0 Liked

Sacudiéndote la Presión de Encima

Esta mañana continuamos con nuestra serie titulada “Enfoque Refinado”, siguiendo con nuestra nueva miniserie titulada “Concéntrate en Perder Tu vida.”  Hace un par de semanas comenzamos nuestro recorrido por este pasaje. Vamos a retomarlo hoy.

 

El Apóstol Pablo dijo: “Sea de una forma u otra, el amor de Cristo nos controla. Ya que creemos que Cristo murió por todos, también creemos que todos hemos muerto a nuestra vida antigua. Él murió por todos para que los que reciben la nueva vida de Cristo ya no vivan más para sí mismos. Más bien, vivirán para Cristo, quien murió y resucitó por ellos. Así que hemos dejado de evaluar a otros desde el punto de vista humano. En un tiempo, pensábamos de Cristo solo desde un punto de vista humano. ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora! Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!” (2 Cor 5:14-17 NTV)

 

Hemos estado estudiando la frase: “¡Qué tan diferente lo conocemos ahora!” En nuestros próximos mensajes voy a hacer una transición a las dos últimas frases de este pasaje. Hoy, sin embargo, me siento guiado a considerar la implicación de lo que acabamos de aprender. Hemos pasado aproximadamente un mes estudiando este pasaje y los 9 últimos mensajes, en particular, giraron alrededor de la importancia de la percepción espiritual. Hoy me siento guiado a hablar de “Sacudiéndote la Presión de Encima” Lo que me lleva a tratar hoy está “quitando la presión de usted mismo!”

 

¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes algunos puntos.

 

1.  Muchas personas luchan con las presiones de la vida. Ellos llevan a cabo un debate interno sobre su autoestima, autoimportancia y el significado de la vida. Este debate interno a menudo lleva al estrés, a la tensión y a una presión abrumadora de cumplir. Dios nunca nos llamó a vivir de esa manera. Él nos dio Su Espíritu para que pudiéramos escuchar directamente de Él, para que pudiéramos tener las respuestas a las preguntas más importantes de la vida, y así pudiéramos recibir el poder [sobrenatural] de Su parte para maximizar nuestro propósito y potencial.

 

2.  Tú no fuiste diseñado para vivir la vida con la presión de cumplir. En el Ejército, los Soldados suelen decir, “La presión puede reventar una tubería.” Este es un recordatorio de que la presión puede ser extremadamente perjudicial. Si intentas llevar a cuestas los “afanes” de la vida, estos te serán de mucho peso. Dios te diseñó para que fueras un “dador de cuidados” y no un “portador de afanes”. Dios quiere que eches todas tus preocupaciones y ansiedades sobre Él (1 Pedro 5: 7). Él puede manejarlos; tú no.

 

3.  Escuchar a Dios es fundamental para que le pases la presión a Él.

a) Cuando sabes que has oído de Dios y que estás haciendo lo que Él te dijo que hicieras, tú no tienes ningún tipo de presión. En ese momento debes pasarle toda la presión a Dios. Después de todo, tú estás haciendo simplemente lo que Él te dijo que hicieras.

b) No es la voluntad de Dios que vivas con la presión de cumplir algo. Si deseas llevar alguna presión o carga, que ésta sea la de CREER. Mientras que tú le CREAS a Dios y hagas SOLAMENTE lo que Él te dijo, toda la presión estará sobre Él.

 

4.  Como un creyente Nacido de Nuevo se te manda que trabajes duro en no trabajar.

a) La forma más elevada de la fe es el REPOSO. Cuando estás realmente en la fe, sabiendo que estás haciendo SÓLO lo que Dios te dijo que hicieras, tú puedes entrar en el DESCANSO o REPOSO divino. En ese punto tú descansarás de tus propias obras (Hebreos 4:10).

b) El escritor de Hebreos nos dijo que trabajáramos para entrar en el reposo de Dios (Hebreos 4:11). Él nos estaba enseñando que debemos trabajar duro en NO trabajar. Debemos ejercer presión sobre nosotros mismos para NO asumir ningún tipo de presión por cumplir con algo. Esto no es fácil, porque este mundo está programado para poner el énfasis en la capacidad y el esfuerzo humano. Pero hay que aprender a NO hacer algo sólo porque es posible hacerlo. Sólo debemos hacer lo que Él nos guía a hacer.

c) Cuando te entrenas para vivir la vida de adentro hacia fuera, haciendo solamente lo que Dios te guía a hacer, tú puedes llegar al punto en el que no aceptas ningún tipo de presión para hacer que las cosas sucedan, porque no estas buscando tus propios deseos. Toma mi consejo: esta es una mejor manera de vivir.

 

Declaración de Fe: Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año 2016. Yo estoy aprendiendo a vivir de la manera que Tú quieres que viva. Hubo un tiempo en mi vida cuando yo perseguía mis propios deseos, hacía las cosas a mi manera, y eso significaba que tenía que asumir la presión de cumplir. Si yo no lo hacía, nada se hacía. Si yo no hacía que algo para que ocurriera, simplemente nada ocurría. ¡Pero esos días han TERMINADO! Mi viejo hombre ha muerto. Estoy muerto en Cristo. Morí al pecado, al ego y a mis deseos egoístas. ¡Ahora vivo para TI! Yo sólo hago lo que me dices que haga. Sólo digo lo que me dices que diga. Sólo procuro aquello a lo que Tú me llevas a perseguir. Viviendo de esta manera, mis ojos están puestos en Ti, mi confianza está en Ti, y la presión que solía llevar a todas partes ahora te la he pasado a Ti. ¡Ya no llevo a cuestas pesares, yo los desecho! Estoy viviendo la vida que quieres que yo viva. No puedo ganarme la gracia, pero sí puedo hacer cosas  por la gracia. Yo trabajo todos los días en NO trabajar en mis fuerzas y sólo obrar con Tu fuerza. ¡Viviendo de esta manera estoy libre de la presión de cumplir y tengo la oportunidad de disfrutar de un ambiente libre de estrés a diario! Declaro esto por fe. En el nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.