0 Liked

¡Tiene Que VERLO!

Hoy voy a compartir un mensaje especial contigo. He estado enseñando acerca de la percepción espiritual y este fin de semana prediqué un mensaje que trata de este tema. El mensaje se titula “¡Tiene Que Verlo!”  Me siento guiado a compartirte un enlace al video (en Inglés)  del mensaje completo y un resumen del mismo en La Palabra de Hoy. Aquí están los enlaces  en Vimeo y YouTube para el mensaje:

 

Enlace de Vimeo: https://vimeo.com/168646343

 

Enlace de YouTube: https://youtu.be/60QnRM0WN_k

 

La idea central del mensaje es básicamente la siguiente: El Señor hizo planes para ti desde antes de la fundación del mundo, por lo tanto, la única manera de encontrar el verdadero éxito es descubriendo esos planes y alinear tu vida con ellos.  El pasaje clave de las Escrituras que compartí fue algo que el Señor dijo a través de Salomón:  “Todo lo que ahora existe, ya existía mucho antes; y todo lo que habrá de existir, existe ya. Dios hace que todo vuelva a repetirse.” (Ecl 3: 15 TLA). Salomón nos enseña que todo lo que “es” hoy – todo lo que puedes ver a tu alrededor, todo lo que sucede en tu vida – YA HA SIDO. Eso en sí ya es mucho para digerirlo en la mente, pero como si esto no fuera suficiente, a continuación, Salomón nos dice que todo lo que “será” en nuestro futuro – esas cosas que no han sucedido todavía – ¡también YA HAN SIDO! El texto dice que Dios busca lo que ya ha pasado por (en la eternidad, en Su reino, en Sus planes, en Su mente), para que la historia se repita.

 

La mejor manera que he encontrado para explicar lo que Salomón nos enseña es así: Dios trazó toda tu vida desde antes de que nacieras, A continuación, Él regresó la cinta y pulsó la tecla de ‘play’ (o ‘reproducir’). Cuando Dios te mira hoy, Él está buscando lo que ya había planeado. Dios está procurando que una Historia (Su Historia) se repita en tu vida. La fe, entonces, no se trata de que hagas una larga lista de cosas que quieres y la dejes delante de Dios como si Él fuera Santa Claus. No,  la fe se trata de descubrir lo que Dios ya planeado para tu vida, lo que ya ha preparado para ti por Su inmerecida gracia, y luego tomar decisiones que se alineen con los planes de Dios. Esta es la razón por la que la percepción espiritual es tan vital. Si no lo puedes VER, no vas a saber qué pedir. Si no lo puedes VER, no sabrás cómo orar. Si no lo puedes VER, corres el riesgo de llevar a cabo algo que no es tuyo. ¡Si no lo puedes VER, nunca podrás SERLO y fracasarás en  maximizar el propósito y el potencial que Dios puso en ti!

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos. Deberías ver  el mensaje completo, pero voy a tratar de entresacar algunas joyas hoy para ti.

 

1.  Dios hizo planes para ti desde antes de que nacieras. Por lo tanto, no puedes encontrar el éxito fuera de esos planes.

 

2.  El éxito para el creyente no puede medirse en dinero, casas, coches o tierras. El éxito sólo puede medirse en base al  propósito divino.

 

3.  Dios ya se ha apercibido de todo lo que necesita para que cumplas tu misión divina. Lo hizo por Su inmerecida y maravillosa gracia. Su gracia para tu éxito ya está ahí. La pregunta es, ¿tu fe está allí?

 

4.  Donde no hay gracia no puede haber fe. La fe comienza cuando se conoce la voluntad de Dios. Para poder aplicar la fe debes poder discernir lo que Dios ya te ha dado por gracia.

 

5.  La fe se asoma al reino de Dios (en la eternidad), desde nuestro reino (el tiempo), y luego vuelve y toma decisiones basadas en lo que vio.

 

6.  La fe le permite a un creyente vivir en la tierra, informado desde el cielo, para que pueda experimentar el cielo en la tierra.

 

7.  Tu éxito ya ha sido planeado. Todo lo que necesitas ya ha sido apartado. La voluntad de Dios para hoy  y el resto de tus días ya está definida. ¡Sin embargo, tú debes ser capaz de VERLO! ¡Si no lo puede VER, no lo puedes TENER!

 

8.  Como creyente Nacido de Nuevo el Padre espera que vivas de adentro hacia fuera, que disciernas qué hacer y cómo hacerlo, a dónde ir y qué hacer cuando llegues allí. Viviendo de esta manera podrás vivir tu vida en base a la visión espiritual y no a la vista humana.

 

9.  Lo contrario de la fe no es la duda; lo contrario de la fe es la vista humana (2 Cor 5:7). En general, los seres humanos viven sus vidas por lo que pueden ver con sus ojos naturales; validan sus decisiones en base a la evidencia sensorial (lo que pueden ver, tocar, gustar, oír y oler). Los creyentes Nacidos de Nuevo se supone que deben vivir sus vidas por lo que pueden ver en el Espíritu, aun cuando esto parezca contrario a lo que ven en este mundo; validan sus decisiones con la evidencia espiritual (lo que pueden oír y ver en su espíritu).

 

*** ¡TIENES QUE VERLO!

 

Declaración de Fe:  Padre, este es un tiempo de enfoque refinado para mí. Yo puedo enfocar mi vida en este año 2016. Yo desarrollo mi capacidad de ver en el Espíritu. Tú has trazado planes para mí desde antes de que comenzara el mundo. La única manera en que puedo encontrar el verdadero éxito es mediante la BÚSQUEDA, SEGUIMIENTO y, finalmente, la CULMINACIÓN de tus planes para mi vida. He nacido desde arriba. Tu Espíritu vive en mí. Yo ya no estoy limitado a funcionar como un simple hombre. Soy un hombre-Dios. Me diste Tu Espíritu para que pudiera conocer los planes que has hecho para mí. Tu Espíritu me habla todos los días, y durante todo el día. Yo puedo echar un vistazo al cielo, desde la tierra, para que Tu voluntad sea hecha en la tierra como en el cielo. Soy capaz de mirar en la eternidad, desde el tiempo, y luego volver a vivir lo que vi. Mi éxito está conectado a mi capacidad de VER en el Espíritu. Declaro que VEO con claridad y precisión. ¡Entre más muero a mí mismo, más me bendices para VER! ¡Declaro esto por fe! En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.


¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.