0 Liked

¿Qué es lo que Quieres?

Esta mañana continuamos nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”. Hemos estado estudiando la Parábola del Sembrador. Jesús dijo:

 

“El campesino representa al que anuncia las buenas noticias.  Las semillas que cayeron en el camino representan a los que escuchan las buenas noticias, pero luego viene Satanás y hace que olviden todo lo que oyeron.

 

Las semillas que cayeron entre piedras representan a quienes oyen el mensaje del reino de Dios y rápidamente lo aceptan con gran alegría.  Pero como no lo entienden muy bien, la alegría les dura muy poco. Tan pronto como tienen problemas, o son maltratados por ser obedientes a Dios, se olvidan del mensaje.

  

Hay otros que son como las semillas que cayeron entre los espinos. Oyen el mensaje, pero no dejan que el mensaje cambie su vida. Sólo piensan en las cosas que necesitan, en cómo ganar dinero, y en cómo disfrutar de esta vida.

  

Finalmente, las semillas que cayeron en buena tierra representan a los que escuchan el mensaje y lo aceptan. Esas personas cambian su vida y hacen lo bueno. Son como las semillas que produjeron espigas con treinta, sesenta y hasta cien semillas.” (Marcos 4:13-20 TLA)

 

Jesús describió tres tipos de malas hierbas en el terreno espinoso: los afanes de este mundo, el amor al dinero y todo lo demás que la gente quiere. Ya hemos cubierto los dos primeros. Tomé un buen tiempo en la enseñanza de las preocupaciones de este mundo y en el amor al dinero, y en cómo esas cosas pueden ahogar la Palabra para que no de frutos en tu vida. Hoy nos desplazamos al tercer tipo de malas hierbas. Cuando Jesús dijo, “todo lo demás que quieren”,  Él estaba hablando de personas que oyen la Palabra, pero que su deseo interno de otras cosas les impide recibir los deseos de Dios y de lo mejor de Él para sus vidas.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  La Palabra obrará en tu vida si tú obras en la Palabra. Pero si desarrolla un ansia  por todo, excepto los deseos de Dios, entonces los deses de tu corazón ahogarán la Palabra y evitarán que ésta de frutos en tu vida.

 

2.  Dios no va a obligarte a que seas bendecido. Su bendición ya se ha reservado para ti y Él está tratando de que puedas andar en ella. Pero si obstinadamente sigues andando por el camino de los deseos egoístas, Él se hará a un lado y te permitirá que recojas la cosecha de tus decisiones.

 

3.  Tú no eres un títere y Dios no es un gran titiritero. Dios no está tirando de las cuerdas. Él ha reservado ya tu bendición y ha preparado tu éxito. Pero la única manera de experimentar lo que Él tiene para ti es que mueras a la persona en la que te convertiste por ti mismo. Puedes morir a ti mismo y vivir la vida que Dios planeó para ti (que es una gran vida),  o puedes seguir viviendo en tus propios términos. Dios te permitirá lo que tú decidas. Puedes elegirle a Él, o puedes escogerte a ti mismo. ¡De cualquier manera, la elección es suya!

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este 2016. Hubo momentos en mi vida en que buscaba otras cosas. Pero esos tiempos han pasado. ¡Yo te quiero! Te doy el primer lugar en mi vida. Tú eres mi prioridad # 1. Yo busco Tu propósito. Quiero llegar a ser la persona que me has llamado a ser. Yo muero al pecado, a mi yo, y al egoísmo. Yo muero a mis intereses egoístas. Yo muero a mí, para que puedas vivir A TRAVÉS de mí. ¡Y al  hacerlo, Tu Palabra funciona en mi vida, produce fruto EN y A TRAVÉS de mí, y Tú me usas para dejar una huella en este mundo que no será fácilmente ser borrado! ¡Declaro esto por fe! En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.