0 Liked

Por Qué Necesitas Una Mente Renovada

(Lee Mateo 15 y Marcos 8)

 

Esta mañana continuamos nuestra serie, “La gracia que es simplemente Maravillosa”, continuando nuestro mini-serie titulada, “El éxito basado en la Gracia (Prosperidad)”. Hemos estado estudiando la vida del Apóstol Pedro y nuestro estudio nos ha traído ahora al Capítulo 15 de Mateo. En este capítulo Pedro le pidió al Señor Jesús que le explicara alo que Él había dicho a los Fariseos. Jesús le explicó, “Pero las palabras que ustedes dicen provienen del corazón; eso es lo que los contamina. Pues del corazón salen los malos pensamientos, el asesinato, el adulterio, toda inmoralidad sexual, el robo, la mentira y la calumnia.  Esas cosas son las que los contaminan.” Tu manera de pensar puede estar llena de gracia (lo que te llevará a un comportamiento basado en la gracia) o puede estar llena de pecado (lo cual te llevará a un comportamiento pecaminoso). De cualquier forma lo que tú haces tiene su origen en tu mente. Pablo dijo, Dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar.” (Romanos 12:2).

 

Hoy vamos a ver cómo Dios espera que nuestras experiencias con Él cambien nuestra forma de pensar, hasta que nuestro corazón y mente esperen lo sobrenatural. Para ilustrar esta idea iremos al capítulo 8 de Marcos. A estas alturas, Jesús ya había alimentado a 5000, a 4000, había caminado sobre el agua, y había detenido tormentas con Sus palabras. Se podría pensar que los corazones y las mentes de los discípulos estarían condicionados a esperar lo sobrenatural a estas alturas. Pero como sucedió a menudo, los discípulos decepcionaron a Jesús.

 

Jesús subió a una barca con Sus discípulos y rápidamente acudieron a Él con un problema. Quien sea que haya sido responsable de traer la comida se le olvidó y todo lo que tenían era una barra de pan. Cuando Jesús les oyó hablar acerca de no tener suficiente comida se frustró. Jesús se dio cuenta de que sus mentes aún no se habían renovado. Jesús dijo: “¿Por qué están diciendo que no tienen pan? ¿Todavía no ven o entienden? Se endurecieron sus corazones? ¿Tienen acaso ojos pero no ven, y oídos pero no oyen? ¿Y no lo recuerdan? Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas canastas llenas de pedazos recogieron?” “ Doce”, respondieron. “Y cuando partí los siete panes para los cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas de pedazos recogieron?” Ellos respondieron: “Siete.” Él les dijo: “¿Todavía no entienden?”

 

¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos:

 

1.  Cuando has Nacido de Nuevo ya no eres natural en este mundo. Lo sobrenatural se supone que es natural para ti.

 

2.  Cuando has Nacido de Nuevo tiene un nuevo Espíritu, pero una mente vieja. Tu mente debe ser renovada con el fin de maximizar tu nueva realidad.

 

3.  Tú nunca vas a funcionar constantemente en el poder sobrenatural de Dios si tu mente no se renueva para esperarlo (por la fe) y aceptarlo (por gracia).

 

4.  El poder de Dios no tiene NADA que ver con el tuyo. Su poder viene libremente, por gracia, para Sus planes y propósitos. Tu trabajo es simplemente creer y recibir.

 

5.  La gracia de Dios te dará el poder para hacer lo que nunca podrías hacer sin Dios. Pero tu mente debe ser renovada antes de poder quitarte los límites de encima.

 

6.  La experiencia que Dios te ofrece está diseñada para ayudar a crecer tu fe hasta que estés abierto a todo lo que Él quiere hacer en tu vida por la gracia.

 

7.  Con cada experiencia con Dios se supone que debe hacer que pienses de una manera diferente.

 

8.  Se supone que los encuentros divinos con Dios te deben ayudar a pensar como Él piensa – sin límites, sin restricciones y sin obstáculos.

 

9.  Se supone que debemos tener el mismo impacto en este mundo que Jesús tuvo. Estamos llamados a continuar lo que Él empezó.

 

10.  Se supone que debes vivir “tal como Jesús lo hizo” en este mundo, pero nunca lo podrás hacer sino hasta que tú mismo te veas como Él te ve.

 

Declaración de Fe: Padre, Te doy gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe. Entre más aprendo sobre Tu gracia, más mi mente se renueva a aceptarla. Yo sé que soy limitado, pero Tú eres ilimitado. Jesús tenía una expectativa para Sus discípulos que operaban en lo sobrenatural. Jesús esperaba que ellos hicieran lo que Él estaba haciendo. Jesús llegó a decir que íbamos a hacer lo que Él hizo, e incluso obras mayores. Tengo la expectativa de lo sobrenatural. Estoy dispuesto a vivir mi vida con una mentalidad que no tiene límites. Así que muero a mí mismo para que puedas fluir libremente a través de mí. Yo menguo y Tú aumentas en mí todos los días. Estoy abierto a lo que Tú quieres hacer en mí, conmigo y a través de mi vida. Tú eres mi Señor, Tú eres mi Rey: ¡Tú eres mi Dios, te adoro y yo vivo para ti! Te doy mi vida y estoy listo para lo que quieras hacer. Tu Palabra me enseña que se supone que debo vivir como Jesús. Por la fe, estoy de acuerdo con Tu Palabra. Yo declaro: “Así como Jesús es, yo soy en este mundo.” No porque yo sea digno, sino tan sólo por Tu gracia. Mi mente está condicionada a esperar que Tu poder fluya en mi vida diariamente. Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.