0 Liked
  • December 03, 2014
  • Comments are off for this post.

Usted NO se ha Descalificado

Esta mañana vamos a continuar con nuestra serie, “La Gracia que es Simplemente Maravillosa” al seguir estudiando una nueva miniserie titulada “El Éxito Basado en la Gracia (Prosperidad)”, al continuar estudiando la vida de José. Ayer les compartí cómo José se reveló a sus hermanos y enfatizamos algunos paralelos de José con Jesús. Esta mañana nos pondremos en los zapatos de los 10 hermanos que vendieron a José como esclavo unos 22 años antes. Seguro que ellos sintienron algo de temor. El hombre que los había tratado mal unos meses atrás, el hombre con el poder para que los ejecutaran, el hombre con autoridad, era ahora el hombre al que ellos le habían hecho mal. Podemos asegurar que la conmoción inicial de su revelación les causó un gran temor y angustia a través de sus cuerpos.

Sin embargo, también necesito resaltar que los hermanos se deben haber sentido algo aliviados. Durante 22 años ellos pensaron que su error había terminado en la muerte de José. Ellos vivieron para lamentar ese error fatal. Por lo menos, hasta donde ellos podían saber, ellos eran responsables de la muerte de uno de sus hermanos. Ellos también vivieron con una culpa recurrente por el dolor y amargura que le causaron a su propio padre. Cada vez que su padre mencionaba el nombre de José, probablemente ellos recordaban el evento (José gritando desde el foso, pidiendo clemencia y rogándoles que no lo vendieran como esclavo) en sus mentes. Ellos vivieron con esa carga emocional y psicológica. Y ahora, de la nada, un hombre que tenía un puesto de poder en Egipto se reveló a ellos como su hermano que estaba desaparecido. ¡Vaya! Piense en eso por un momento. José, resultaba entonces, no estaba muerto después de todo. ¡José estaba vivo y en buenas condiciones!

Que José siguiera vivo significaba que ellos no tenían que vivir más con la culpa de la muerte sobre sus cabezas. Lo que ellos más temían nunca sucedió en realidad. José les revelaría después que todo lo que pasó sucedió para el bien de toda la familia. Este era uno de esos momentos“casi demasiado difíciles de creer.”

¿Qué es lo que significa esto para usted hoy? Aquí tiene algunos puntos:

1.  Nuestro Dios es un Dios perdonador. Usted no es perfecto y Dios sabe que usted cometerá errores. No solamente Dios ya trazó planes para usted (desde antes que el mundo comenzara), sino que también le dio ya una forma de tratar con sus errores. Juan dijo, “pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”(1 Jn 1:9).

2.  Dios también quiere que usted se perdone. ¿De qué sirve recibir el perdón de Dios si usted va a andar por ahí en cadenas, con una pesada carga de culpabilidad y vergüenza? En muchas ocasiones en esta historia los hermanos de José mostraron la culpabilidad y vergüenza que llevaban a cuestas. Aunque sus faltas ocurrieron 22 años antes, ellos aun llevaban ese peso en sus corazones. Una de las bendiciones más grandes que hemos recibido de Dios es la habilidad de perdonarnos por las cosas que Él ya nos ha perdonado. ¡Cuando usted se perdona usted se permite ser la persona que Dios le ha llamado a ser!

3.  Usted no se ha descalificado. Si usted sigue vivo, si aun corre sangre por sus venas, si aun fluye el aire por sus pulmones, entonces Dios no ha terminado con usted. Usted todavía tiene esperanza. Dios aun tiene planes para usted. Haga morir su yo interno, viva para Dio y vea como Dios se manifiesta a través de su vida.

a)  Dios hizo planes para los hermanos de José antes de que el mundo comenzara. Sus planes eran GRANDES planes. Se suponía que serían los líderes de grandes tribus (que aun permanecen hoy en día). Pero ellos cometieron un gran error. Los hermanos entonces pensaron que se habían descalificado de la bendición de Dios. Esto es lo que el enemigo quiere que piense. No caiga en esta clase de trampa de culpabilidad y vergüenza.

b)  Dios no retira Su llamamiento o Su mission. Él sabía lo que usted iba a hacer antes que lo hiciera, y le llamó de cualquier forma. En el Nuevo Testamento Pablo dijo, “Pues los dones de Dios y su llamado son irrevocables” (Ro. 11:29). ¡Los hermanos de José no habían sido descalificados de Dios y tampoco usted! ¡Usted no se puede descalificar de aquello para lo que Jesús ya lo calificó!

c)  Permita a Dios que resucite sus sueños y esperanzas que estaban muertos. No hay nada imposible para Dios. Piense en aquellas cosas que ha dejado de desear, piense en sus sueños perdidos y en sus aspiraciones, piense en las oportunidades que dejó pasar en su vida, ahora confíe en que Dios le dara VIDA a a esas situaciones muertas. ¡Dios respiró VIDA de nuevo en los sueños de lo shermanos y Dios hará lo mismo por usted!

Declaración de Fe: Padre Te doy gracias por enseñarme acerca de Tu gracia y de mi requerimiento de vivir por fe. Entre más estudio Tu gracia, mejor equipado estoy para vivir por fe. Mi fe se tambaleaba cada que mi conducta lo hacía. Mi fe vacilaba cuando tomé decisiones pobres. Mi fe fallaba cuando yo fallaba en la vida. Pero yo no vivo más así. Mi fe es fuerte, porque está cimentada y anclada en Tu amor y gracia hacia mí. Mi fe no depende de que yo sea ferfecto o sin errores. Mi fe está conectada a Tu incansable dedicación hacia mí y a los planes que Tú hiciste dede antes que el mundo comenzara. Así que, Padre, Ya no me angustio por errores que he hecho. Sigo vivo y aun quieres usarme. Yo sigo respirando y Tú sgues queriendo que camine de acuerdo a mi llamamiento. Sangre aun corre por mis venas y mi tarea aun sigue esperándome. Yo no me he descalificado, porque Jesús me calificó con Su amor, Su gracia y Su perdón. Yo he recibido Tú perdón y también he recibido el poder de perdonarme yo mismo. ¡Siempre hacia adelante…..Nunca hacía atrás! Lo mejor de parte de Dios aun no sucede en mi vida! Yo declaro esto por fe. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

¡Esta es la Palabra de Hoy! Póngala por Obra y Mejore.