0 Liked

Un Mudo Poseído Por Un Demonio (2da Parte) – Hay Poder en la Unión

Sin embargo, los fariseos dijeron: “Puede expulsar demonios porque el príncipe de los demonios le da poder”.

(Mateo 9:34 NTV)

 

Esta mañana continuamos nuestra nueva serie titulada, “El Año de la Manifestación Sobrenatural“, con nuestra mini-serie sobre “Los Milagros de Jesús“.  Ayer comenzamos a estudiar la historia de Jesús curando a un mudo poseído por un demonio. En realidad, esto no fue tanto una “curación” como una “liberación“, porque el problema del hombre no era médico. Él estaba poseído por un demonio que le había robado la capacidad de hablar. Una vez que Jesús expulsó al demonio del hombre, el habla le regresó. Los testigos de esto estaban asombrados y los Fariseos estaban perplejos. Habían pasado toda su vida trabajando en un séquito religioso, y la gente salía de sus congregaciones en multitudes, siguiendo al milagroso Jesús.

 

Los Fariseos no podían igualar el poder del Señor Jesús, y dado que se negaron a reconocerlo como el Mesías (como debían haberlo hecho), decidieron hacer lo único que podían: pelear en contra de Jesús con uñas y dientes. Después de que Jesús expulsó al demonio, los Fariseos atribuyeron el acto al mismísimo satanás; afirmando que Jesús usó el poder de satanás para expulsar demonios. Era obviamente una acusación ridícula. Jesús respondió: ““..Pero si Satanás está dividido y pelea contra sí mismo, ¿cómo puede sobrevivir su reino? … Entonces, si mi poder proviene de Satanás…Sin embargo, si yo expulso a los demonios por el poder de Dios, entonces el Reino de Dios ha llegado y está entre ustedes.” (Lucas 11:17-20).

 

¿Qué significa esto para ti hoy?   Ayer aprendimos algunas cosas de esta historia. Vamos a entresacar otras joyas el día de hoy.

 

1.  Se supone que tu vida debe ser naturalmente sobrenatural.

A) El Padre ungió a Jesús para hacer ver a los ciegos, caminar a los cojos, oír a los sordos, hablar a los mudos y levantarse a los muertos. El mismo poder sobrenatural se pone a tu disposición a través del Espíritu Santo.

B) No fuiste lleno del Espíritu de Dios para que pudieras vivir DE LA MISMA FORMA en la que vivías antes de nacer. Cuando estás lleno del Espíritu de Dios, ¡lo sobrenatural se supone que debe ser natural para ti!

 

2.  Si has Nacido de Nuevo, debes esperar una manifestación sobrenatural en tu vida.

A) La Biblia nos dice qué señales debemos seguir aquellos de nosotros que creemos (Marcos 16). Pero nunca experimentarás lo sobrenatural si nunca intentas algo que excede la habilidad humana.

B) ¿Podría ser que nunca hayas experimentado a Dios de una manera sobrenatural, porque estás completamente cómodo viviendo una vida que es natural para este mundo?

 

3.  Satanás tiene un reino.

A) Jesús reconoció el hecho de que satanás tiene un reino. Una vez que has Nacido de Nuevo has sido introducido al Reino de Dios (Col 1:13). También hay un reino de satanás. Todos éramos parte del reino de satanás en tiempos pasados ​​(Ef. 2:2).

B) No tienes que negar el poder de satanás, ni debes temerle. Satanás y sus demonios tienen poder, pero no hay poder como el poder de Dios.

C) Jesús nunca tuvo miedo de los demonios. Él simplemente los expulsó. Pero pon atención al hecho de que Él no actuó como si no existieran. Muchos creyentes hoy se niegan a reconocer cualquier actividad satánica o demoníaca. No la glorifiques, pero no actúes como si no existiera.

D) La Biblia nos dice que debemos dar gracias a Dios, que SIEMPRE nos hace triunfar (dándonos la victoria), a través de nuestro Señor Jesucristo. ¿Y sabes algo? No puedes triunfar si no tienes nada sobre qué triunfar. ¡Reconoce el hecho de que TENEMOS oposición, y luego dale a Dios la alabanza por hacerte GANAR a través de Cristo Jesús!

 

4.  Hay poder en la unión.

A) Jesús nos enseñó que un reino dividido no puede prevalecer. La unión trae fuerza, la división trae debilidad.

B) Los Fariseos podrían haber abrazado a Jesús, pero en su lugar se alejaron de Él y luego lucharon contra Él. Satanás siempre intentará traer división.

C) Hoy en día los Estados Unidos, e incluso el Cuerpo de Cristo, parecen divididos en muchos aspectos. No tenemos que ser uniformes para estar unificados. Miremos más allá de nuestras diferencias y busquemos cosas en común. De hecho, tenemos más en común de lo que pensamos. Muchos parecen estar centrándose en las diferencias en este momento.

 

Declaración de Fe:  Padre, este es un año de Gran Victoria para mí. ¡Este año voy a experimentar la manifestación sobrenatural como nunca antes!¡Tú ungiste a Jesús y Tú me has ungido a mí! Yo declaro que los milagros, las señales y las maravillas se manifestarán EN Y A TRAVÉS de mi vida. Lo sobrenatural es natural para mí. Lo creo, lo recibo y lo intento. Y Padre, en esta temporada, yo elijo ser un pacificador y no un romper la paz. Camino en amor, reconcilio al mundo contigo, y reconcilio a mis hermanos y hermanas unos con otros. ¡Estamos unidos bajo la bandera manchada de la sangre de Jesús el Cristo! Declaro esto por la fe. En el Nombre del Señor Jesucristo, Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora!