmente lo que Dios te dijo que hicieras, el reino de la oscuridad hará todo lo posible para hacer que te des por vencido.

b.  Satanás sabe que no puede vencer a Dios, pero también sabe que puedes detenerte tú mismo. Déjame explicar esto. Si tú estás haciendo lo que Dios te dijo que hicieras y su gracia está SOBRE ti para que lo hagas, satanás no puede pararte porque no puede detener a Dios. Pero si satanás puede retrasar el proyecto, hacer que sea más difícil de lo que esperabas, y hacer que las personas se levantan en tu contra, entonces es posible que te des por vencido. Si renuncias, el proyecto habrá terminado y se habrá perdido. Sin embargo, Satanás no te detuvo, sino que te detuviste tu sólo. Tu renunciaste antes de la cosecha.

c.  Cuando estás haciendo lo que Dios te dijo que hicieras, el proyecto será demasiado grande para que pueda lograrlo sin Él. Por esta razón, debes confiar en Él y en el proceso.

d.  La oposición no siempre es una indicación de que estás fuera de la voluntad de Dios. Puedes estar en el centro de la voluntad de Dios cuando “el infierno se desata”. Es por esto que hay que aprender a confiar en Dios a través de la oposición.

 

2.  Confiar en Dios es importante porque los proyectos divinos a menudo toman más tiempo que los planes humanos.

a.  Desafortunadamente, la mayoría de las veces nuestros relojes no están ajustados en el tiempo de Dios. Hacemos planes, establecemos plazos, tenemos horarios, pero recuerda, el enemigo también trata de influir. La oposición del reino de la oscuridad a menudo hace que los creyentes no cumplan con los plazos de los proyectos divinos, y es aquí que debes confiar en Dios. Cuando confías en Dios puedes superar cualquier contratiempo.

b.  Es fácil confiar en Dios y alabarle cuando todo sucede como y cuando quiera que ocurra. Sin embargo, debes mantener tu confianza en Dios cuando las cosas no salen de la manera que querías. Dios sigue siendo Dios y el proyecto aún se realice.

 

3.  Confiar en Dios es importante cuando uno llega al final de la cuerda.

a.  ¿Qué se hace cuando el proyecto está tomando más tiempo de lo que esperabas? Confíar en Dios. ¿Qué se hace cuando el proyecto es mucho más difícil de lo que se esperaba? Confíar en Dios.

b.  Si tienes la fe para aventurarte a realizar proyectos conforme a Dios, sin duda tendrás que añadir la confianza a tu fe cuando te enfrentes a desafíos y contratiempos.

c.  Si tienes la fe para intentar un proyecto del tamaño de Dios un día vendrá cuando sientas que has hecho todo lo posible. En ese momento simplemente tienes que entrar en el reposo de Dios. Si se trata de un proyecto del tamaño de Dios, entonces Dios sabe que no puedes hacerlo sin Él. Él nunca pidió que lo hicieras así. Él te pidió que le creyeras. Tú aportarías la fe, Él proveerá la gracia, y el proyecto se llevará a cabo.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. En esta temporada, renuevo mi enfoque, mi fe y mi confianza. Acepto las tareas divinas. Libero mi fe para intentar proyectos conforme a Dios. Al principio sé que no puedo hacer lo que me pediste hacer sin Ti, así que ni siquiera voy a tratar. Cuando llegue la oposición, ya sé que es un ataque contra Ti y Tus planes. Así que no lo tomo personal y sigo adelante. Mi trabajo NO es hacerlo, sino creer que TÚ puedes hacerlo A TRAVÉS de mí. Sigo creyendo. Confío en ti. Nunca me rindo. Nunca cedo. Nunca renuncio. ¡No importa lo difícil, no importa cuánto tiempo, yo mantengo perfecta paz, porque mis ojos están puestos en Ti y yo confío en Ti! ¡Voy a lograr que se haga! ¡No por mi poder, sino tan sólo por Tu gracia! ¡Declaro esto por fe! En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.