0 Liked
  • January 28, 2014
  • Comments are off for this post.

Renovando Tu Mente (2da Parte)

(Romanos 12:2 NTV) No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.

Esta mañana continuaremos con nuestra serie “La Gracia que es Simplemente Maravillosa.” Ayer les compartí un mensaje acerca de la importancia de renovar nuestra mente. No puedo dejar de enfatizar la importancia de esto. A menos que renueve su mente, usted nunca podrá abrazar por completo la gracia de Dios, porque su vieja forma de pensar se resiste a la bondad de Dios. La vieja mente está basada en las obras, pensando que necesita ganarse todo lo que recibe. La mente nueva está basada en la fe, sabiendo que Dios simplemente quiere que usted crea en lo que Él quiere hacer en su vida. Con eso en mente, vamos a continuar aprendiendo acerca de la importancia de renovar su mente.

¿Qué es lo que significa esto para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos:

1. La vieja mente se enfoca en su poder y recursos limitados, mientras que la mente renovada se enfoca en el poder sin límites de Dios.
a. El diablo quiere que usted se enfoque en su vieja forma de pensar y él hara todo lo que pueda para que piensa que usted no puede hacer lo que Dios le ha llamado a hacer. Y en ese sentido, el diablo tiene razón. Tan solo por usted mismo no podrá, pero con Dios y Su gracia, usted puede.
b. Usted solo (por usted mismo) está limitado.
c. Sin Dios usted tenía que hacer todo por usted mismo y su poder y habilidad, en el mejor de los casos, solamente eran “regulares”. Pero con el poder y habilidad de Dios usted puede hacer todas las cosas. No porque usted sea perfecto, y no porque se lo haya ganado, sino tan solo por la gracia de Dios.
d. Entender la gracia le ayuda a aceptar el poder y habilidad que Dios libremente pone a su disposición. Esto es muy importante porque usted no experimentará el poder de Dios hasta que lo acepte.

2. La vieja mente se enfoca en los errores que ha cometido en el pasado, mientras que la mente renovada se enfoca en el propósito que Dios le ha dado.
a. Cuando el diablo lo ve, él ve pecado, y quiere que usted lo vea también. Cuando Dios lo mira, Él ve a Su Hijo, y Él quiere que usted también vea a Su Hijo.
b. El diablo quiere que usted juzgue su futuro en base a su pasado, mientras que Dios quiere que usted juzgue su futuro en base a Su propósito para su vida.
c. Usted no es perfecto, pero el mensaje de la gracia le recuerda que el Señor Jesús fue perfecto por usted.
d. Usted no es digno, pero el mensaje de la gracia le recuerda que Jesús fue digno por usted.
e. Usted, por sí mismo, no es justo, pero el mensaje de la gracia le recuerda que Jesús fue justo por usted y que El tomó su pecado, para que usted tomara Su justicia.

3. Usted necesita renovar su mente para cumplir la voluntad de Dios.
a. Los planes de Dios para su vida siempre van a superar los recursos de usted –su chequera, su educación, su apellido, sus relaciones sociales, etc.— lo que lo llevará a depender de Él.
b. Los planes de Dios siempre requerirán que Dios se involucre, porque ellos, los planes, siempre serán demasiado grandes para usted solo.
c. Los planes de Dios siempre parecerán “demasiado buenos para ser verdaderos,” y humanamente hablando lo son. Los planes de Dios para nosotros son mucho mejores que cualquier cosa que a nosotros solos se nos hubiera ocurrido. Él planea bendecirnos y usarnos, desde antes de la fundación del mundo, por Su inmerecida gracia.
d. A menos que usted voluntariamente haga morir su yo interno y abrace los planes de Dios por gracia, usted siempre va a estar dudando acerca de los propósitos de Dios, diciéndose que usted no es lo suficientemente bueno y que lo que Dios le está llamando a hacer es demasiado bueno para ser verdad. Pero cuando hace morir su yo interno, Dios puede moverse libremente a través de usted, y el resultado será maravilloso. ¡Usted podrá vivir la vida que Dios quiere que viva!

Declaración de Fe: Padre, te doy las gracias por enseñarme acerca de Tu maravillosa gracia. Entre más aprendo de Tu gracia, más se renueva mi mente para aceptarla. Yo sé que tengo límites, pero que Tú no los tienes. Mi poder y mi habilidad no me pueden llevar muy lejos. Pero Tu poder y capacidad que fluyen a través de mí, me pueden llevar mucho más lejos de lo que jamás imaginé. Tú me has permitido alcanzar Tu poder y habilidad a través de Tu Hijo Cristo Jesús, y declaro por fe que yo hago morir el yo para poder aceptarlo y experimentarlo. El diablo va a luchar en mi contra. Yo lo se. Pero el diablo está derrotado. El diablo me mira y ve pecado, y quiere que me enfoque en ese pecado. Per cuando Tú me ves, Tú ves a Tu Hijo, y Tú quieres que yo me enfoque en Tu Hijo. Yo acepto tu gracia y me enfoco en Tí y en Tus planes para mi vida. Yo sé que Tus planes son mucho más grandes que cualquier cosa que haya imaginado antes. Tú puedes hacer y superar mucho más de lo que yo pudiera pedir o pensar. Así que acepto y abrazo Tus planes por fe, y me preparo para disfrutar la travesía. Tú me salvaste del infierno por medio de la sangre de Tu Hijo Jesús, pero Tú también me salvaste para cumplir Tú propósito y yo buscaré ese propósito por fe, alcanzando lo que me has dado libremente por gracia. 2014 será el mejor año de mi vida, porque lo viviré con una mente renovada. Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.