0 Liked

Un Momento En El Tiempo

En primer lugar, ¡FELIZ AÑO NUEVO! Para Isabella y para mí, es nuestra oración que hayas tenido una gran celebración de Navidad y de Año Nuevo. Ahora hemos entrado ya a 2017 y esperamos experimentar un año sobrenatural.

 

En enero normalmente pasamos unas semanas en ayuno y oración, buscando la dirección de Dios para el nuevo año. Hoy comenzamos nuestro ayuno. Esperamos escuchar de parte de Dios acerca de 2017. Ahora bien, Él ya nos ha hablado algunas cosas y sobre eso es que quiero compartir contigo esta mañana.

 

Mientras manejaba hacia el culto de la víspera de Año Nuevo, el Señor comenzó a hablarme acerca de 2015, 2016 y 2017. Fue en el 2012 que Dios comenzó a enseñarme sobre Su gracia y he estado enseñando/predicando sobre la gracia desde entonces. Pero en 2015 el énfasis sobre la gracia alcanzó su punto más alto. La Palabra que el Señor me dio para 2015 fue que sería un año de “Gran Gracia”. Esa palabra fue confirmada por hombres y mujeres de Dios alrededor del Cuerpo de Cristo. La gente estaba predicando y enseñando acerca de la increíble, abundante y desbordante gracia de Dios en todo el mundo. Dios nos estaba revelando cosas que Él quería darnos; Cosas que Él quería hacer en nosotros y a través de nosotros; Cosas que Él quería llevar a cabo en nuestras vidas. Nada de lo que Él nos reveló tenía que ver con nuestra bondad o nuestro desempeño. Se basaba únicamente en la gracia de Dios. Sin embargo, aunque no es necesario que hagas algo para recibir lo mejor que Dios tiene para tu vida, Dios a menudo requiere que estemos listos para recibir.

 

El 31 de diciembre el Señor comenzó a hablarme acerca de estar preparado y de cuántos de nosotros no estábamos listos. 2016 se trató acerca de alistarnos o estar preparados. La mejor manera de describir lo que Dios me reveló es que nuestro pasado y nuestro futuro no estaban alineados o sincronizados. Dios entonces comenzó a decirme que Él nos había ayudado a volver a alinearnos en “un momento” en el tiempo. Esa fue una frase clave. Dios dijo que el cambio al rumbo correcto ocurrió en “un momento”. Inmediatamente pensé que el momento al que Dios se refería era el 31 de diciembre. Pensé que Dios iba a cambiar nuestro rumbo en un momento para recibir lo mejor de Él. Pero Dios me explicó que 2016 fue el “momento”. Todo el año fue simplemente “un momento” de tiempo para Dios.

 

Tomé unos minutos para procesar lo que Dios me estaba diciendo. Dios me estaba diciendo que para Él, 2016 (todo el año) fue como “un momento” en el tiempo. Y en ese momento, Dios nos ayudó a CAMBIAR de nuevo nuestro rumbo y nuestra posición. Ahora tiene sentido por qué la palabra que el Señor me dio para el año 2016 fue de un “Enfoque Refinado“. En mi iglesia la palabra que el Señor dio a mis Pastores para 2016 fue, “Restablecer, Reiniciar y Renovar“. A medida que meditaba en esto el Señor me dijo que Él nos restableció en 2016, como si fuera un simple momento en el tiempo para Él, para que ahora pudiésemos recibir lo que Él quiere hacer en nuestras vidas en 2017. La palabra que el Señor me ha dado Me para 2017 es que este año será un año de Manifestación Sobrenatural. Voy a estar enseñando sobre esto todo el año.

 

¿Qué significa esto para ti hoy?  Aquí tienes algunos puntos.

 

  1. Dios opera fuera de los límites del tiempo. Mientras que nosotros vivimos en el tiempo, Él nos habla desde la posición de la eternidad. Por eso Moisés (Salmo 90: 4) y Pedro (2 Pedro 3: 8) nos explicaron que 1,000 años son como un día para Dios. Si 1,000 años para nosotros son como un día para Dios, entonces uno de nuestros años es simplemente un momento para Él.

 

  1. Mientras que a menudo estamos ocupados con los desafíos cotidianos que experimentamos, Dios tiene el beneficio de saber todo lo que ha pasado y lo que va a pasar. Así que cuando nos habla, lo hace desde una posición de eternidad. Cuando Dios te dice que algo va a suceder AHORA, su eterno AHORA puede no suceder en tu vida durante años. Debes tener la fe para recibirlo AHORA y luego vivir en la fe hasta que se manifieste en la tierra.

 

  1. Dios nos reveló muchas cosas en 2015, el año de la Gran Gracia. Sin embargo, Él no pudo darnos a conocer lo que Él quería darnos hasta que estuviéramos listos para recibirlo. 2016 fue nuestro año para prepararnos. Dios no requiere que te ganes Sus bendiciones, pero Él sí requiere que estés preparado para recibirlas.

 

  1. 2016 fue un año difícil para muchas personas. Pero fue un año necesario. Después de experimentar y pasar 2016, ahora estás listo para recibir en 2017.

 

  1. Cuando Dios nos restableció en el momento en el que Él me lo reveló (2016), Él dijo que nuestro pasado y nuestro futuro ahora están alineados. Ahora puede PROYECTARNOS en el futuro que Él planeó para nosotros.

 

Esto es suficiente por hoy. Me voy a detener aquí y continuaré mañana.

 

*** ¡Prepárate para que 2017 sea un año de Manifestación Sobrenatural!

 

Declaración de Fe: Padre, te doy gracias por darme la gracia de experimentar, aguantar y vencer en 2016. Te agradezco por el cambio de rumbo o dirección. Creo que ahora estoy listo para recibir todo lo que quieres hacer en mí, conmigo y a través de mí. Me entrego a Ti por completo. Todo lo que soy y todo lo que no soy es tuyo. Utilízame para dejar una huella en 2017 que no será fácilmente borrada. 2017 será un año de manifestación sobrenatural para mí. ¡2017 será el mejor año de mi vida! ¡Declaro esto por fe! En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora.