0 Liked

Una Mente Renovada

 

(Lee Mateo 15: 1-20)
Esta mañana continuamos nuestra serie, “La gracia que es simplemente Maravillosa“, continuando nuestro mini-serie titulada, “El éxito basado en la Gracia (Prosperidad)“. Hemos estado estudiando la vida del Apóstol Pedro y nuestro estudio nos ha traído ahora al Capítulo 15 de Mateo. En este capítulo Pedro le pidió al Señor Jesús que le explicara alo que Él había dicho a los Fariseos. Jesús le explicó, “Pero las palabras que ustedes dicen provienen del corazón; eso es lo que los contamina. Pues del corazón salen los malos pensamientos, el asesinato, el adulterio, toda inmoralidad sexual, el robo, la mentira y la calumnia.  Esas cosas son las que los contaminan.” Tu manera de pensar puede estar llena de gracia (lo que te llevará a un comportamiento basado en la gracia) o puede estar llena de pecado (lo cual te llevará a un comportamiento pecaminoso). De cualquier forma lo que tú haces tiene su origen en tu mente. Pablo dijo, Dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar.” (Romanos 12:2).
 
¿Qué significa esto para ti hoy? Aquí tienes dos puntos:
1.  Se necesita una mente renovada para abrirse a la energía y a los recursos ilimitados de Dios.
a) Tu vieja forma de pensar tomó decisiones en base a tus limitados recursos y poder [humano]. Esto mantuvo tu futuro limitado.
b) La mente renovada toma decisiones en base al poder y recursos ilimitados de Dios. Esto ayuda a que te deshagas de todo límite artificial que hayas puesto en Dios en algún momento.
c) El diablo quiere que te centres en tu vieja manera de pensar. Él hará todo lo posible para conseguir que pienses que no puedes hacer lo que Dios te está llamando a hacer. En cierto sentido, el diablo tiene razón. Por ti mismo no puedes hacerlo, pero con Dios y Su gracia, sí puedes.
d) Por ti mismo estás limitado. Con Dios y Su gracia no tienes límites.
e) Sin Dios tú tenías que hacerlo todo por tu cuenta, y tu poder y capacidad eran ‘regulares’ en el mejor de los casos. Pero con el poder y la capacidad de Dios puedes hacer todas las cosas.
f) La mente renovada acepta el poder y la capacidad que están a tu alcance por la gracia. Esto es muy importante, porque no vas a experimentar el poder de Dios hasta que lo aceptes.
 
2.  Se necesita una mente renovada para cumplir la voluntad de Dios en la tierra.
a) Los planes de Dios para tu vida siempre superarán a tus recursos – tu chequera, educación, condición social, etc. – esto te obliga a confiar en Él.
b) Los planes de Dios siempre requieren de la participación de Dios. En pocas palabras, ¡son DEMASIADO GRANDES para ti! Es por eso que Dios provee la gracia y lo que necesitas es fe.
c) Los planes de Dios siempre parecen “demasiado buenos para ser verdad”, y hablando humanamente lo son. Los planes de Dios para nosotros son mucho mejores que cualquier cosa que hubiéramos pensado o pleaneado por nuestra cuenta. Él planeó bendecirnos y usarnos desde antes de la fundación del mundo, por Su inmerecida gracia.
d) A menos que voluntariamente mueras a ti mismo y abraces los planes de Dios por la gracia, siempre vas a dudar de ti mismo cuando estés dedicado a los propósitos de Dios. Te dirás a ti mismo que no eres lo suficientemente bueno. Pero cuando mueres a ti mismo, Dios puede fluir libremente a través de ti, porque los muertos no se interponen en el camino. Esto te deja en libertad para ser el hombre/mujer que Dios te ha llamado a ser y los resultados serán sorprendentes. Pero no va a suceder hasta que cambies tu forma de pensar.
Declaración de Fe: Padre, Te doy gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe. Entre más aprendo sobre Tu gracia, mi mente se renueva más y más para aceptarla. Yo sé que soy limitado, pero Tú eres ilimitado. Mi poder y habilidad sólo me pueden llevar hasta cierto punto, no muy lejos. Pero Tu poder y habilidad que fluyen a través de mí, me van a llevar más allá de lo que jamás imaginé. Tú has puesto a mi alcance Tu poder y la capacidad disponible para mí, a través de Tu Hijo Jesucristo, y declaro por fe que yo muero a mi mismo para aceptar y experimentarlo. El diablo va a pelear contra mí. Lo sé. Pero el diablo está derrotado. Cuando el diablo me mira, ve el pecado, y él quiere que me concentre en el pecado. Pero cuando Tú me miras, Tú ves a Tu Hijo, y Tú quieres que me concentre en Tu Hijo. Tengo Tu Palabra en mi corazón hasta el punto en el que se renueva mi mente. Yo pienso de una forma nueva. Yo acepto abiertamente Tu gracia y la busco con mi fe. Voy a cerrar el 2015 fuertemente. Este año será el mejor año de mi vida, porque yo vivo con una mente renovada. Padre, estoy abierto a Ti y a todo lo que quieres hacer en mi vida. Declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.
¡Esta es la Palabra de Hoy! Ponla por Obra y Mejora!